Los nuevos ataques de Donald Trump contra los inmigrantes

TRUMP.
El presidente de EU buscará la reelección en 2020
TRUMP.
El presidente de EU buscará la reelección en 2020

Los nuevos ataques de Donald Trump contra los inmigrantes

TRUMP.El presidente de EU buscará la reelección en 2020
AP
José Aristimuño
Exsubsecretario de Prensa del Partido Demócrata y Presidente de la consultoría política, NOW Strategies
2019-04-17 |16:53 Hrs.Actualización16:53 Hrs.

El fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, a última hora de este martes, anuló una decisión que había permitido a algunos solicitantes de asilo pedir una fianza ante un juez de inmigración, en un fallo que amplía la detención indefinida para algunos inmigrantes que deben esperar meses o años para que sus casos sean atendidos.

El primer fallo de la corte de inmigración del recién designado fiscal general del presidente Donald Trump está en consonancia con los movimientos de la administración para reprimir el proceso de asilo cuando decenas de miles de centroamericanos en su mayoría cruzan los Estados Unidos para pedir refugio. Los tribunales de inmigración de los Estados Unidos están supervisados por el Departamento de Justicia y el Fiscal General puede decidir en casos para establecer un precedente legal.

Este fallo es la última instancia en la que la administración Trump está tomando una línea dura contra los inmigrantes que buscan refugiarse en los Estados Unidos.

Además de esto, últimamente la administración ha estado implementando una política para devolver a algunos solicitantes de asilo a México mientras sus casos se abren camino a través de los tribunales atrasados, una política que ha sido impugnada con una demanda por varios grupos, incluyendo el Sindicato Americano por las Libertades Civiles, el Centro Legal de la Pobreza, y el Centro de Estudios de Género y Refugio.

Varios altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional fueron expulsados este mes por las frustraciones de Trump con una afluencia de migrantes que buscaban refugio en la frontera sur de los EU, incluido el máximo funcionario, la ministra del Departamento de Seguridad Nacional, Kirtjen Nielsen.

Por lo general, los migrantes que ingresan entre puertos de entrada son sometidos a procedimientos de "remoción expedita", una forma más rápida de deportación reservada para las personas que ingresaron ilegalmente al país en las últimas dos semanas y se encuentran detenidas a menos de 160 kilómetros de una frontera terrestre. Los migrantes que se presentan en los puertos de entrada y solicitan asilo no son elegibles para la fianza.

Pero antes del fallo de Barr, aquellos que habían cruzado la frontera entre los puntos de entrada oficiales y habían pedido asilo eran elegibles para la fianza, una vez que habían demostrado a los oficiales de asilo que tenían un temor creíble de persecución.

Sobre la decisión de Barr de permitir que la administración de Trump retenga a los solicitantes de asilo indefinidamente sin el debido proceso, muchos defensores de los inmigrantes en Estados Unidos han estado alzando sus voces.

“Este es el último ataque despiadado del gobierno de Trump en contra de todas aquellas familias que huyen de la violencia y la pobreza en sus países de origen. En lugar de abordar las causas profundas de la crisis humanitaria en Centroamérica y en nuestra frontera, Trump continúa impulsando su agenda anti-inmigrante. Ese temor no es nada más que un intento de castigar a las familias que buscan asilo y distraer al pueblo estadounidense de cómo las políticas de Trump están perjudicando a las familias trabajadoras todos los días”, comentó el abogado de inmigración y presidente de Sanabria y Asociados, Gunther Sanabria.

“Si algo está claro es que la última movida del Presidente no solo es inconstitucional, pero también una clara representación de abuso de poder,” dijo Sanabria.

Y si algo está claro, con la elección presidencial del 2020 ya en proceso, el tema migratorio será clave para las elecciones de noviembre del año que viene.

Con más de 15 candidatos demócratas en la contienda presidencial, los aspirantes tendrán que ser claros, contundentes y tener soluciones para resolver la crisis migratoria que vive el país.

Actualmente, más 58 millones de la población americana son de origen hispano o latino. Sin embargo, más del 11% de la población electoral de los Estados Unidos, es de origen Latino.

Y si algo está claro, es esto: sea cual sea el partido ganador, los latinos, y sobre todo los mexicanos en los Estados Unidos se harán sentir en las elecciones del 2020. Y si son ignorados, ningún candidato, incluyendo Donald Trump, podrá llegar a la victoria.