Enrique Quintana: ¿Ya aplanamos la curva?

Debemos cumplir los protocolos para regresar poco a poco a las actividades, sino los contagios se elevarán
Debemos cumplir los protocolos para regresar poco a poco a las actividades, sino los contagios se elevarán

Enrique Quintana: ¿Ya aplanamos la curva?

El COVID-19.Debemos cumplir los protocolos para regresar poco a poco a las actividades, sino los contagios se elevarán
autor
Enrique Quintana
Director General Editorial de El Financiero.
2020-05-20 |07:18 Hrs.Actualización07:18 Hrs.

1-¿Ya se aplanó la curva a nivel mundial?

Hay que distinguir qué curva es la que queremos observar. La de casos acumulados difícilmente se va a aplanar porque incluye siempre los casos previos. La única manera de que estuviera plana es que por diversos días los nuevos casos fueran cero y eso no va a pasar en mucho tiempo.

En realidad, lo que es más útil observar es la curva en la que se representan los nuevos casos. El 18 de mayo alcanzaron en el mundo 88 mil 300. Un mes antes, el 18 de abril, fueron 73 mil 400. Si se observa físicamente la curva se puede detectar que las cifras fluctúan en un rango más o menos constante desde el 4 de abril. Sin embargo, se trata de una ‘meseta’. No hay una tendencia a la baja, ya que mientras algunos países vienen claramente a la baja otros van visiblemente hacia arriba.

2-¿En qué países la tendencia es a la baja y en cuáles va en ascenso?

Obviamente los de Asia van marcadamente a la baja. Con todos los bemoles que tenga la información de China, solo el 10 de mayo reportaron 20 nuevos casos, y en el resto del mes, ninguno. En Corea del Sur, el 18 de mayo hubo 13 nuevos casos; en Japón, 20.

En los países de Europa que tuvieron alto contagio, España e Italia, claramente va a la baja. En Italia hubo 450 nuevos casos, la cifra más baja desde el 3 de marzo. En España, fueron 469, la más baja desde el 10 de marzo.

Estados Unidos sigue siendo el país con el mayor número de nuevos casos por día, con 21 mil 600; pero hay dos más que van creciendo: Brasil, con 14 mil 300 nuevos casos y Rusia, con 8 mil 900 nuevos casos.

3-Y en México, ¿cómo va la curva de nuevos casos?

Los casos nuevos del 18 de mayo fueron 2 mil 414. Ayer llegaron a 2 mil 713. Se trata del nivel máximo registrado en un solo día, y eso, con todos los problemas que implica el bajo volumen de pruebas practicadas. El volumen total de exámenes aplicados es de 185 mil 775, lo que equivale a 1 mil 442 por cada millón de habitantes. Seguimos en el último lugar de este parámetro entre los 20 países de más contagios, por eso el volumen total probablemente tenga una subestimación mayor que la que tienen otros países. Y por cierto, en el número de muertos, que ayer alcanzaron 334 más, estamos en el cuarto lugar mundial, solo atrás de Estados Unidos, Brasil y el Reino Unido.

4-¿Qué posibilidades reales existen de que la tendencia sea realmente a la baja?

Se ve poco probable. El gobierno ha emitido señales contradictorias. Por un lado, ha presumido que México ha manejado muy bien la pandemia y que eso ha permitido que la actividad se reanude en los llamados “municipios de la esperanza”. A nivel estatal, algunos gobiernos, como el de Nuevo León, han relajado el confinamiento. Pero, por otro lado, sigue habiendo un llamado a quedarse en casa porque estamos aún en una fase de alto contagio, como lo indican las cifras señaladas.

El resultado es que con estas señales cruzadas, más y más personas están desestimando la relevancia de la cuarentena y además, salen del confinamiento sin las normas más elementales de protección. Eso puede reactivar los contagios, si no es que ya sucedió y veremos el resultado en los próximos días.

5-¿Hay condiciones para terminar el confinamiento en 11 días?

Me temo que no en la mayor parte de los casos. No parece que seamos muy proclives a seguir con rigor los protocolos que se van a necesitar para regresar a la actividad sin detonar nuevamente una ola de contagios. Por ejemplo, de acuerdo con los indicadores de movilidad de Apple, el pasado fin de semana, el tráfico en la CDMX y en las más importantes zonas urbanas del país fue el más elevado desde los últimos días de marzo.

Ojalá nos equivoquemos, pero me parece que el riesgo de terminar el confinamiento desordenadamente es real, lo que puede dar pie a un rebrote que profundice tanto la crisis económica como la de salud.