Enrique Quintana: ¿Por qué va a ganar Biden?

El candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos tiene altas posibilidades de ganar la elección
El candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos tiene altas posibilidades de ganar la elección

Enrique Quintana: ¿Por qué va a ganar Biden?

Joe Biden.El candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos tiene altas posibilidades de ganar la elección
Lev Radin / Shutterstock.com
autor
Enrique Quintana
Director General Editorial de El Financiero.
2020-11-02 |12:53 Hrs.Actualización12:53 Hrs.

Tendría que ocurrir una sorpresa enorme para que Joseph Biden no se convierta en el próximo presidente de los Estados Unidos.

Le presento algunos de los datos que claramente apuntan a ese resultado.

1- Prácticamente nadie duda que Biden ganará ampliamente el voto popular. El promedio de las encuestas que publica RealClearPolitics indica que la intención de voto es del 51.1 por ciento por Biden contra 43.9 por ciento por Trump, la diferencia es de 7.2 puntos. Si pensáramos en alrededor de 160 millones de votos por emitirse, 13 millones más que en 2016, Biden ganaría por 11.5 millones de votos a Trump.

2- Como le hemos explicado en otras ocasiones en este espacio, lo decisivo en Estados Unidos es el triunfo en los votos electorales. Se necesitan 270 votos electorales para ganar la elección. De acuerdo con las encuestas estatales, Biden tiene ahora 216 votos seguros, mientras que Trump suma 125. Biden requiere adicionar 54 votos exclusivamente. Si Biden consolida su ventaja de entre 4 y 6 puntos en Michigan, Wisconsin, Minnesota y Pennsylvania, entonces sumaría 56 votos, los que le darían la victoria. Si llegara a ganar en estados en los que tiene una ligera ventaja como Florida y Ohio, obtendría una victoria contundente. Trump requiere ganar 145 votos adicionales a los que tiene seguros, lo que se ve muy complicado.

3- El muy conocido modelo predictivo de Nate Silver establece que Biden tiene un 89 por ciento de probabilidades de obtener más de 270 votos electorales, mientras que la probabilidad de que Trump gane es de 10 por ciento. Es decir, no es imposible que Trump gane, pero es muy poco probable.

4- Un argumento que se esgrime por los partidarios de Trump es que en 2016 las encuestas fallaron y pueden volver a hacerlo en 2020. La realidad es que las encuestas acertaron al resultado nacional de hace cuatro años. Entonces, las encuestas apuntaban una ventaja de 2.2 por ciento para Hillary Clinton. En la realidad, ganó por 2.0 puntos, lo que muestra lo certero que fueron. En todo caso, fallaron en un puñado de estados en donde Trump logró el triunfo y sumó los votos electorales necesarios para ganar. Hoy, la perspectiva es diferente pues incluso en votos electorales, Biden está muy por arriba.

5- El muy probable triunfo de Biden no significa que vaya a conocerse necesariamente el triunfo en la noche de mañana. Pero sí es posible. Hasta ahora se estima que alrededor de 92 millones de personas ya emitieron su voto, pero no en todos los estados se puede contar con anticipación. Así que es muy probable que haya votos por contar al término del día de mañana. Los expertos anticipan que el voto anticipado tenga un sesgo demócrata que no necesariamente se vería en el voto emitido en las urnas el día de la elección, de modo que el resultado puede cambiar cuando se tenga la votación completa.

6- Los escenarios más probables son los de un amplio triunfo a favor de Biden, tanto en los votos anticipados como en la votación del día o bien, una victoria cerrada de Biden que probablemente permita que en los primeros conteos se coloque adelante Trump, lo que pudiera generar una situación de incertidumbre política en los próximos días y podría dar lugar a un desconocimiento de los resultados por parte del presidente.

Mi percepción es que no habrá tal crisis derivada de la incertidumbre por la gran ventaja con la que ganará Biden, pero habrá que esperar hasta mañana.