Enrique Quintana: Hay que olvidarse del regreso en mayo

Todos los días millones de funcionarios se exponen en la línea de defensa para detener los efectos del virus
Todos los días millones de funcionarios se exponen en la línea de defensa para detener los efectos del virus

Enrique Quintana: Hay que olvidarse del regreso en mayo

El apoyo.Todos los días millones de funcionarios se exponen en la línea de defensa para detener los efectos del virus
Cuartoscuro
autor
Enrique Quintana
Director General Editorial de El Financiero.
2020-04-13 |06:54 Hrs.Actualización06:54 Hrs.


Cuando se pone lupa a las tendencias de la pandemia y se proyecta cómo pueden estar las cosas al final de este mes, lejos de pensar en la posibilidad de que se levanten las restricciones a la movilidad, todo indica que, en términos de contagios, y de demanda de atención hospitalaria y fallecidos, aún falta lo peor.

Es simplemente asunto de aritmética.

Veamos algunos de los datos.

1-Desde el 5 de abril hasta el día de ayer, el total de los casos nuevos a nivel mundial ha vuelto a crecer, salvo el día de ayer. Previamente, parecía que tendríamos unan tendencia clara a la baja y no fue así. El 5 de abril hubo 73 mil nuevos casos en el mundo y el 10 de este mes la cifra llegó a 96 mil nuevos casos. La cifra de 79 mil 800 nuevos casos de ayer puede ser esperanzadora pues va a la baja, pero es pronto para pensar en un cambio de tendencia.

2-El comportamiento es muy diferente según los países. En las naciones europeas que más sufrieron, España e Italia, claramente los casos nuevos van a la baja. Al comenzar el mes, en España hubo 8 mil 195 casos nuevos diarios y ayer ya fueron 4 mil 754. En Italia, la baja se dio de 6 mil 203 el 26 de marzo a 4 mil 694 ayer. Sin embargo, en Estados Unidos no se han logrado disminuir de manera significativa los nuevos casos, sino tan solo estabilizarlos. El 10 de abril hubo 30 mil nuevos casos.

3-El proceso epidémico va en olas y relevos. Mientras que China está en proceso de salir lentamente del encierro y regresar a la gente a la calle de manera muy gradual y controlada, otras naciones están con incertidumbre del momento en el que eso pueda ocurrir; otras más, como Estados Unidos, están entrando quizás a la fase más crítica y algunas más están en proceso de incremento rápido del número de contagios, como las de América Latina.

4-A lo largo de abril, el crecimiento del número de contagios totales en el mundo ha tenido un ritmo de 6.9 por ciento diario. Si esa tasa se mantuviera, terminaríamos este mes con 6.5 millones de personas contagiadas. Hasta este momento la tasa de letalidad es de 6.2 por ciento, pero ha ido creciendo. Aun si se mantuviera fija, en el mundo habrían fallecido 400 mil personas al final del mes. Es decir, entre hoy y el final de mes morirían 285 mil personas aproximadamente por el coronavirus.

Veamos ahora algunas tendencias en el caso de México.

5-La cifra de casos confirmados al día de ayer fue de 4 mil 661. Esto significa que en el curso del mes de abril hubo un crecimiento promedio diario de 11.2 por ciento. Bajo los parámetros del modelo presentado por las autoridades de salud, podría estimarse que el número total de casos en el país es de 39 mil personas. Si el ritmo se mantuviera el resto del mes, llegaríamos a 31 mil 500 casos confirmados al final de abril y a una estimación de contagios de 267 mil personas en todo el país. Hoy solo Estados Unidos tiene una cifra superior a ese registro.

6-La tasa de letalidad en México es de 6.3 por ciento contra los casos confirmados. Si esa proporción se mantuviera, llegaríamos a 1 mil 984 fallecidos hacia el final del mes. El problema es que el número de fallecidos crece mucho más rápido que el número de casos, con una tasa de 19.3 por ciento al día. Si la estimación se hace considerando esa tasa, llegaríamos aproximadamente a 7 mil 100 muertos al final de este mes.

7-El problema principal que vamos a enfrentar es la demanda de atención hospitalaria. Se estima que un 16 por ciento de los contagiados (cifra en México) requerirán ser hospitalizados. Bajo la estimación de los contagios efectivos a final del mes, habría una demanda de 42 mil 700 camas de hospital adicionales. Y, en el caso de quienes requieren un ventilador, la cifra podría llegar a 9 mil 300 para este fin de mes.

Obviamente, las cifras son meras estimaciones, pero basadas en los porcentajes oficiales. Independientemente de que no resulten precisas, lo que es un hecho es que la demanda de atención hospitalaria, así como de cuidados intensivos probablemente asociada al uso de un ventilador, va a crecer exponencialmente en las siguientes semanas en México y tendremos quizás la mayor crisis de salud de la historia reciente.

Espero equivocarme, pero creo que apenas estamos a las puertas de un verdadero infierno en las siguientes semanas.