Enrique Quintana: El PRD podría decidir el resultado de 2018

La clave.
La fuerza electoral del perredismo será decisiva para inclinar la balanza en la elección presidencial de 2018
La clave.
La fuerza electoral del perredismo será decisiva para inclinar la balanza en la elección presidencial de 2018

Enrique Quintana: El PRD podría decidir el resultado de 2018

La clave.La fuerza electoral del perredismo será decisiva para inclinar la balanza en la elección presidencial de 2018
Twitter/@PRDMexico
Enrique Quintana
Director General Editorial de El Financiero.
2017-06-12 |08:02 Hrs.Actualización08:02 Hrs.

Los resultados de las elecciones del 4 de junio muestran que las alianzas se convertirán quizás en el factor decisivo, y específicamente las que eventualmente pueda formar el PRD. 

Le presento algunos análisis a una semana de los comicios. 

1. El PRI fue el partido que más votos recibió.

Sumando los votos de las cuatro entidades en las que hubo elecciones, el PRI obtuvo directamente 2.6 millones de sufragios. 

Si consideramos adicionalmente, los que recibieron quienes usualmente son sus aliados en elecciones federales (PVEM y Panal), la cifra llega a 3.2 millones de votos, cifra que es equivalente al 31.4% de los votos válidos.

2. Morena fue la segunda fuerza política del país.

Morena participó por primera vez con candidatos a los gobiernos estatales y a las presidencias municipales que estuvieron en disputa, y se convirtió en la segunda fuerza política en el conjunto de los cuatro estados, al obtener 2.5 millones de sufragios, equiparables al 24.5% de los votos válidos. 

Le ganó al PAN con 656 mil votos y al PRD con 1.1 millones de votos.

3. El PRI fue el partido que más votos perdió respecto a los comicios previos.

Si consideramos las elecciones previas a las tres gubernaturas y a las presidencias municipales de Veracruz, los votos conseguidos por el PRI y sus aliados ascendieron a 5.1 millones de sufragios. 

Esto quiere decir que lo recibido en esta ocasión fue 1.9 millones menos.

4. El PAN también perdió votos en estas elecciones.

Los votos obtenidos por el blanquiazul en las elecciones previas ascendieron a 1.9 millones, mientras que ahora la cantidad total fue de 1.8 millones, lo que implica haber recibido 141 mil votos menos, equivalentes a un descenso de 7.1%.

5. El PRD fue también partido perdedor de votos.

La pérdida absoluta fue de 142 mil 800 votos, apenas un poco más que el PAN. En las elecciones previas obtuvieron una suma de 1.4 millones de votos, mientras que en esta ocasión fueron 1.3 millones. 

La pérdida fue menor de lo que podría esperarse ante el crecimiento de Morena.

6. Morena quitó votos a todos los partidos.

En los comparativos contra los comicios previos, Morena se convirtió en el partido con mejores resultados en su aparición, en toda la historia electoral de esos estados. 

Es interesante comparar que los 2.5 millones de votos obtenidos deben haber correspondido en buena medida a la pérdida de votos del PRI y sus aliados, que ascendió a 2 millones. 

De los otros 500 mil votos, 283 mil corresponden a pérdidas del PAN y del PRD, y la diferencia fue de nuevos votantes.

7. Los resultados de estas elecciones destacan la relevancia de las alianzas.

Si el PAN y el PRD hubieran presentado candidatos comunes en los cuatro estados y se hubieran sumado los votos obtenidos, habrían alcanzado el 31.2% de los votos totales, apenas ligeramente por debajo de lo obtenido por el PRI y sus aliados, y significativamente por arriba de los conseguidos por Morena.

Y si el PRD se hubiera aliado con Morena y sus votos se hubieran sumado, su votación habría llegado a 37.6%, por mucho, la mayor que habría en estas elecciones.

En las elecciones federales del 2018, si el PRD va solo o con partidos pequeños, acercará el triunfo al PRI; si se arrepiente AMLO de lo dicho ayer y va con el PRD, seguramente ganaría; si va con el PAN, puede convertir a esa alianza en seria aspirante a ganar.