Alejandro Moreno: Los antivacuna

De acuerdo a encuestas, los jóvenes son los más renuentes a ponerse la dosis contra el coronavirus
De acuerdo a encuestas, los jóvenes son los más renuentes a ponerse la dosis contra el coronavirus
De acuerdo a encuestas, los jóvenes son los más renuentes a ponerse la dosis contra el coronavirus
De acuerdo a encuestas, los jóvenes son los más renuentes a ponerse la dosis contra el coronavirus

Alejandro Moreno: Los antivacuna

Antivacuna.De acuerdo a encuestas, los jóvenes son los más renuentes a ponerse la dosis contra el coronavirus
Nación321
autor
Alejandro Moreno
Director de encuestas de Nación321
2021-02-19 |07:04 Hrs.Actualización07:04 Hrs.

Hace unos días circuló en redes sociales un anuncio británico en el que dos celebridades del mundo del espectáculo, Elton John y Michael Caine, promueven la vacuna antiCovid-19. Verlos me hizo pensar si acaso las encuestas en ese país están mostrando una mayor renuencia de los hombres a vacunarse que de las mujeres. El hecho de que son actores de edad mayor se entiende más, ya que la población a la que se ha priorizado la vacunación en varios países, incluido México, es de mayor edad. El mensaje pro vacuna en estos momentos parece ir muy dirigido a ese target.

Con eso en mente, resulta interesante ver cómo las actitudes hacia la vacuna en nuestro país, especialmente la actitud antivacuna, varían según las características sociodemográficas de los entrevistados. Las recientes encuestas nacionales de El Financiero nos ofrecen esa información.  

En las encuestas hemos incluido una pregunta relativa a si la vacuna contra el coronavirus desean ponérsela lo más pronto posible, si prefieren esperarse o prefieren no ponérsela, opciones que captaron el 48, 39 y 12 por ciento de las respuestas en enero, respectivamente, y el 54, 36 y 7 por ciento en la primera quincena de febrero.

También hay una opción para quienes dicen ya haberse puesto la vacuna, la cual seguramente irá creciendo, pero por ahora tiene pocos casos para analizarla (apenas 1 y 3 por ciento en cada mes). Conforme vaya aumentando ese segmento de vacunados podremos contrastar la encuesta con los datos oficiales, que en este caso servirán de parámetro, pero lo interesante de tener este indicador en las encuestas es que lo podremos relacionar, eventualmente, con otras actitudes y preferencias, incluidas las opiniones políticas rumbo a las elecciones.

Concentrándonos en la respuesta que refleja el deseo de no vacunarse, la encuesta de enero revela que, efectivamente, los hombres en México son más renuentes a la vacuna que las mujeres, con 14 por ciento de ellos y 10 por ciento de ellas que prefiere no ponerse el biológico.

La encuesta de febrero registró una baja en la actitud antivacuna, al 7 por ciento, siendo entre los hombres 8 por ciento y entre las mujeres 6 por ciento. Esta disminución en el rechazo a la vacuna quizás es resultado de ver que ya comenzó a ponerse masivamente sin noticias relevantes de padecimientos o problemas graves.  Aun así, los hombres en México se muestran ligeramente más renuentes a la vacuna que las mujeres.

¿Qué nos dice la encuesta por grupos de edad? Que los jóvenes están más renuentes a la vacuna que los mayores: en enero, el 17 por ciento de los entrevistados de 18 a 29 años dijo que prefiere no vacunarse, frente al 11 por ciento entre los de 30 a 49 años, y al 6 por ciento entre los de 50 años o más. La brecha entre jóvenes y mayores fue de 11 puntos. En febrero bajó a solamente 3 puntos. Al parecer, la campaña de vacunación puede no solamente estar reduciendo la animadversión hacia la vacuna, sino también borrando las diferencias de actitud entre los grupos sociales.

La variable que arrojó resultados más peculiares es la escolaridad, de la cual yo hubiera esperado que a mayor escolaridad menor rechazo a la vacuna. En enero no fue así: el rechazo a la vacuna alcanzó 11 por ciento entre los mexicanos de escolaridad básica y media, y 14 por ciento entre los de escolaridad universitaria. Es una diferencia pequeña pero sorprendente. Y no fue accidental: en febrero, el rechazo fue de 5 y de 7 por ciento entre los segmentos de educación básica y universitaria, respectivamente. Resulta muy curioso que entre la población con mayores estudios el rechazo a la vacuna sea, hasta ahora, ligeramente mayor.

La vacunación es la gran apuesta para salir de la pandemia. Las actitudes antivacuna en México lucen minoritarias pero no son irrelevantes. Los hombres y los jóvenes han estado más renuentes hacia la vacuna, pero eso parece estar cambiando. Habrá que estar al tanto de cómo va evolucionando el asunto.

Fe de erratas: en la columna anterior de Las encuestas, Vociferantes vs. intensos, el gráfico indicaba una encuesta nacional de enero de 2020; debe ser enero 2021.