Frank Aguirre: A la Calle

¿Qué sigue?
Continuar con las iniciativas, vigilar que no se herede la corrupción, regresar a las calles.
¿Qué sigue?
Continuar con las iniciativas, vigilar que no se herede la corrupción, regresar a las calles.

Frank Aguirre: A la Calle

¿Qué sigue?Continuar con las iniciativas, vigilar que no se herede la corrupción, regresar a las calles.
Nación321
Frank Aguirre
Candidato independiente a Diputado del Distrito 2 de BCS
2018-07-18 |06:10 Hrs.Actualización08:30 Hrs.

Éramos unos locos, contestatarios, irreverentes y temerarios. 

Éramos un puñado de ciudadanos soñadores, pequeños Davides luchando contra un Goliat, nos alimentábamos del optimismo de todos, la solidaridad nos sostenía y como el Milagro de los Panes, de la nada alcanzaba para todos. 

Dejaremos hoy el Piso Abierto que albergó las esperanzas y los sueños de campaña, las aspiraciones democráticas, la lucha de todos por nuestra ciudad, se cierra un ciclo y por fin me permito abrir la compuerta de las lágrimas contenidas para levantar el ánimo y dar fuerza a los fatigados, a los que lo dieron todo a cambio de nada, solo por dar y por hacer.Me permito llorar por la vulnerabilidad de quienes sienten sus sueños truncados, me duele su dolor de ver herida su nobleza pero también pienso que la derrota última es la muerte y a nosotros en este tiempo no se nos ha muerto nada, ni siquiera este sueño democrático, ojalá lo pudiera hacer, entender, saber transmitir: que está bien que lloremos para limpiar el alma y aprender de la intensa experiencia, para ser capaces de ver lo que otros vieron con tanta claridad y pudieron triunfar.

Hay que rehacerse y reorganizarse, elaborar nuevas agendas y dilucidar las nuevas batallas ante este cambiante entorno político y social, bienvenida la ahora llamada cuarta transformación porque nos encontrará despiertos y aguerridos!! 

¡Viva la democracia, viva la ciudadanía crítica!

LUCHAMOS CONTRA LA HISTORIA

Éramos unos clasemedieros en su mayoría, nuestro mensaje muchas veces se diluía en nuestra ingenuidad, y a pesar de nuestro esfuerzo y genialidad, no fue suficiente para convencer en masa que el cambio éramos nosotras las personas, no Frank Aguirre, no las Candidaturas Independientes, si no la idea y la forma alternativa de hacer política en la que el poder institucional se delegue a los barrios, a los gestores sociales, a los liderazgos comunitarios, y eso no se hace ni se logra en unas solas elecciones. 

Ese es el mayor aprendizaje de esta cruzada. Por que si creemos que la única forma de resolver nuestros problemas es en las elecciones, entonces creemos en una argucia. Sin duda las elecciones son un factor clave para la política (sociedad, cultura, economía, etc.) pero no es la única senda.

La generación de activistas, ergo generación política, que surgió posterior al 68, al halconazo del 71, al fraude del 88, sabía que la chamba iba para largo. Ganarle al hartazgo colectivo y al trabajo generacional era luchar contra la historia. 

Esa generación (y algunos contemporáneos) hace dos semanas  logró una tercer alternancia en nuestro país, desafortunadamente en el camino abandono lo local por el presidencialismo y con ello obtuvimos de regreso en la política local a ciertos personajes reciclados que ponen en peligro nuestra salud, integridad, y a nuestra democracia, pero no están solos, no estamos solas, estamos organizados, no es para nada como antes, la situación ahora es diferente y si esta“transformación” se dice ser como una emanada del pueblo y que rendirá cuentas a nosotras, ahí estaremos para demandarles, para hacerles rendir cuentas, y también si cumplen su palabra, colaborar para restaurar este país.

NO LLEGAR AL CONGRESO, ¿ES O NO UN FRACASO?

Para nada debe de considerarse esto como un fracaso, sobre todo cuando con nuestras propias herramientas vencimos a 10 partidos en lo individual, con tan solo 10 meses de organizarnos. Considero sumamente importante en listarlos:

PRI, PAN, PRD, PT, PES, PRS, Verde, MovimientoCiudadano, Nueva Alianza y BCS Coherente.

Eso, sin experiencia previa de cómo hacer campañas, además que la hicimos como siempre la habíamos anhelado. En ese sentido, somos un ejemplo de organización,porque subimos el nivel de política en la ciudad y posicionamos que ya no es rentable hacer política  a la antigua: comprando votos, prometiendo mentiras, generando basura electoral. Demostramos que con unos pesos es posible competir en unas elecciones.

No es un fracaso, pero si fallamos a nuestro objetivo principal, que era poner un pie en el congreso local. Sin embargo logramos vencer varios obstáculos y le dimos la vuelta al país ¿cuando una candidatura a diputado local  en esta ciudad había tenido espacio mediático en lo nacional? el trabajo de comunicación fue excelso, y eso motivó a que personas extraordinarias volvieran a creer en la política, para ello me permito compartirles un caso:

Mi maestra y por unos años directora de tesis (que además vive en el distrito 2), socióloga con doctorado, profesora-investigadora que pertenece al sistema nacional de investigadores, votó por nosotrxs. 

En sus propias palabras: “Nunca ha sido un secreto que soy anarquista y no me interesaba participar en las elecciones hasta ahora que hubo opciones verdaderas y honestas, frente a tanto desastre, muertes, corrupción, no votar es una postura evasiva y cero comprometida con la realidad”, me dice que desde la década de los 70 no votaba, que en el 2000 fue únicamente a anular su voto, desde entonces hasta hace dos semanas no solo votó por esta campaña, fue asesora en varios procesos y observadora de casilla. De ese nivel es el compromiso que logramos despertar en cientos y miles de personas en la ciudad.

EL SALTO AL VACÍO

Este esfuerzo fue ejemplar por muchos motivos, pero sobre todo, porque dimos ese paso que todos los demás no se han atrevido a dar. Ese que deseamos en cada plática sobre política y de cómo cambiaríamos todo. 

No fue fácil, no lo seguirá siendo y no va a ser rápido. 

Pero NUNCA lo llamaría una derrota, mucho menos fracaso, y espero que los demás en el equipo compartan la misma interpretación. Porque ganamos mucho y ahora tenemos una de esas cosas que no se compran con dinero: lección aprendida. 

Si perder unas elecciones NO es un fracaso ¿entonces que SÍ lo es? Una derrota si sería que dejara de levantar la mano y que se apagaran las ganas de un cambio, que los discursos se volvieran solo aire y que nos quedáramos solo con la sombra de lo que pudo ser nuestra agenda... Y no, no sería en todo caso una derrota para mi, sería una derrota para nosotros los ciudadanos. 

Se que muchos no pudieron apoyarme como les hubiera gustado, se que muchos tuvieron miedo de involucrarse, se que otros fueron suspicaces y desconfiaron, esa es una de las lecciones aprendidas para ustedes ¿cómo involucrarse con tan poco tiempo o nula experiencia? se puede, se aprende sobre la marcha. 

Se que muchas de ustedes también están peleando sus batallas y les prometo que tampoco me voy a rendir. 

Mañana todos seremos más fuertes. No, nos vamos a dividir, ni permitiré que en nuestro equipo se asuman posiciones divisorias, tampoco rechazaremos a nadie, personas, sectores u organizaciones.

Por último, me queda claro que NADIE va a venir a ayudarnos, querida y querido lector, tú, yo, nosotras, somos la caballería.

SACIAMORBOS

¿Qué sigue?  Fácil. 3 cosas: 

1.- Darle continuidad a nuestras iniciativas y que se las apropie la nueva bancada.

2.- Vigilar que la corrupción no se herede a la nueva aplanadora legislativa, ni que sea una costumbre para el nuevo partido en el poder.

3.- Agradecer al 10% del electorado que nos eligió, con trabajo de base, comunicando, acompañándoles. Queda volver al barrio, regresar a donde todo comenzó:  Nos vemos en las calles.

P.D. Esta columna fue elaborada con los mensajes que hemos recibido de muchos ustedes a lo largo de estos días post-electorales. Gracias por su ánimos. Gracias por sus palabras.