Así ha evolucionado el humor político en la pantalla chica

Los peluches.
Este programa de humor político tuvo un espacio en la barra nocturna de Azteca 7 en 2003
Los peluches.
Este programa de humor político tuvo un espacio en la barra nocturna de Azteca 7 en 2003

Así ha evolucionado el humor político en la pantalla chica

Los peluches.Este programa de humor político tuvo un espacio en la barra nocturna de Azteca 7 en 2003
Youtube
2016-11-21 |11:41 Hrs.Actualización20:42 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Tenemos que reconocer que nos gusta reír con nuestros políticos, ¿o de ellos?

Todo en este mundo evoluciona y el humor político no es la excepción. 

Desde hace ya décadas, la bien conocida polaca ha sido un tema abordado en la televisión mexicana ya sea con críticas, parodias y hasta peluches. Recordamos cómo ha sido la evolución del humor político en la pantalla chica. 

LOS PIONEROS

Los comediantes Héctor Lechuga y Jesús Salinas fueron pioneros en llevar el humor político a la televisión abierta.

En su programa Cotorreando la noticia, transmitido en 1980 por el Canal 13, que en ese entonces era propiedad del Estado, los comediantes parodiaron a los expresidentes Gustavo Díaz Ordaz, Miguel de la Madrid y al exregente del Distrito Federal, Ernesto Uruchurtu.

Aunque la emisión continúo por algunos años más, la crítica a políticos y funcionarios del gobierno se apagó a principios de los noventa, según narró el propio Lechuga en una entrevista concedida a Proceso.

Otro de los pioneros fue Héctor Suárez con su programa ¿Qué nos pasa?, trasmitido por Televisa entre 1985 y 1987.

El programa nunca hizo una crítica directa a un funcionario, pero se burlaba de la burocracia y la clase política en general a través de personajes como Señor diputado.

La segunda etapa de ¿Qué nos pasa? comenzó en 1998 y culminó en el 2000.

EL HUMOR ÁCIDO DE BROZO

Víctor Trujillo, a través de su personaje Brozo, llegó a la radio mexicana en 1994 con su programa El Mañanero, una emisión de crítica y análisis de noticias con un tono sarcástico.

Tras estar seis años al aire, El Mañanero se mudó a Canal 40, donde sólo estuvo dos años. 

En 2002 llegó a las filas de Televisa donde realizó críticas a diversos funcionarios del gobierno e incluso a los presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. 

Con los cambios realizados en Televisa, El Mañanero terminó sus transmisiones el pasado 24 de junio.


PARODIAS CON PELUCHES

En 1996, el programa Los Peluches transmitido en Televisión Azteca, parodió directamente a personajes como Elba Esther Gordillo, Diego Fernández de Cevallos, Vicente Fox, Carlos Salinas, Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, nunca realizaron ataques directos al entonces presidente Ernesto Zedillo.

Los Peluches tenían un espacio dentro del noticiario estelar de la televisora, Hechos, pero en 2003 tuvieron su propio espacio en la barra nocturna de Azteca 7.

Los últimos programas de Los Peluches fueron transmitidos en 2012 y sus ataques se concentraron directamente en el entonces Instituto Federal Electoral (IFE).

LOS PELUCHES RELOADED

Sin embargo, TV Azteca anunció que su programa de los peluches regresaba a la pantalla este noviembre, pero ahora con personajes más actuales como los estadounidenses Hillary Clinton y Donald Trump, así como los actuales presidentes de los partidos mexicanos: Ricardo Anaya (PAN), Enrique Ochoa (PRI), Andrés Manuel López Obrador (MORENA) y Alejandra Barrales (PRD).

Ya veremos cuánto tiempo dura al aire el programa. 

HUMOR CONTRA TODOS

El Privilegio de mandar, programa realizado por Televisa, agarró parejo.

La serie, que inició en 2004 y finalizó en 2006, se mofaba de todos los personajes políticos de aquellos años, pero en especial del presidente Vicente Fox y su esposa Martha Sahagún. 

Uno de los ingredientes que mantuvo la serie viva fue que los episodios coincidían con la coyuntura política. El Privilegio de mandar, terminó una semana después de las elecciones presidenciales de 2006 que ganó Felipe Calderón.

¿EL REGRESO DEL HUMOR POLÍTICO?

El nuevo programa de Televisa Esta noche con Arath desempolvó un ingrediente que desde hace tiempo no se veía en la televisión abierta mexicana: el humor político. Aunque por muy poco tiempo.

El programa, transmitido los lunes en el canal 2 de televisión abierta, retomó elementos que habían quedado atrás desde el sexenio del presidente Felipe Calderón.

Por ejemplo, durante su primera transmisión del 22 de agosto, tocó el tema sobre el reportaje de Aristegui Noticias donde acusaron al presidente Enrique Peña Nieto de plagiar a diversos autores para hacer su tesis de licenciatura.

Sin embargo, lo que parecía una señal de que la sequía de humor político terminaba para la televisión mexicana, en realidad solo fue un destello, pues el programa ya fue sacado del aíre.

LAS REDES SALEN AL QUITE

Tras la salida de este tipo de programas en la barra nocturna de la televisión abierta, las redes sociales tomaron la estafeta. Los cibernautas son implacables y están atentos al mínimo resbalón de los políticos o cualquier personaje público para crear memes, videos, frases y cualquier tipo de chiste.

Sin embargo, videobloggers como Chumel Torres o @Callodehacha apostaron por hablar de política desde esta plataforma pero de una forma más fresca y sarcástica.