Trump ‘va muy bien’ y no tiene dificultad para respirar, reportan médicos

El mandatario reacciona favorablemente al coctel químico que ha recibido tras dar positivo a COVID-19
El mandatario reacciona favorablemente al coctel químico que ha recibido tras dar positivo a COVID-19

Trump ‘va muy bien’ y no tiene dificultad para respirar, reportan médicos

En cuarentena.El mandatario reacciona favorablemente al coctel químico que ha recibido tras dar positivo a COVID-19
AP
2020-10-03 |11:57 Hrs.Actualización11:57 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el mandatario de Estados Unidos fue uno de los líderes del mundo que minimizó el COVID-19

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no presenta fiebre ni dificultades para respirar después de ser diagnosticado con COVID-19, informó este sábado el equipo de médicos que lo atiende en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed.

"En este momento, el equipo y yo estamos muy contentos con el progreso que el presidente ha mostrado. Va muy bien", dijo Sean Conley, doctor de la Casa Blanca, en conferencia de prensa.

Agregó que la leve tos y la fatiga y congestión nasal que el mandatario presentó el jueves se estaban "resolviendo y mejorando".

No obstante, Conley se negó a responder directamente varias preguntas sobre la salud de Trump, incluido qué tan alta era la fiebre el jueves o si el presidente ha recibido oxígeno suplementario para ayudarlo a respirar.

Tras ser cuestionado sobre los factores de riesgo del presidente de EU, Conley respondió esto:

"Tiene 74 años, es hombre y tiene un poco de sobrepeso. Aparte de eso, está muy sano", explicó.

Conley dijo que había pedido a Trump que acudiera al centro médico militar a pesar de síntomas aparentemente leves, "porque es el presidente de Estados Unidos".

El viernes, The New York Times reportó que el mandatario estadounidense tenía fiebre, tos y congestión nasal.

"Esto es grave", dijo la fuente en condición de anonimato, y describió a Trump como muy cansado, muy fatigado y con algunos problemas para respirar.

Con aspecto fatigado y con fiebre, Trump fue trasladado en helicóptero al hospital militar el viernes en la noche. Allí, el presidente de Estados Unidos recibió remdesivir tras someterse a un tratamiento con un fármaco experimental en la Casa Blanca.