Trump manda asesinar a Qassem Soleimani, jefe de las fuerzas de élite de Irán

El jefe de las fuerzas militares fue identificado por un anillo
El jefe de las fuerzas militares fue identificado por un anillo

Trump manda asesinar a Qassem Soleimani, jefe de las fuerzas de élite de Irán

Qassem Soleimani.El jefe de las fuerzas militares fue identificado por un anillo
AP
2020-01-03 |08:25 Hrs.Actualización08:25 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque desde hace varios meses, Trump había amenazado con atacar Irán 

El Pentágono confirmó la noche del jueves que el Ejército de Estados Unidos mató a Qassem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de élite de Irán, por orden del presidente Donald Trump .

"Por orden del presidente, el ejército de Estados Unidos ha tomado medidas defensivas decisivas para proteger al personal estadounidense en el extranjero, dijo el departamento de Defensa".

El general Soleimani estaba desarrollando planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidense en Irak y en toda la región, de acuerdo con el gobierno estadounidense.

Qassem Soleimani murió este jueves en un ataque aéreo estadounidense en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Bagdad.

En el ataque también pereció Abu Mahdi al Muhandis, subcomandante de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), un grupo paramilitar apoyado por Irán, según las fuentes.

Horas más tarde, el presidente Trump tuiteó al respecto y justificó el ataque.

El líder supremo de Irán, Ayatollah Ali Khamenei, advirtió que se "está esperando una fuerte represalia" después de que un ataque aéreo estadounidense matara al general iraní Qassem Soleimani.

Al Muhandis había llegado al aeropuerto en una caravana de vehículos para recibir a Soleimani, cuyo avión vino procedente de Líbano o Siria. El ataque aéreo ocurrió apenas después de que Soleimani descendiera del avión.

Soleimani, un veterano de la guerra Irán-Irak, era un nombre familiar en Irán, donde se le celebró por ayudar a derrotar al grupo ISIS en Irak y Siria y contrarrestar la influencia estadounidense.

El régimen iraní estará bajo "fuerte presión" para contraatacar, dijo Paul Pillar, exfuncionario de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos y miembro senior no residente de la Universidad de Georgetown en Washington. 

“Muchos iraníes considerarán este evento de la misma manera que los estadounidenses considerarían, por ejemplo, el asesinato de uno de los líderes militares estadounidenses más conocidos y admirados. El potencial de esta escalada ha aumentado repentinamente ”.

Trump había tuiteado una advertencia de graves consecuencias para la agresión iraní, con un giro alegre al final: “¡Pagarán un PRECIO MUY GRANDE! Esto no es una advertencia, es una amenaza. ¡Feliz año nuevo!"

El asesinato de un miembro tan prominente de la jerarquía iraní fue inesperado. El ataque fue alabado por algunos en Washington el jueves por la noche, aunque también se expresaron dudas.

Lo ocurrido en Bagdad este jueves marcó el último de una serie de episodios violentos que han tensado las relaciones hostiles entre Irán y Estados Unidos, que comenzaron la semana pasada cuando un contratista estadounidense murió en un ataque con misiles contra una base militar iraquí en Kirkuk.

Mark Dubowitz, director ejecutivo de la Fundación para la Defensa de las Democracias, con sede en Washington, dijo que "el régimen en Irán ahora enfrenta su peor pesadilla: un presidente de Estados Unidos dispuesto a una escalada utilizando todos los instrumentos del poder nacional".