¿Qué está pasando en Noruega y las muertes ligadas a la vacuna de Pfizer?

33 mujeres y hombres de ese grupo de edad fallecieron tras recibir las dosis, lo que 'encendió las alarmas'
33 mujeres y hombres de ese grupo de edad fallecieron tras recibir las dosis, lo que 'encendió las alarmas'

¿Qué está pasando en Noruega y las muertes ligadas a la vacuna de Pfizer?

Vacunación.33 mujeres y hombres de ese grupo de edad fallecieron tras recibir las dosis, lo que 'encendió las alarmas'
Schutterstock
2021-01-18 |12:29 Hrs.Actualización12:29 Hrs.

Las autoridades sanitarias de Noruega buscaron disipar las preocupaciones de seguridad planteadas por la muerte de algunos pacientes ancianos después de que fueron vacunados contra COVID-19, diciendo que no hay evidencia de un vínculo directo, reportó Bloomberg.

Los informes iniciales de Noruega encendieron la 'alarma' a medida que el mundo busca signos tempranos de posibles efectos secundarios de las inyecciones.

Aunque los médicos dicen que es posible que los efectos secundarios de la dosis puedan agravar enfermedades subyacentes, esperaban que los residentes de hogares de ancianos murieran poco después de ser vacunados porque los decesos son más comunes entre los pacientes ancianos más frágiles y enfermos.

"Claramente, el COVID-19 es mucho más peligroso para la mayoría de los pacientes que la vacuna", señaló Steinar Madsen, director médico de la Agencia Noruega de Medicamentos, este lunes, y agregó que es difícil probar una conexión entre la vacuna y las muertes. "No estamos alarmados".

En Noruega, 33 personas de 75 años o más murieron después de la vacunación, según las últimas cifras de la agencia. Todos ya estaban gravemente enfermos, aseveró.

El país escandinavo ya ha inoculado a casi toda la población de su hogar de ancianos, con más de 48 mil personas inyectadas hasta este día.

Las muertes reportadas están muy por debajo de 1 de cada mil pacientes de hogares de ancianos que deben ser vacunados, afirmó.

Los efectos secundarios de la inmunización pueden, en algunos casos, "llevar a los pacientes a un curso más grave de la enfermedad subyacente", destacó Madsen. "No podemos descartar eso".

Solicitud de Hong Kong

Otros países, incluidos Alemania e Israel, también han informado muertes de personas que fueron vacunadas recientemente, sin identificar vínculos causales.

El panel asesor de vacunas designado por el gobierno de Hong Kong expuso que está buscando más datos de los gobiernos noruego y alemán sobre incidentes relacionados con la inyección de Pfizer-BioNTech, que ha sido aprobada en el territorio.

Los expertos en vacunas y envejecimiento habían pronosticado desde el principio que las defunciones después de la vacunación en pacientes de alto riesgo podrían causar confusión.

"Los adultos mayores frágiles fallecen con frecuencia, y no creo que la gente se dé cuenta de eso", indicó Keipp Talbot, profesor asociado de medicina en la Universidad de Vanderbilt, que asesora a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos sobre el uso de vacunas. "Mi preocupación era que presentáramos la vacuna y la gente pensaría que estaba matando gente".

Talbot fue la única persona en el panel asesor de los CDC que recomendó no ofrecer las vacunas COVID-19 primero a las personas mayores y enfermas en los asilos de ancianos, no porque le preocupara que pudieran sufrir daños, hizo hincapié, sino porque le preocupaba que fuera inevitable las muertes poco después de las inyecciones reducirían la confianza en las vacunas.

Talbot mencionó que también pensó que podría ser un mejor uso de los escasos suministros para inmunizar a las personas que rodean a los ancianos y enfermos.

Una métrica clave sería comparar la cantidad de personas que normalmente morirían en un hogar de ancianos con la cantidad que fallece poco después de recibir la vacuna COVID, añadió Talbot.

Muertes diarias

"Es importante recordar que alrededor de 45 personas mueren todos los días en hogares de ancianos en Noruega, por lo que no es un hecho que esto represente un exceso de mortalidad o que haya una conexión causal", aseveró Camilla Stoltenberg, directora del Instituto Noruego de Asuntos Públicos Salud.

Hasta el viernes, Noruega solo había utilizado la vacuna proporcionada por Pfizer Inc. y BioNTech. Las empresas ahora están trabajando con el país nórdico para investigar las muertes. El primer informe de seguridad a nivel europeo sobre la vacuna Pfizer-BioNTech se publicará a finales de enero.

Lo que dice Bloomberg Intelligence...

"El concepto de limitar las vacunas COVID-19 a los menores de 75 años no está respaldado por los datos de EU que cubren a más de 14 millones de personas inoculadas, muestra nuestro análisis, a pesar de que Noruega informó una tasa de mortalidad mucho más alta después de usar la vacuna Pfizer-BioNTech.Las muertes excesivas de Noruega sugieren que se trata de sujetos con enfermedades graves no controladas", dio a conocer Sam Fazeli, analista sénior de la industria de Bloomberg Intelligence .

Madsen dijo que no espera un resultado diferente con otra vacuna, de Moderna, que se presentó en Noruega el viernes. Al igual que la inyección de Pfizer-BioNTech, utiliza tecnología de ARN mensajero que enseña a las células del cuerpo a combatir las infecciones.

La Agencia Noruega de Medicamentos dice que dejó en claro antes de que comenzara el programa de vacunación que "se espera que las muertes ocurran en un contexto relacionado con el tiempo de las inyecciones"para las personas "más ancianas y enfermas" que reciben la vacuna.

Con la asistencia de Stephen Treloar