¿Qué está pasando en El Salvador con el combate a las maras?

Entró en estado excepción, mismo que se aplica en casos de guerra, invasión del territorio, etc.
Entró en estado excepción, mismo que se aplica en casos de guerra, invasión del territorio, etc.
EL SALVADOR.Entró en estado excepción, mismo que se aplica en casos de guerra, invasión del territorio, etc.
AP
Nación321
2022-04-01 |18:34 Hrs.Actualización18:34 Hrs.

El gobierno de El Salvador intensificó su lucha contra los grupos pandilleros mejor conocidos como los maras, quienes en cuatro días perpetraron al menos 89 homicidios. 

La manera en la que se está llevando a cabo el operativo por parte de las fuerzas de seguridad es con arrestos masivos, cierres de comunidades con presencia de pandillas y allanamientos casa por casa. 

Lo anterior luego de que el Congreso de El Salvador aprobó el pasado miércoles reformas al Código Penal para endurecer las penas a los pandilleros, la decisión se tomó tras un alza en la violencia ejercida por maras que dejaron 62 homicidios el sábado.

Por este motivo, el ministro de Justicia y Seguridad Publica, Gustavo Villatoro, dijo que una mara podría ser “castigado con una pena ejemplar”.

Según lo aprobado, las maras, pandillas o cualquier organización conformada con el fin de delinquir se considerarán penalmente ilícitas y sus miembros podrían ser sancionados.

¿QUÉ PROPONE NAYIB BUKELE VS LOS PANDILLEROS? 

En 2015 la Corte Suprema catalogó a los pandilleros como terroristas.  En ese momento, se decretó que la pena otorgada podría ser de seis a nueve años de prisión; sin embargo, el miércoles fue la primera vez que el gobierno propuso una pena específica a quienes considere pandilleros.

La pena va de 20 a 40 años de prisión, mientras que los líderes podrían tener una pena de 40 a 45 años de cárcel y la reforma fue promovida por el presidente Bukele para sancionar conductas delictivas cometidas por los pandilleros, incluidos a sus colaboradores o financistas.

Estas medidas limitan la libertad de asociación, suspende el derecho de una persona a ser debidamente informada de sus derechos y razones de arresto, así como a la asistencia de un abogado.

También, el nuevo decreto amplía de 72 horas a 15 días el plazo de detención administrativa y permite a las autoridades intervenir la correspondencia y celulares de quienes consideren sospechosos.

EL SALVADOR DECRETA ESTADO EXCEPCIÓN

De acuerdo con la Constitución, el estado de excepción se establece en casos de guerra, invasión del territorio, rebelión, sedición, catástrofe, epidemia y otra calamidad general o de graves perturbaciones del orden público.

Con este decreto, se suspenden las garantías constitucionales de la libertad de asociación, derecho de defensa, al plazo de detención administrativa y a la inviolabilidad de la correspondencia y las telecomunicaciones.

La suspensión de garantías constitucionales no afecta a la libertad de expresión o libre circulación, esta medida se tomará por un mes, aunque “si continúan las circunstancias que la motivaron”, se podrá extender en otros 30 días.

¿QUÉ HA PASADO ESTA ÚLTIMA SEMANA? 

El presidente Bukele informó que en cuatro días de régimen de excepción han sido capturados 2 mil 163 pandilleros: “Ninguno saldrá libre. Seguimos”.

En tanto, las fuerzas de seguridad apoyadas por contingentes de soldados continúan realizando patrullajes y allanando comunidades para perseguir a los pandilleros.

En estas comunidades soldados armados con fusiles M-16 han montadas barricadas con púas y controlan las entradas y salidas de personas, que son sometidas a un minucioso registro.

En redes sociales se han hecho virales fotografías de soldados registrando las mochilas de los niños:  “No puede suponerse que todos los niños que viven en lugares de extrema pobreza o asediados por estructuras son colaboradores de las pandillas”, denunciaron.

Las autoridades también mantienen en emergencia las cárceles, donde más de 16 mil pandilleros cumplen condenas o están sometidos a procesos penales por diferentes crímenes. Bukele ordenó que permanezcan en sus celdas “sin poder ver ni un rayo del sol”. Les decomisaron las colchonetas para dormir y les racionaron la comida a solo dos al día.En un mensaje dirigido a los pandilleros que están en las calles, el mandatario advirtió que, si no paran de matar, sus compañeros en las cárceles pagarán las consecuencias.