Oops...Jared Kushner mete en problemas a Donald Trump

El yerno y asesor de Donald Trump solicitó mantener un canal de comunicación secreto con funcionarios rusos
El yerno y asesor de Donald Trump solicitó mantener un canal de comunicación secreto con funcionarios rusos

Oops...Jared Kushner mete en problemas a Donald Trump

¿En problemas?El yerno y asesor de Donald Trump solicitó mantener un canal de comunicación secreto con funcionarios rusos
AFP
2017-05-28 |16:00 Hrs.Actualización16:00 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Rusia podría ser la ruina de Donald Trump

El tema sobre los supuestos vínculos de Donald Trump con Rusia sigue dando de qué hablar y parece que es una de las grandes piedras en el zapato del presidente estadounidense.

Síguenos en Twitter @nacion321

Apenas Trump regresó de su primer viaje internacional y ya se topó con nuevas revelaciones que involucran a su yerno, y principal consejero, Jared Kushner.

Según esas revelaciones, el yerno de Trump quiso establecer un canal secreto de comunicación con el Kremlin con el propósito de eludir las vías de comunicación tradicionales entre los dos países.

El embajador ruso Serguei Kisliak reportó a sus superiores que Jared Kushner  formuló ese pedido sugiriendo utilizar edificios diplomáticos rusos para proteger ese canal de comunicación, según interceptaciones telefónicas rusas que los funcionarios norteamericanos pudieron escuchar.

Kushner realizó la propuesta durante una reunión con el embajador ruso el 1 o el 2 de diciembre de 2016 en la Torre Trump, en Nueva York.

Obviamente el magnate no se tomó esta noticia de buena gana y lo primero que hizo este domingo fue tuitear al respecto y dejó claro que se tratan de "fake news".

En la misma red, Trump dijo que cada vez que los medios mencionan fuentes anónimas, "es muy posible que no existan fuentes, sino que son inventadas por los periodistas, 'fake news'".

Las revelaciones sobre Jared Kushner, uno de los más estrechos asesores de Trump en la Casa Blanca, son las últimas de una larga sucesión en el tiempo de fugas sobre los contactos entre el entorno del presidente estadounidense y Rusia durante la campaña electoral y en las semanas posteriores a su victoria el 8 de noviembre.