México sigue en el Acuerdo de París, ¿pero lo cumplirá?

Aire contaminado.
México sigue en el Acuerdo de París y tiene varios compromisos por cumplir para combatir el cambio climático
Aire contaminado.
México sigue en el Acuerdo de París y tiene varios compromisos por cumplir para combatir el cambio climático

México sigue en el Acuerdo de París, ¿pero lo cumplirá?

Aire contaminado.México sigue en el Acuerdo de París y tiene varios compromisos por cumplir para combatir el cambio climático
Cuartoscuro
2017-06-02 |15:24 Hrs.Actualización15:23 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estas medidas son el granito de arena de los mexicanos para combatir el cambio climático

El mundo está sorprendido y enojado por la decisión de Estados Unidos, vía su presidente Donald Trump, de salirse del Acuerdo de París.

Pero no hay que olvidar que otros 194 países adoptaron este proyecto para luchar contra el cambio climático en diciembre de 2015, y una de esas naciones es México.

Síguenos en Twitter @nacion321

De acuerdo con el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero (GEI), emitido por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) en 2015, México emite el 1.4% de las emisiones globales de estos gases, principalmente mediante el transporte, la industria, el sector agropecuario y los residuos.

Nuestro país es el segundo mayor emisor de GEI en América Latina, solo por detrás de Brasil.

LOS RIESGOS

Esto implica daños ambientales al país, como el hecho de que México se ha vuelto más cálido desde la década de 1960; las temperaturas promedio a nivel nacional aumentaron 0.85 grados centígrados y en invierno 1.3 grados. También se ha reducido la cantidad de días más frescos  y hay más noches cálidas, sin contar con que la precipitación ha disminuido en la porción sureste desde hace medio siglo.

"La situación geográfica de México lo ubica como un país muy vulnerable a los efectos del cambio climático, dada su localización entre dos océanos, su latitud y relieves que lo exponen a fenómenos meteorológicos extremos.

"Asimismo, la pobreza y la dependencia que la población bajo esta condición tiene de las actividades primarias son factores que contribuyen a la vulnerabilidad social en México", indicó el INECC en su reporte 2015.

Pero, ¿a qué se comprometió México en el Acuerdo de París? Aquí te lo decimos:

GASES

México se comprometió a reducir en un 22% las emisiones de GEI (vapor de agua, dióxido de carbono (CO2) metano (CH4), óxido nitroso (N2O) clorofluorcarbonos (CFC) y ozono (O3) para 2026, de acuerdo con el documento "Participación de México en la COP 21: Explicación general e implicaciones nacionales del Acuerdo de París".

Además, el país prometió rebajar en 51% las emisiones de carbono negro para 2026.

Sin embargo, estas metas se encuentran condicionadas al financiamiento mundial y transferencia tecnológica.

ENERGÍA

El gobierno mexicano se comprometió a que en 2024 el 35% de la energía que se genere en el país sea limpia, es decir, que utilice fuentes naturales como el viento y el agua (como la energía eólica, hidroeléctrica), solar y geotérmica.

Para 2030, el país se comprometió a que 43% de su energía sea limpia.

Además, México planea una modernización en sus plantas generadoras de energía de 22.5%, una reducción de pérdidas técnicas en la red eléctrica del 10.5%, así como una sustitución de combustibles pesados por gas natural de 1%.

ADHESIÓN

A invitación de Barack Obama, expresidente de Estados Unidos, y del hombre más rico del mundo, Bill Gates, México se adhirió a la iniciativa de carbon pricing, en la que se comprometió a duplicar la inversión en proyectos tecnológicos de innovación energética.

Esto incluye una adaptación del sector social ante el cambio climático, garantizando la seguridad alimentaria y acceso al agua, reduciendo en 50% el número de municipios vulnerables.

Otra medida que se incluye es la de la adaptación basada en ecosistemas, alcanzando en 2030 una tasa de 0% en deforestación; refosterando cuencas altas, medias y bajas, así como conservar y restaurar ecosistemas.

Finalmente, el gobierno mexicano se comprometió a la adaptación de la infraestructura estratégica, garantizando y monitoreando tratamiento de aguas residuales urbanas e industriales en asentamientos humanos mayores a 500 mil habitantes.

COMPROMISOS GENERALES

Con una actualización al año 2020, cada país que firmó el Acuerdo de París deberá preparar, comunicar y mantener su contribución a reducir la emisión de GEI, y estas metas deberán ser progresivas.

A partir de 2020, cada año se movilizarán 100 mil millones de dólares de los países desarrollados para apoyar a los países en desarrollo (como México) tanto para la mitigación como para la adaptación. Esta es cifra es el piso y debe escalarse particularmente tratándose de la adaptación, de acuerdo con el documento.

Además, cada nación elaborará planes de adaptación que incluyan sistemas de alerta temprana, junto con el Banco Mundial, la Oficina de la ONU para la Reducción de Riesgos de Desastres y la Organización Meteorológica Mundial, Australia, Canadá, Francia, Alemania y los Países Bajos aportaron 80 millones de dólares; México se sumó a esta iniciativa llamada CREWS (Climate Risk Early Warning System).

COMPROMISOS ANTERIORES

¿Y cómo le ha ido a México con otros compromisos de combate al cambio climático? Ha cumplido, de acuerdo con la versión oficial.

El Informe de Avances del Programa Especial de Cambio Climático 2009-2012 destacó que al cierre de 2011 se redujo en un 80% la meta de mitigación de emisiones de gases efecto invernadero, un elemento central en la lucha contra el calentamiento global.

El gobierno de México presentó en diciembre de 2015 ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, los avances que tenía en materia de combate al cambio climático.

México destacó que entre los avances más relevantes estuvo la creación de los certificados de energías limpias, con los cuales todos los suministradores y usuarios calificados deben obtener la proporción que se establezca de generación de energía a través de este tipo de fuentes de energía.

En cuanto al sector hidrocarburos, el gobierno mexicano favoreció, según el documento, la explotación de gas natural, desplazando de forma acelerada el uso de combustibles fósiles de mayor contenido de carbono. 

Asimismo, creó la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), como un órgano desconcentrado de la Semarnat con autonomía técnica y de gestión, para regular y supervisar la seguridad industrial, la seguridad operativa y la protección del medio ambiente en las actividades del sector hidrocarburos.

También en materia fiscal se aprobaron diversas reformas,en vigor desde enero de 2014, dentro de las cuales se establece un impuesto a fabricantes, productores e importadores por la enajenación e importación de combustibles fósiles de acuerdo con su contenido de carbono.

Finalmente, en noviembre de 2012 el gobierno mexicano creó el Fondo para el Cambio Climático, cuyos recursos se aplicarán en proyectos que contribuyan a la mitigación y adaptación al cambio climático conforme a las prioridades gubernamentales, según la administración federal.