Lysol manda mensaje a Trump: No, nuestro producto no puede inyectarse

El presidente estadounidense sugirió inyectar desinfectante para combatir el COVID-19
El presidente estadounidense sugirió inyectar desinfectante para combatir el COVID-19

Lysol manda mensaje a Trump: No, nuestro producto no puede inyectarse

Donald Trump.El presidente estadounidense sugirió inyectar desinfectante para combatir el COVID-19
AP
2020-04-24 |13:33 Hrs.Actualización13:33 Hrs.

La empresa que fabrica el desinfectante Lysol advirtió que sus productos no están hechos para ingerirse al tratar de combatir el nuevo coronavirus, horas después de que el presidente Donald Trump expresara esa posibilidad durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

La Agencia de Protección Ambiental insistió que sólo se deben usar los desinfectantes sobre las superficies. “Jamás aplique el producto a sí mismo ni a otros. No ingiera productos desinfectantes”.

¿Bueno, pero cómo fue que empezó todo esto?

El 23 de abril, Trump comentó que los investigadores estudiaban los efectos de los desinfectantes sobre el virus y se preguntó si podrían aplicarse a las personas. El virus “afecta terriblemente los pulmones, así que sería interesante verificarlo”.

Las declaraciones de Trump generaron una andanada de respuestas.

El fabricante de los desinfectantes Lysol y Dettol emitió una enérgica advertencia contra las “conjeturas recientes”.

“Como empresa líder global de productos de salud e higiene, debemos aclarar que bajo ninguna circunstancia se deben introducir nuestros productos en el cuerpo humano (por inyección, ingestión o cualquier otra vía)”, dijo el comunicado de Reckitt Benckiser.

Sin embargo, este viernes, el presidente aseguró que todo se trató de una "bromita".

“Sólo hice la pregunta de manera sarcástica a periodistas como ustedes, para ver qué sucedería”, dijo Trump ante periodistas en la Oficina Oval.

Trump suele elogiar nuevas terapias aún en estudio y expresar optimismo sobre la posible fabricación de una vacuna, mientras alienta a los estados a reactivar sus economías.

Pero esta no es la única polémica del presidente estadounidense, pues el mismo 23 de abril habló sobre los beneficios de la luz solar y la humedad para mitigar la amenaza del coronavirus. 

Los estudios existentes, sin embargo, no han encontrado pruebas de que las temperaturas cálidas y la humedad alta de la primavera y el verano ayuden a contener la propagación del virus.

William Bryan, del Departamento de Seguridad Nacional, apuntó en la conferencia de prensa del jueves que “resultados emergentes” de nuevas investigaciones indican que la luz solar es un factor potente para matar el virus en las superficies y el aire. Aseguró que los científicos han visto un efecto similar de las temperaturas altas y la humedad.

Bryan agregó que un laboratorio de biocontención en Maryland realiza ensayos con el virus desde febrero.

Se le preguntó a Trump si no era peligroso hacer creer a la gente que estaría a salvo si salía de su casa en medio del calor, dada la cantidad de muertes en un estado casi siempre cálido como Florida.

“Espero que la gente disfrute del sol. Además, si tiene un impacto, eso es genial”, declaró el presidente y añadió que “es sólo una sugerencia de un laboratorio brillante por un hombre muy, muy inteligente, tal vez brillante”.