Las ciudades santuario vs Donald Trump: todo lo que debes saber sobre el tema

Ubicada en Nueva York, es un símbolo de Estados Unidos y de los derechos de los migrantes
Ubicada en Nueva York, es un símbolo de Estados Unidos y de los derechos de los migrantes

Las ciudades santuario vs Donald Trump: todo lo que debes saber sobre el tema

Estatua de la Libertad.Ubicada en Nueva York, es un símbolo de Estados Unidos y de los derechos de los migrantes
Pixabay
2017-01-26 |06:10 Hrs.Actualización06:10 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Donald Trump firmó un decreto para quitarles recursos

Aunque no lo sepas, posiblemente tienes familiares viviendo en una ciudad santuario. 

¿Pero qué son? Bueno, pues algunas ciudades de Estados Unidos tienen reputación de ser más amigables con los inmigrantes ilegales y por ello son conocidas así. Pero hoy tienen una amenaza que se llama Donald Trump.  

El presidente Trump anunció una serie de represalias contra las ciudades que no cooperen con las autoridades migratorias, prometiendo despojarlas de apoyos económicos federales.

El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, aseguró este miércoles que el presidente de Estados Unidos podría instruir al gobierno federal para que deje de aportar ciertos fondos a las llamadas ciudades santuario que se nieguen a cooperar en la deportación de inmigrantes ilegales.

¿CUÁLES SON Y DÓNDE SE ORIGINAN?

En Estados Unidos hay más de 200 ciudades santuario que han declarado su voluntad de ayudar a los inmigrantes indocumentados, estimados en unos 11 millones en todo el país. 

Algunas de ellas son San Diego, Los Angeles, San Francisco, Miami, Chicago, Seattle, Houston, Phoenix, Austin, Dallas, Washington D.C., Detroit, Salt Lake City, Minneapolis, Baltimore, Portland (Maine y Oregon), Denver, New York City, Chicago y todo el estado de New Jersey.

El nombre tiene sus raíces en la década de 1980, cuando muchas iglesias acogieron refugiados de las guerras civiles de Centroamérica que no consiguieron asilo.

Tienen en común que "se niegan a cooperar con las autoridades migratorias", explica Michael Kagan, jurista y director de la Clínica de Inmigración de la Universidad de Nevada.

¿QUÉ HACEN LAS CIUDADES SANTUARIO? 

Se trata de ciudades que se niegan a cumplir sobre todo con los pedidos de detención de los clandestinos solicitados por las autoridades migratorias. Y se niegan a mantener en prisión más tiempo del requerido a un inmigrante sin papeles condenado para facilitar su deportación.

Algunos adoptaron textos que piden especialmente a su policía municipal, y a veces también a las escuelas o servicios de salud, que no denuncien a los inmigrantes sin papeles a las autoridades migratorias, o hacerlo solo en casos excepcionales.

Algunas ciudades como Nueva York, Filadelfia, Chicago o San Francisco se niegan incluso "a todo intercambio de información" con las autoridades migratorias, según Jessica Vaughan del Centro para Estudios Migratorios.

LA AMENAZA DE TRUMP Y MILES DE MILLONES DE DÓLARES

El decreto firmado por Trump este miércoles 25 de enero pide al gobierno federal que identifique los fondos que pueden ser cortados a las ciudades santuario.

Los fondos federales representan a veces sumas colosales (10 mil 400 millones de dólares solo para Nueva York, según CNN) pero una parte es intocable.

Según Vaughan, los fondos más fáciles de cortar son los que desembolsa el Departamento de Justicia a las policías municipales para ayudarlos a luchar contra los clandestinos. El gobierno de Trump podría asimismo cortar varios subsidios que generan competencia entre varias ciudades.

Trump y sus partidarios recuerdan casos que ilustran al extremo el presunto peligro de los inmigrantes: el asesinato en julio de 2015 de Kathryn Steinle, cuando paseaba por el puerto de San Francisco. El sospechoso, arrestado, fue un mexicano que había sido condenado varias veces. Las autoridades migratorias habían pedido específicamente a la ciudad que no fuese liberado.

LOS 'REBELDES' CONTRA TRUMP

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo el miércoles que su ciudad seguirá protegiendo a inmigrantes en clara respuesta a las órdenes ejecutivas firmadas por el presidente Donald Trump horas antes y que iniciaban el proceso para bloquear ayuda federal a ciudades que protegen a extranjeros que viven ilegalmente en el país.

"Esta orden no puede cambiar lo que somos. Somos una ciudad de inmigrantes", dijo de Blasio en español durante una rueda de prensa desde el ayuntamiento. "Protegeremos a todo el mundo independientemente de donde venga e independientemente de su estatus migratorio".

Los alcaldes demócratas de ciudades como Los Ángeles o Nueva York, apoyados por sus policías, subrayan que tratar a los clandestinos como criminales en ciudades donde representan una gran parte de la población socava sus lazos de confianza con la policía y termina siendo peor para la seguridad pública. 

Las ciudades santuarios poseen de su lado "un argumento constitucional" muy fuerte, estima Kagan. Varios fallos judiciales validaron el rechazo a cooperar de algunas comunidades locales, y estimaron que los pedidos de detención de las autoridades federales podrían violar la Cuarta Enmienda de la Constitución, porque no fueron aprobados por un juez independiente.

Con información de AP y AFP