La vacuna de Pfizer es tan efectiva que podría acabar con la pandemia: Estudio

La dosis de Pfizer ha sido la que, según los estudios, ha mostrado una efectividad abrumadora
La dosis de Pfizer ha sido la que, según los estudios, ha mostrado una efectividad abrumadora
La dosis de Pfizer ha sido la que, según los estudios, ha mostrado una efectividad abrumadora
La dosis de Pfizer ha sido la que, según los estudios, ha mostrado una efectividad abrumadora

La vacuna de Pfizer es tan efectiva que podría acabar con la pandemia: Estudio

La vacuna.La dosis de Pfizer ha sido la que, según los estudios, ha mostrado una efectividad abrumadora
Shutterstock
Nación321
2021-02-25 |14:51 Hrs.Actualización14:51 Hrs.

La vacuna de Pfizer y BioNTech contra el COVID-19 mostró una eficacia abrumadora contra el nuevo virus en un estudio que siguió a cerca de 1.2 millones de personas en Israel, resultados que según expertos en salud pública muestran que las inmunizaciones podrían poner fin a la pandemia.

Dos dosis de la vacuna previnieron 94 por ciento de los casos de COVID-19 en 596 mil 618 personas inoculadas entre el 20 de diciembre y el 1 de febrero, una cuarta parte de los cuales eran mayores de 60 años, informaron equipos del Instituto de Investigación Clalit y la Universidad de Harvard en un estudio publicado el miércoles en el New England Journal of Medicine.

Los investigadores compararon a cada persona inyectada con alguien que no había recibido una vacuna, lo que permitió el mejor análisis hasta ahora de si los resultados extremadamente buenos de un ensayo clínico anterior se mantendrían en el mundo real.

La vacuna de Pfizer-BioNTech superó todos los obstáculos. De hecho, fue tan efectiva que expertos externos dijeron que con un uso lo suficientemente amplio sería posible detener la pandemia.

“Este es el tipo de vacuna que nos da esperanza que la inmunidad de rebaño puede ser posible”, remarcó Raina MacIntyre, profesora de bioseguridad de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sídney, quien no participó en el estudio. A los niveles de eficacia observados en Israel, señaló, vacunar entre 60 y 70 por ciento de la población debería ser suficiente para prevenir infecciones, enfermedades y muertes y “tener la mejor oportunidad de reanudar la vida normal y abrir la sociedad”.

Después de dos dosis, la vacuna fue tan efectiva para adultos de 70 años o más como para personas más jóvenes. Hubo indicios de que la inyección podría funcionar un poco menos en el caso de personas que padecían otras tres o más enfermedades, como presión arterial alta y diabetes.

No obstante, el beneficio se mantuvo alto, con una protección de 89 por ciento contra los síntomas del COVID-19 siete días después de la segunda dosis. Mientras que para la mayoría de las personas, la protección ya era significativa dos o tres semanas después de la primera dosis.

Con información de Bloomberg