La 'revolución' que planea Bernie Sanders desde Twitter contra Donald Trump

El representante por Vermont pidió a sus seguidores unirse y movilizarse contra el racismo y la xenofobia
El representante por Vermont pidió a sus seguidores unirse y movilizarse contra el racismo y la xenofobia

La 'revolución' que planea Bernie Sanders desde Twitter contra Donald Trump

Senador.El representante por Vermont pidió a sus seguidores unirse y movilizarse contra el racismo y la xenofobia
AP
2016-11-18 |15:47 Hrs.Actualización16:04 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Bernie es uno de los referentes actuales de los demócratas

Bernie Sanders será uno de los principales opositores de los republicanos durante la presidencia de Donald Trump.

El senador por Vermont y exprecandidato presidencial demócrata hizo un llamado a los estadounidenses para hacer frente a la agenda del presidente electo. Sanders aseguró vía Twitter que "la agenda reaccionaria de Donald Trump será derrotada cuando millones de estadounidenses, desde los niveles base, se unan". 

Así mismo, el legislador demócrata llamó al pueblo de Estados Unidos a organizarse para hacer frente a la "xenofobia y ataques a la comunidad inmigrante" de su país. Durante su campaña, el presidente electo Donald Trump prometió endurecer la política estadounidense en materia de inmigración y deportar a millones de latinos indocumentados.

El senador Bernie Sanders también animó a sus seguidores a derrotar al racismo, el sexismo, la homofobia y la islamofobia. El demócrata señaló la necesidad de que "los negros, los latinos, los asiáticoamericanos y los nativos americanos demanden un gobierno y una economía que trabaje para todos por igual".

Finalmente, Sanders trazó una ruta para la oposición que enfrenta al republicano Donald Trump. "Nuestra tarea política es educar, organizar y movilizar". 

El senador por Vermont perdió la candidatura presidencial de los demócratas ante la exprimera dama y secretaria de Estados, Hillary Clinton, que a su vez fue derrotada en la elección del pasado 8 de noviembre por el  republicano y magnate inmobiliario, Donald Trump.