La primera candidata presidencial no fue Hillary, fue una feminista encarcelada

Victoria Woodhull.
Esta mujer tiene una historia muy controvertida, más allá de su rol en la política estadounidense
Victoria Woodhull.
Esta mujer tiene una historia muy controvertida, más allá de su rol en la política estadounidense

La primera candidata presidencial no fue Hillary, fue una feminista encarcelada

Victoria Woodhull.Esta mujer tiene una historia muy controvertida, más allá de su rol en la política estadounidense
Especial
2016-11-02 |06:19 Hrs.Actualización18:38 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque las mujeres hicieron historia en EU desde el siglo XIX

La primera mujer en contender por la presidencia de Estados Unidos no se llama Hillary Clinton, sino Victoria Woodhull, quien lo hizo 144 años antes que la actual candidata demócrata.

La noche del 10 de mayo de 1872 fue histórica para el Teatro Apollo, un recinto ubicado en el barrio de Harlem, Manhattan, donde las minorías estadounidenses, principalmente afroamericanos, se han congregado a través de las décadas. 

Ahí, una feminista y activista política que aún no cumplía los 35 años, fue nominada para la presidencia de Estados Unidos por el Partido de los Derechos Igualitarios (Equal Rights Party, en inglés), una asociación política fundada en 1872 y que también fue conocida como el "Partido de la gente". 

Victoria Woodhull hizo historia esa noche. Se convirtió en la primera mujer en Estados Unidos en aspirar al máximo cargo político en una época en la que ni siquiera se contemplaba el voto femenino.  

Prostitución como propuesta de campaña

La ideología de Woodhull se basó en la libertad de matrimonio, de divorcio y de procreación, sin la intervención del gobierno. En ese momento Estados Unidos era una sociedad mucho más conservadora que ahora. 

Una de las propuestas de la candidata Woodhull fue la legalización de la prostitución, lo que le trajo críticas por parte de diversos sectores como el religioso y de políticos conservadores, ya que atentaba contra la familia tradicional y los valores de la época. 

Woodhull no solo rechazaba la legitimidad del matrimonio por la ley, sino que tenía mayor simpatía por las prostitutas que por las mujeres casadas. Esto es clave para entender cómo conceptualizaba este tema, tanto como un intercambio económico por servicios sexuales, así como una actividad sin sesgos amorosos y de mutuo beneficio, de acuerdo con la tesis doctoral Sexo radical: Victoria Woodhull y el contrato matrimonial de Peter Dottling, de la Universidad Carolina del Sur-Columbia.  

"Conozco cientos de esposas que confiesan que no vivirían ni un solo día más con sus esposos si ellas tuvieran otro método de subsistencia", dijo Victoria, de acuerdo con el artículo académico de Dottling.

Un récord más

Además de ser la primera candidata presidencial en la historia del país norteamericano, Victoria fue la primera mujer, junto con su hermana Tennessee Clafin, en ser corredora de Bolsa, o broker, en Wall Street.

"Nos adentramos en Wall Street no porque yo buscara ser 'broker' particularmente, sino porque buscaba plantar la bandera de la rebelión de las mujeres en el centro del continente", dijo Victoria, de acuerdo con una publicación del Museo de la ciudad de Nueva York.  

Los archivos de la Sociedad Histórica de Nueva York establecen que aunque Victoria fue la primera mujer que obtuvo una candidatura presidencial, no recibió votos debido a que fue encarcelada tras hacerse pública su opinión acerca de los escándalos sexuales de un ministro y otro corredor de Bolsa. Las autoridades calificaron la postura de Woodhull como una infamia que merecía prisión.

LA "SEÑORA SATÁN"

Woodhull nació el 23 de septiembre de 1838, en el estado de Ohio y fue la séptima hija de 10 hermanos. 

Victoria solo estudió tres años de educación primaria, pero creía que estaba destinada para grandes cosas. Esta joven fue la primera mujer en trabajar en Wall Street junto con su hermana Tennessee Clafin y en 1870 fue una de las pioneras en fundar un periódico, mismo que utilizó como medio de difusión de su ideario político. 

También fue conocida por su afición por el espiritismo y el esoterismo. 

La biografía de la autora Mary Gabriel, Victoria notable: la vida de Victoria Woodhull, sin censura, relata que a los 15 años se casó con su doctor, un hombre de 28 años, Canning Woodhull, de quien tomó su apellido.

Victoria hizo una pequeña fortuna con su esposo dando servicios de "médicos clarividentes", en el que vendían también mercancías esotéricas. Tiempo después, su hermana Clafin fue acusada de homicidio tras la muerte de uno de sus pacientes.

La extravagancia de ser dueña de una firma en Wall Street, además de presuntas prácticas de sexoservicio que no pudieron confirmarse, así como sus posturas liberales sobre política y sociedad, hicieron que fuera nombrada por los opositores como la "Señora Satán". 

El periódico que fundó con las ganancias de corredora de Bolsa dejó de editarse en 1876. 

Woodhull promovió durante esos años en Nueva York el movimiento del sufragio femenino, el cual se dio finalmente de manera generalizada en 1920 en la nación americana.

Intentó ser candidata a la presidencia dos veces más: en 1884 y 1892, pero sin éxito. 

Ella y su hermana posteriormente se trasladaron a Inglaterra, país donde murió en 1927.