Joe Biden, presidente electo de EU, recibe la vacuna de Pfizer contra COVID-19

El presidente electo de EU dijo que se sometía a la vacuna para que la ciudadanía viera que es segura
El presidente electo de EU dijo que se sometía a la vacuna para que la ciudadanía viera que es segura
El presidente electo de EU dijo que se sometía a la vacuna para que la ciudadanía viera que es segura
El presidente electo de EU dijo que se sometía a la vacuna para que la ciudadanía viera que es segura

Joe Biden, presidente electo de EU, recibe la vacuna de Pfizer contra COVID-19

Joe Biden.El presidente electo de EU dijo que se sometía a la vacuna para que la ciudadanía viera que es segura
AP
AP
2020-12-21 |15:17 Hrs.Actualización15:17 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el presidente de EU quiere demostrar que la vacuna es segura 

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, recibió este lunes su primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, la cual se transmitió en vivo como parte de un esfuerzo creciente para convencer al público estadounidense de que las vacunas son seguras.

El presidente electo tomó una dosis de la vacuna Pfizer en un hospital no lejos de su casa en Delaware, horas después de que su esposa, Jill Biden, hiciera lo mismo.

“Estoy listo”, dijo Biden, quien recibió la inoculación en un hospital de Newark, Delaware. “Estoy haciendo esto para demostrar que la gente debería estar preparada cuando puedan recibir la vacuna. No hay nada que temer”.

Biden elogió a los trabajadores de salud y dijo que el gobierno del presidente Donald Trump “merece algo de crédito por haber puesto esto en marcha”. También exhortó a los estadounidenses a que porten mascarillas durante la temporada navideña y a que no viajen a menos que sea necesario.

Se tiene previsto que una segunda vacuna, producida por Moderna, empiece a llegar a los estados durante la jornada. La vacuna de Moderna se sumará a la de Pfizer en el arsenal de la nación para combatir la pandemia de COVID-19, que hasta ahora ha provocado la muerte de más de 317.000 personas en Estados Unidos y ha trastocado la vida en todo el mundo.

Las inyecciones llegaron el mismo día que una segunda vacuna, producida por Moderna, comenzará a llegar a los estados. Se une al de Pfizer en el arsenal de la nación contra la pandemia de COVID-19, que ahora ha matado a más de 317 mil personas en los Estados Unidos y ha cambiado la vida en todo el mundo.