Inicia la era Trump y esto es lo que preocupa a México

Trump, de 70 años, no nos vio con buenos ojos durante su campaña
Trump, de 70 años, no nos vio con buenos ojos durante su campaña
Trump, de 70 años, no nos vio con buenos ojos durante su campaña
Trump, de 70 años, no nos vio con buenos ojos durante su campaña

Inicia la era Trump y esto es lo que preocupa a México

El nuevo presidente.Trump, de 70 años, no nos vio con buenos ojos durante su campaña
Especial
Nación321
2017-01-23 |06:18 Hrs.Actualización06:18 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el magnate ya tiene el poder de convertir sus amenazas en realidad

Donald Trump no bromea. Desde el viernes pasado, el día en que se convirtió en el presidente 45 de Estados Unidos, ya empezó a trabajar en propuestas que tocan a México.

Al parecer Trump va en serio con las amenazas que lanzó en su campaña, por ejemplo, la Casa Blanca hizo oficial que el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) será modificado y si México no quiere, Estados Unidos se va del acuerdo. 

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto se comunicó por teléfono con el nuevo mandatario estadounidense este sábado; incluso, se anunció que el próximo 31 de enero visitará Washington para reunirse con él. ¿Preocupado?

Estas son las razones por las que México debería estar atento al inicio de la era Trump.

MUEVE EL MUNDO CON UN TUIT

Un pronunciamiento de 140 caracteres del magnate mueve a los mercados y hay varios ejemplos. 

De hecho, hay una extraña idea circulando entre los operadores mexicanos de divisas. Bueno, más bien es una broma pero tiene cierta lógica, de acuerdo con Bloomberg: en vez de que México gaste sus reservas para defender al peso, debería simplemente comprar Twitter (a un costo de alrededor de 12 mil millones de dólares) y cerrarlo inmediatamente.

Y es que Trump ha elegido Twitter como medio para comunicar, desde su rechazo a políticas del ahora expresidente Barack Obama, como el servicio de salud Obamacare o la compra del nuevo avión presidencial, hasta advertencias a empresas que buscan producir fuera de Estados Unidos. Sus tuits generan reacciones e incertidumbre en todo el mundo.

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, ha reconocido el golpe que esta incertidumbre genera al peso. 

"Lo que pasará es que esta incertidumbre poco a poco se va a traducir en certidumbre, estoy cierto que se va a ir despejando en favor de generar espacios de oportunidad", dijo este jueves.

EL FAMOSO TRATADO

Trump ha sido muy claro: va por la renegociación del TLCAN, de más de 20 años de existencia y que representa un intercambio comercial de 540 mil millones de dólares anuales, solo entre Estados Unidos y México. El republicano pedirá a los gobiernos mexicano y canadiense hacer modificaciones que beneficien a los estadounidenses, de no ser así, sacará a su país del acuerdo comercial.

"Si nuestros socios se rehúsan a una negociación que genere un acuerdo equitativo para los trabajadores estadounidenses, entonces el presidente avisará la intención de Estados Unidos de romper el TLCAN", dice el texto publicado en el sitio web de la Casa Blanca.

"Pienso que veremos ocurrir eso muy pronto", dijo el vocero de transición, Sean Spicer, este viernes.

La decisión de renegociar puede afectar a México en la cancelación de inversiones. De hecho ya se dieron desde antes de que Trump asumiera el poder. Un caso fue Carrier, y otro más reciente fue la automotriz Ford.

Sin embargo, no todo está perdido, empresas como Volkswagen y BMW han anunciado que mantendrán intactas sus inversiones en México pese a las amenazas de Trump.  

LUIS IS BACK

¿Cómo será la relación diplomática entre México y Estados Unidos? Esta es otra de las preocupaciones que se tienen en territorio mexicano y que en la semana resolveremos.   

Hace unas semanas, el exsecretario de Hacienda Luis Videgaray regresó al gabinete del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, ahora como canciller.

De hecho, Videgaray fue uno de los hombres que facilitó el contacto con el empresario estadounidense cuando se le invitó a México el año pasado, cuando todavía era candidato. Esto le trajo críticas y desgaste que lo llevaron a renunciar de la Secretaría de Hacienda.

La Secretaría de Relaciones Exteriores confirmó este viernes que el ahora canciller Luis Videgaray Caso, y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, viajarán a Estados Unidos para reunirse con integrantes del gabinete de Donald Trump los días 25 y 26 de enero.

Además, también se hizo oficial que el presidente Peña Nieto visitará a Trump en Washington el próximo 31 de enero. Aquí es donde viene a la mente el tema en el que no han coincidido: ¿quién pagará por el muro fronterizo prometido por el republicano?

¿PAGAREMOS EL MURO?

Esto dice Donald Trump.

... Y esto dice Peña Nieto.

Desde su campaña, el republicano tuvo este tema como uno de sus ejes rectores. Y aseguró que, en cualquier caso, México será quien al final pague un muro fronterizo entre ambos países.   

"México debe pagar por el muro, y hasta que lo hagan, Estados Unidos hará, entre otras cosas, confiscar todos los pagos de remesas derivados de los salarios ilegales; incrementar los costos de todas las visas temporales emitidas a los CEO y diplomáticos mexicanos; subir las tarifas de todas las tarjetas de cruce fronterizo, aumentar el precio de visas de trabajo del TLC e incrementar las tasas en los puertos de entrada a los Estados Unidos desde México", se lee en el programa de Trump.   

Por otro lado, mediante un impuesto denominado "ajuste fronterizo", el magnate podría obligar a nuestro país a pagar dicha separación física entre ambos países, de acuerdo con Washington Post. En suma, se gravarían las importaciones sin recurrir a aranceles en un 20%, pero las exportaciones tendrían un reembolso. Con ello Estados Unidos recaudaría unos 13 mil millones de dólares anuales. El muro está estimado en un costo de 12 mil a 20 mil millones de dólares. 

BIENVENIDOS, PAISANOS

Otro asunto al que el presidente estadounidense se ha referido es a la deportación. Trump podría comenzar, explicó, con inmigrantes que sean criminales y vivan en el país sin permiso, un grupo que podría alcanzar entre dos y tres millones de personas.

Pero el reto es difícil de cumplir en sus primeros días en la presidencia ya que algunas jurisdicciones en varias partes de EU, como en Nueva York y California, objetaron ayudar a aplicar la ley federal de inmigración. Sin embargo, no significa que México no estaría exento de una ola de migrantes de regreso al país azteca. 

Varios gobernadores mexicanos fronterizos, además del jefe de gobierno de la Ciudad de México, anunciaron planes de prevención contra una posible regreso de paisanos a nuestro país. 

Todo esto es parte de las cosas que se esperan a partir de este lunes para México. Y es solo el principio.