Hillary Clinton o Donald Trump: los dos escenarios para México

Ambos candidatos están a solo un punto de diferencia, según una encuesta de ABCNews y Washington Post
Ambos candidatos están a solo un punto de diferencia, según una encuesta de ABCNews y Washington Post

Hillary Clinton o Donald Trump: los dos escenarios para México

Cara a cara.Ambos candidatos están a solo un punto de diferencia, según una encuesta de ABCNews y Washington Post
AFP/Especial
2016-10-31 |06:28 Hrs.Actualización23:15 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la carrera presidencial en Estados Unidos tiene menos de 5 puntos de diferencia en las encuestas

¿Cómo le irá a México si la elección de Estados Unidos la gana Hillary Clinton o Donald Trump? Es momento de ponerse a reflexionar.

Consultamos con académicos y revisamos diversos reportes para tener una aproximación de los escenarios posibles que le esperan a México en caso de que gane cualquiera de los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos. Y no, no son muy buenos.

EL ESCENARIO TRUMP

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca es una de las cosas que preocupa a los millennials mexicanos, de acuerdo con el estudio Voto Millennial, por eso es importante detallar qué pasaría si el magnate gana.

En primer lugar, Estados Unidos caería en una “prolongada recesión” que de inmediato golpearía a México porque nuestro país tiene una correlación económica muy fuerte con el vecino del norte, según el reporte Las consecuencias macroeconómicas de las políticas económicas del señor Trump de la calificadora de riesgo Moody’s.

El magnate aseguró que, de ganar la presidencia, renegociaría el Tratado de Libre Comercio (TLC) para imponer un impuesto del 30% a las exportaciones mexicanas, las cuales representan más de 200,000 millones de dólares anuales. Esta medida afectaría de manera directa al sector automotriz estadounidense, el cual integró completamente a México a su red de producción, así que probablemente habría recortes laborales en empresas de dicho sector.

Otro dato que tiene preocupados a los especialistas es que 6 de cada 10 empresarios mexicanos coinciden en que si  Trump llega a la Casa Blanca sus negocios en México se verán afectados, de acuerdo con una encuesta de la firma global FTI Consulting realizada entre gerentes y tomadores de decisiones de 512 empresas en el país. 

¿Recibes dinero de Estados Unidos? También sufrirás

Hay que recordar que Trump propuso confiscar los pagos de remesas para solventarlos gastos del muro fronterizo que pretende poner en la frontera. Para que te des una idea, México recibe al año alrededor de 24,000 millones de dólares en este concepto, por lo que si el magnate gana las elecciones se agotaría el flujo total de un año, dice Gabriela Siller, directora de Banco Base.

En suma, la disminución en las exportaciones y la retención de las remesas, implicarían una caída del PIB de México de 3.4%, reporta el estudio de Banco Base compartido con Nación321.

La candidatura de Trump puso de nervios al mercado cambiario. El 19 de septiembre, el dólar rompió la barrera histórica de los 20 pesos ante el nerviosismo de los inversionistas por el avance del republicano en las encuestas.

Sin embargo, Gabriela Siller estimó que con Trump en el poder, el dólar podría llegar a los 25 pesos. Lo anterior significa que si un comerciante compra insumos o materia prima de Estados Unidos o la debe pagar en dólares, los productos que él te venda saldrán más caros.


En materia de derechos humanos, Trump tiene una postura abiertamente en contra de los inmigrantes mexicanos. Entre las medidas que el empresario pretende imponer para frenar el flujo migratorio, aparte de la construcción de un muro fronterizo, es subir el costo de las visas y hacer más complicados los trámites de las mismas para diplomáticos y directivos mexicanos.

"México debe pagar por el muro, y hasta que lo hagan, Estados Unidos hará, entre otras cosas, confiscar todos los pagos de remesas derivados de los salarios ilegales; incrementar los costos de todas las visas temporales emitidas a los CEO y diplomáticos mexicanos (y si es necesario cancelarlas); subir las tarifas de todas las tarjetas de cruce fronterizo, aumentar el precio de visas de trabajo del TLC e incrementar las tasas en los puertos de entrada a los Estados Unidos desde México", se lee en el programa de Trump.   

De acuerdo con estimaciones del mismo Trump, la construcción del muro costaría 12,000 millones de dólares (mdd). Otras estimaciones hechas por Washington Post calculan un precio de hasta 25,000 mdd.

Por lo tanto, para poder pagar el muro, los mexicanos tendríamos que aportar 100 dólares por persona (unos 1,900 pesos al tipo de cambio promedio de octubre). Esto quiere decir que si tu familia es de cinco integrantes, deberán pagar más de 9,500 pesos.  

El magnate dijo que expulsaría a 11 millones de mexicanos de Estados Unidos, lo que implicaría un aumento en el flujo de retorno y por ende más personas  el trabajo informal, pues el 82% de los migrantes que regresan a México se insertan en este sector de la economía informal, de acuerdo con BBVA.

Para que las ideas de Trump se vuelvan realidad, tendría que tener el respaldo del Senado y la Cámara de representantes, si esto ocurre, entonces México sí estaría en problemas, opinó Genaro Lozano, especialista en asuntos internacionales. 

EL ESCENARIO CLINTON

Si bien se ha escrito más sobre las consecuencias de la política de Trump, con Clinton también existen riesgos.

Aunque Hillary Clinton seguirá algunos puntos de la política de Barack Obama, su tendencia será más "de derecha", porque para los estadounidenses Obama "ya fue demasiado a la izquierda", opinó el doctor en ciencia política Isidro Morales del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores Monterrey (ITESM). 

Hillary también dijo que se tenía que renegociar el TLC. Cuando fue senadora votó en contra del TLC con Centroamérica, alegando que la apertura comercial quita empleo a los menos calificados de Estados Unidos, comentó el especialista.

Desde el Senado se opuso en 2002 a un tratado con Colombia, Bolivia, Perú y Ecuador que permitía el comercio con bajos aranceles. Además, en 2005 estuvo en contra del CAFTA, un tratado similar al de México y Canadá, pero para América Central y Nicaragua.

En el aspecto económico, la perspectiva es un poco más alentadora.

"Las propuestas económicas de Clinton se traducirán en una economía de Estados Unidos algo más fuerte", dijo Mark Zandi, economista en jefe de la calificadora Moody's analitycs en el reporte Las consecuencias macroeconómicas de las políticas económicas de la secretaria Clinton.

"El crecimiento a corto plazo es apoyado por el estímulo proporcionado por sus planes de gasto en combinación con una más fuerte inmigración extranjera", se lee en el reporte de la firma.

Con la candidata se espera un mejor escenario para los mexicanos en materia migratoria, pero con reservas.

La esposa del expresidente Bill Clinton dice en su plataforma política que en vez de separar familias inmigrantes que respetan la ley y que han enriquecido al país por tantos años, luchará por una "reforma migratoria comprensiva que provea un camino a una ciudadanía completa y equitativa". 

Sin embargo; durante la administración del demócrata Barack Obama se deportaron  2.8 millones de personas. Esto es 23% más que en la administración de George W. Bush, según datos del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense.

Otro punto en contra entre el gobierno mexicano y la candidata estadounidense es el estado de derecho.

“Hillary ya se ha referido a los conflictos, a los hechos de Ayotzinapa, de Tlatlaya, y otros más, en donde critica el hecho de que el Estado mexicano ha sido omiso en ejercer justicia para las víctimas de estos actos represivos”, explicó el investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Carlos Heredia.

Ese escenario lo comparte también el exembajador de México en Canadá, Francisco Suárez Dávila, quien asegura que Hillary “tiene asuntos en derechos humanos, corrupción y en general a la falta de estado de derecho”, por lo cual –advirtió– a México no precisamente le iría mejor con la llegada de la demócrata a la presidencia de Estados Unidos.

"En estado de derecho y violencia, Hillary, creo, tiene una línea agresiva contra México y no creo que nos quiera mucho después de lo que hicimos invitando a Trump”, dijo el exembajador de México en Canadá, Francisco Suárez Dávila. 

Desde su cargo como secretaria de Estado, Hillary Clinton recomendó recortar al 50% los fondos de la Iniciativa Mérida y encausarlos al mejoramiento del sistema judicial. Pero fue hasta abril pasado que pidió al gobierno de México imponer "altos estándares" a sus fuerzas militares y policiales para que no violen los derechos humanos.