Gala adentro y protestas afuera de la mansión de Donald Trump en Palm Beach

Gala en Miami.
El presidente Trump y su esposa Melania este sábado, durante la gala en su mansión en Palm Beach
Gala en Miami.
El presidente Trump y su esposa Melania este sábado, durante la gala en su mansión en Palm Beach

Gala adentro y protestas afuera de la mansión de Donald Trump en Palm Beach

Gala en Miami.El presidente Trump y su esposa Melania este sábado, durante la gala en su mansión en Palm Beach
AFP
2017-02-04 |21:37 Hrs.Actualización21:53 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque las protestas contra Trump en su país no cesan

Mientras el presidente Donald Trump celebraba una gala dentro su mansión en Miami, miles de personas se manifestaron afuera de la residencia, en contra del veto migratorio que afecta a refugiados y musulmanes, decretado por el gobierno del magnate.

Pese a que anoche un juez federal bloqueó temporalmente el polémico decreto de Trump por el cual prohíbe el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de siete paises musulmanes, este sábado continuaron las protestas en contra del presidente. Asimismo, el Departamento de Justicia informó hoy que apeló el fallo del juez que congeló las medidas migratorias de la Casa Blanca, lo que podría desatar una larga batalla legal.

El rechazo hacia el veto migratorio de Donald Trump movilizó a por lo menos dos mil manifestantes en Florida, según la agencia AFP, que llegaron a las inmediaciones de Mar-a-Lago, el complejo de lujo que posee el magnate republicano en Palm Beach. 

Mientras Donald Trump y la primera dama, Melania Trump, fungían como anfitriones del baile anual de la Cruz Roja, afuera se escuchaban cantos como "No es mi presidente", por parte de los los manifestantes que protestaron contra las decisiones del presidente de ordenar la construcción de un muro en la frontera con México y de prohibir la entrada hacia Estados Unidos de refugiados y ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.

Un grupo de manifestantes llevaba una urna que representaba la "Muerte de la democracia", mientras otros sostenían un cartel con la leyenda "Construyan un muro alrededor de Trump, yo lo pago". El Servicio Secreto impidió que los manifestantes se acercaran al club del presidente Trump.

En cambio, en las veredas en ambos lados del puente que conecta el islote donde está el club Mar-a-Lago con tierra firme, un grupo de "trumpistas" defendía al presidente: llevaban carteles que decían "Dios bendiga los EEUU" y vitoreaban a los coches con invitados que recorrían el puente. Los conductores devolvían el saludo con bocinazos rumbo al baile de la Cruz Roja.

Con información de AFP e imágenes de AP