Estudio apunta que el COVID-19 surgió de animales

Cada vez son más los estudios que descartan el origen de laboratorio del coronavirus
Cada vez son más los estudios que descartan el origen de laboratorio del coronavirus
Cada vez son más los estudios que descartan el origen de laboratorio del coronavirus
Cada vez son más los estudios que descartan el origen de laboratorio del coronavirus

Estudio apunta que el COVID-19 surgió de animales

Virus.Cada vez son más los estudios que descartan el origen de laboratorio del coronavirus
Shutterstock
Nación321
2021-07-08 |09:02 Hrs.Actualización09:02 Hrs.


Un grupo de científicos concluyó que un contagio animal es la explicación más probable de los orígenes de la pandemia de COVID-19.

La historia epidemiológica del SARS-CoV-2 es comparable con brotes anteriores de coronavirus asociados a los mercados de animales, los cuales son un ruta fácil para el contacto humano, aseguraron Edward Holmes, Andrew Rambaut y otros 19 investigadores en una revisión de las pruebas científicas relativas a los orígenes de la pandemia.

El artículo ofrece una explicación detallada de los marcadores genéticos del SARS-CoV-2, su epidemiología preliminar y la investigación realizada en el Instituto de Virología de Wuhan.

Los autores, entre los que también se encuentran el premio Nobel, Peter Doherty, y el director del Wellcome Trust, Jeremy Farrar, afirman que no hay pruebas de que el SARS-CoV-2 tenga un origen de laboratorio, y la sospecha se debe a la coincidencia de que el virus pandémico se detectó por primera vez en una ciudad que alberga el laboratorio de máxima bioseguridad del instituto que estudia los coronavirus y las enfermedades mortales, como el ébola.

La teoría del accidente de laboratorio ‘no puede descartarse por completo’, pero es muy improbable, según los autores.

Wuhan, la mayor ciudad del centro de China, cuenta con múltiples mercados de animales, y es un importante centro de viajes y comercio, bien conectado con otras zonas tanto dentro de China como a nivel internacional, dijeron los autores.

Por lo tanto, es más probable que el vínculo del virus con Wuhan refleje el hecho de que los patógenos a menudo requieren áreas densamente pobladas para establecerse.

Aunque hasta ahora no se ha encontrado ningún reservorio de murciélagos ni ningún animal intermediario para el SARS-CoV-2, es probable que la transmisión del virus de una especie animal a otra pase desapercibida, según los autores.