Esto piensan los estadounidenses del Twitter de Donald Trump

Tweeter-in-Chief.
El 'arma' más poderosa de Trump ha sido su cuenta personal
Tweeter-in-Chief.
El 'arma' más poderosa de Trump ha sido su cuenta personal

Esto piensan los estadounidenses del Twitter de Donald Trump

Tweeter-in-Chief.El 'arma' más poderosa de Trump ha sido su cuenta personal
AP
2017-03-25 |07:50 Hrs.Actualización07:50 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque los tuits de Trump -de verdad- mueven al mundo

Donald Trump lleva poco más de dos meses como presidente de Estados Unidos y no ha cambiado su estilo para tuitear: provocador, impulsivo y políticamente incorrecto.

De hecho, aunque ya tiene control de la cuenta oficial de los presidentes de Estados Unidos (@POTUS), Donald Trump sigue usando su cuenta personal (@realDonaldTrump), desde la que lanza mensajes de hasta 140 caracteres que ponen nerviosos a los mercados y a gobiernos de otros países.

Pero tal vez no a todos les gusta esto, por eso Fox News encuestó a los votantes estadounidenses y encontró que la mayoría de ellos desaprueba la forma de tuitear del magnate republicano. 

El 50% de los encuestados está insatisfecho con los tuits de su presidente, el 32% desearía que Trump fuera "más cauteloso" al usar esa red social y solo el 16%  aprueba el estilo del Tweeter-in-Chief (Tuiteador en jefe).

La encuesta se realizó vía telefónica a mil votantes registrados de Estados Unidos.

Si te preguntas por qué tanta polémica en torno a una cuenta de Twitter, checa este recuento que hicimos de todo lo que posteó Trump en ella tan solo en su primer mes en la Casa Blanca, como arremeter contra sus opositores, presumir quién lo visitar y hasta defender a su familia.

¿ Y ANTES DE LA CASA BLANCA?

A finales del año pasado, cuando Donald Trump solo era presidente electo de Estados Unidos, el diario The New York Times realizó un análisis de los tuits que el magnate publicó entre junio de 2015, cuando lanzó su candidatura, y diciembre de 2016.

El diario neoyorquino encontró que, durante ese periodo, uno de cada nueve tuits de Trump fueron un insulto. ¿Y había alguna lógica detrás de la furia del magnate? De hecho sí: "al señor Trump le gusta identificar un par de enemigos principales y atacarlos hasta que ya no son lo suficientemente amenazantes como para interesarle", aseguró Kevin Quealy, el autor principal del estudio del Times.

Por ejemplo, cuando Trump luchaba por obtener la candidatura presidencial republicana, sus insultos se dirigieron a otros republicanos. En cambio, durante la campaña, enfocó sus ataques hacia los demócratas, especialmente en su adversaria Hillary Clinton. 

Como puedes notar, los periodistas y los medios fueron blancos constantes para Donald Trump entre mediados de 2015 y finales de 2016. ¿Y eso cambió cuando llegó a la Casa Blanca? No, sino todo lo contrario. El pasado 24 de febrero, la administración Trump no permitió la entrada a una reunión con el portavoz Sean Spicer a medios que han criticado al magnate. Días después, el presidente anunció que este 2017 no asistirá a la tradicional cena anual de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca. 

Que no nos extrañe que los medios sean blanco recurrente de los tweets furiosos del presidente estadounidense.