Esta es la bomba que estalló en el concierto de Ariana Grande en Manchester

Especialistas refirieron que el explosivo fue realizado con cuidado y a profundidad
Especialistas refirieron que el explosivo fue realizado con cuidado y a profundidad

Esta es la bomba que estalló en el concierto de Ariana Grande en Manchester

Explosivo.Especialistas refirieron que el explosivo fue realizado con cuidado y a profundidad
New York Times
2017-05-25 |12:46 Hrs.Actualización12:46 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el atentado cimbró el terror en diferentes naciones europeas

Potente y sofisticada. Así era a bomba que este lunes explotó en el Manchester Arena tras un concierto de Ariana Grande y la cual le causó la muerte a 22 personas, indicó The New York Timesmedio que publicó y analizó varias fotos del artefacto. 

Síguenos en Twitter @nacion321

De acuerdo a los elementos recogidos y fotografiados en la escena del crimen, el artefacto fue fabricado con sumo cuidado, aunque hasta el momento no se puede determinar cuantos o qué clase de explosivos se detonaron.

El periódico publicó en exclusiva ocho fotos en las que se ven diferentes elementos del explosivo, desde el detonador hasta una batería, pasando por fragmentos de una mochila azul y pedazos de metal y de tornillos.

Estos elementos, analizados por especialistas en manejo de explosivos que fueron consultadas por el diario, dedujeron que la bomba era "potente, dotada de una carga ultrarápida, pero también que la metralla fue dispuesta con cuidado y metódicamente" para causar el mayor daño posible.

Niños y jóvenes las nuevas víctimas del terrorismo en Europa

La bomba era suficientemente potente como para propulsar el torso del autor del atentado lejos de la explosión y causar devastación en un gran semicírculo, indicó el diario.

LA QUEJA

La filtración de las imágenes por el diario neoyorquino provocaron desaprobación por parte de las autoridades británicas pues éstas habían sido compartidas por el el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos y con otras agencias de inteligencia para continuar la investigación.

La ministra de Interior británica, Amber Rudd, se quejó de que las autoridades estadounidenses hayan filtrado a la prensa las imágenes de la escena del crimen incluso antes de que el Reino Unido las hiciera públicas.

"Estamos furiosos. Esto es completamente inaceptable. Estas imágenes filtradas desde dentro del sistema estadounidense son una molestia para las víctimas, sus familias y para la opinión pública en general".