España cancela todos sus vuelos hacia Italia por COVID-19

En Madrid han aumentadolos casos de COVID-19 por lo que se implementan medidas extraordinarias
En Madrid han aumentadolos casos de COVID-19 por lo que se implementan medidas extraordinarias

España cancela todos sus vuelos hacia Italia por COVID-19

Alerta.En Madrid han aumentadolos casos de COVID-19 por lo que se implementan medidas extraordinarias
AP
2020-03-10 |08:39 Hrs.Actualización08:39 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque esto podría colapsar la economía de Italia, una delas más débiles de Europa 

El gobierno de España decidió cancelar todos los vuelos que se dirijan a Italia debido al avance del COVID-19 en ese país.


A través de su cuenta de Twitter, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana comunicó que la prohibición comenzará este 11 de marzo y culminará el 25 de marzo.

Los únicos vuelos permitidos son las eronaves de Estado, escalas no comerciales, vuelos de carga, humanitarios, médicos o de emergencia.

El ministro de Sanidad de España anunció el lunes un enorme incremento en los casos de coronavirus dentro y alrededor de Madrid, e informó que todas las escuelas de la región, incluyendo jardines de niños y universidades, permanecerán cerradas por dos semanas a partir del miércoles.

En su segunda actualización de la jornada, Salvador Illa anunció un total de 1.204 casos confirmados, 28 decesos y 74 personas en terapia intensiva — un incremento de más de 200 infecciones desde el mediodía.

El número de casos en la región de Madrid se disparó respecto a la jornada anterior, pasando de 202 a 578, e implican un deterioro de la situación en España, añadió.

Este lunes, el primer ministro Giuseppe Conte restringió los desplazamientos en toda Italia para combatir al coronavirus, prohibiendo todos los viajes salvo los imprescindibles así como todas las reuniones sociales.

Las restricciones en todo el país entrarán en vigor este martes y se extenderán hasta el 3 de abril, e incluyen continuar con el cierre de escuelas y universidades, así como el de tabernas, restaurantes y cafés al anochecer.

Conte le llamó la atención a los jóvenes que siguen reuniéndose socialmente mientras el virus continúa extendiéndose. “Esa vida nocturna... Ya no podemos permitirla”, dijo.

Las calles de Milán, el centro financiero de Italia y la ciudad principal de Lombardía, se veían inusualmente tranquilas. Por primera vez se colocaron retenes en la principal estación ferroviaria de la urbe para examinar a los viajeros. Se le pidió a la gente en la Estación Central de Milán que llenara una forma policial, especificando el motivo de su viaje.

“Hasta hace unos días se pensaba que la alarma pasaría en algunas semanas, sólo era necesario que siguiéramos las normas. Ahora necesitamos explicarles a los ciudadanos que la situación es muy, muy grave; nuestros hospitales están al borde del colapso”, afirmó Giorgio Gori, alcalde de la ciudad de Bérgamo en Lombardía, en declaraciones a la televisora estatal RAI.

La gente que circula dentro de la ciudad y en las provincias está sujeta a verificaciones para asegurar que tiene razones válidas para estar en la calle. Los que violen esta norma se arriesgan a ser encarcelados tres meses o a pagar multas de 206 euros.