El Pentágono se niega a cumplir orden de Trump y reprimir protestas en EU

El Pentágono desplegó elementos militares, pero pidió no entrar en acción
El Pentágono desplegó elementos militares, pero pidió no entrar en acción

El Pentágono se niega a cumplir orden de Trump y reprimir protestas en EU

No a la confrontaciónEl Pentágono desplegó elementos militares, pero pidió no entrar en acción
AP
2020-06-03 |15:30 Hrs.Actualización15:30 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el presidente Trump ordenó "mano dura" para reprimir las diversas manifestaciones que hay en el país 

Contra lo dicho por el presidente Donald Trump, el secretario de Defensa, Mark Esper, se opuso a utilizar las fuerzas armadas para contener las actuales protestas que se llevan a cabo en el país tras el asesinato de George Floyd.

Esper dijo que la Ley de Insurrección, que le permitiría a Trump recurrir a militares en actividad para la tarea policial de reprimir las protestas, solo debe invocarse “en las situaciones más apremiantes y catastróficas”. Y aseguró que “ahora no estamos en una de esas situaciones”.

La invocación de esa ley ha sido motivo de discusión desde que Trump habló de utilizar a las fuerzas armadas para aplastar las protestas violentas. Esper ha autorizado el desplazamiento de varias unidades del ejército a bases militares en las afueras de la capital, pero sin llamarlas a la acción.

Momentos antes de las declaraciones de su secretario de Defensa, Trump dijo que el despliegue masivo de efectivos de la Guardia Nacional y la policía federal en la capital era un modelo para detener la violencia que ha acompañado algunas protestas en todo el país.

Trump sostuvo que la demostración de fuerza permitió que las protestas en Washington y otras ciudades se volvieran pacíficas y reiteró sus críticas a los gobernadores que no han activado plenamente su Guardia Nacional.

“Hay que tener una fuerza dominante”, dijo Trump a la radio Fox News el miércoles. “Necesitamos la ley y el orden”.

En sus declaraciones en el Pentágono, Esper criticó enérgicamente a la policía de Minneapolis por el incidente de la semana pasada que encendió las protestas. 

George Floyd, un hombre negro, murió después que un policía blanco le puso la rodilla al cuello durante varios minutos. Esper calificó el hecho de “asesinato” y “un crimen horrendo”.

Esper ha recibido críticas incluso de altos oficiales militares retirados por participar el lunes por la tarde de la caminata de Trump desde la Casa Blanca hasta la iglesia episcopal de San Juan, que había sufrido daños en las manifestaciones.

Esper dijo que si bien sabía que se dirigían a San Juan, no estaba al tanto de lo que sucedería.

“Yo no sabía que se estaba montando una foto”, dijo, y añadió que tampoco sabía que la policía había echado por la fuerza a manifestantes pacíficos de la plaza Lafayette para abrir camino a Trump y su séquito