El papa Francisco dice que abortar es lo mismo que contratar a un sicario

El líder del Vaticano desató otra polémica en su discurso semanal
El líder del Vaticano desató otra polémica en su discurso semanal

El papa Francisco dice que abortar es lo mismo que contratar a un sicario

Papa Francisco.El líder del Vaticano desató otra polémica en su discurso semanal
Cuartoscuro
2018-10-10 |21:53 Hrs.Actualización21:53 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el Papa ha sorprendido con sus declaraciones en las últimas semanas 

El papa Francisco dijo este miércoles que abortar es lo mismo que "contratar a un sicario", pues ambos, según él, son una forma "de resolver un problema". 

En la audiencia general que da todas las semanas en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el Obispo de la Iglesia Católica preguntó a la multitud que lo escuchaba: "¿Es correcto contratar a un sicario para resolver un problema? No se puede, no es correcto matar a un ser humano, independientemente de lo pequeño que sea, para resolver un problema. Es como contratar a un sicario para resolver un problema". 

Además, el Papa preguntó al público: "¿Cómo un acto que suprime una vida inocente e indefensa que se está gestando puede ser terapéutico, civilizado o simplemente humano?" 

"¿Es correcto 'extraer' una vida humana para resolver un problema?", continuó. "¿Es correcto o no?" 

LA CULPA LA TIENE SATANÁS 

Pero la polémica que desató el Papa con sus comentarios sobre el aborto no ha sido la única en las últimas semanas. 

El 29 de septiembre, en un comunicado, el pontífice dijo que los problemas por los que pasa la Iglesia Católica son resultado de las malas intensiones de Satanás. 

"(La iglesia debe ser) salvada de los ataques del maligno, el gran acusador, y, al mismo tiempo, ser más consciente de su culpa, sus errores y abusos cometidos en el presente y el pasado", dijo. 

Además, el Papa pidió a los creyentes rezar durante el mes de octubre para el bien de la Iglesia. 

Los comentarios del pontífice sorprenden porque había manejado un discurso más abierto que sus predecesores en torno a muchos de los temas polémicos con los que se enfrenta la iglesia católica. 

Cuando se le preguntó acerca de la homosexualidad en 2013, el Papa contestó: "Si (los homosexuales) aceptan al señor, ¿Quién soy yo para juzgarlos?" 

Además, en 2016, la Cabeza de la Iglesia respondió a la propuesta de Donald Trump, entonces aspirante a la candidatura republicana para la Presidencia de los Estados Unidos, de construir un muro en la frontera entre México y EU. "Una persona que piensa en construir muros, cualquier muro, y no en construir puentes, no es un cristiano", dijo el pontífice sobre el magnate americano.