El gobierno de España aprueba la extradición a México de uno de los 'Porkys'

De regreso.
Diego Cruz Alonso está acusado de pedarastia por abusar, junto con otros amigos, de una menor en Veracruz
De regreso.
Diego Cruz Alonso está acusado de pedarastia por abusar, junto con otros amigos, de una menor en Veracruz

El gobierno de España aprueba la extradición a México de uno de los 'Porkys'

De regreso.Diego Cruz Alonso está acusado de pedarastia por abusar, junto con otros amigos, de una menor en Veracruz
Especial
2016-12-23 |15:03 Hrs.Actualización15:03 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el caso de los 'Porkys' causó indignación en México

El gobierno de España aprobó este viernes la extradición a México de Diego Gabriel Cruz Alonso, uno de los llamados Porkys de Veracruz, acusado por las autoridades mexicanas de violación en el caso Daphne.

El Ministerio de Justicia español confirmó la decisión del Consejo de Ministros a propuesta del titular del ramo Rafael Catalá, luego de que el pasado 2 de diciembre la Sala Penal de la Audiencia Nacional confirmara la sentencia a favor de la extradición, y cuya entrega se realizará en los próximas días.

El joven, de 21 años, fue detenido en Madrid el 10 de junio pasado cuando salía de una residencia universitaria conforme a una orden internacional de detención cursada por las autoridades mexicanas, por los delitos de pederastia por agresión sexual a una menor en enero de 2015, en compañía de otros tres amigos en Veracruz.

El grupo de jóvenes, conocidos como Porkys de la Costa de Oro o Porkys de Veracruz, abordó a Daphne cuando salía de un bar, y la llevaron en el coche de uno de ellos a un domicilio, donde fue sometida a tocamientos y posteriormente violada.

Tras pasar unos meses en prisión preventiva en la cárcel madrileña de Soto del Real, el 26 de octubre se celebró la comparecencia de Cruz Alonso ante los magistrados que revisaron la solicitud de extradición.

El acusado negó los hechos sobre el abuso sexual a una menor en Veracruz, y leyó un texto en medio del llanto al asegurar que la historia son “mentiras de las que no hay pruebas”.

La defensa del procesado argumentó que no podía ser extraditado ya que posee también la ciudadanía española, pero los magistrados desestimaron los alegatos del abogado sobre la inseguridad a su integridad que puede sufrir Diego Cruz en las prisiones de México.

En su sentencia del pasado 28 de octubre, los magistrados avalaron la entrega a México al considerar que “no tiene ninguna credibilidad” lo argumentado por el acusado, y desecharon los alegatos de la defensa.

Los magistrados consideraron que el sistema penitenciario mexicano puede garantizar la seguridad del acusado, y que la campaña mediática denunciada por el abogado “no es una condicionante en la labor de los jueces mexicanos y de España”.