El conservador Mick Mulvaney fue elegido por Trump para ser jefe de presupuesto

Mick Mulvaney.
El elegido por Trump para ser jefe de presupuesto es miembro del ala más conservadora republicana
Mick Mulvaney.
El elegido por Trump para ser jefe de presupuesto es miembro del ala más conservadora republicana

El conservador Mick Mulvaney fue elegido por Trump para ser jefe de presupuesto

Mick Mulvaney.El elegido por Trump para ser jefe de presupuesto es miembro del ala más conservadora republicana
AP
2016-12-17 |10:53 Hrs.Actualización14:43 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...


El legislador de Carolina del Sur, Mick Mulvaney, fue elegido por Donald Trump para ser el director de presupuesto de la Casa Blanca.

Mientras se prepara para llegar a la última parada de su gira de agradecimiento, el presidente electo estadounidense anunció este sábado que Mulvaney, un conservador conocido por su rigidez en el gasto, será parte de su equipo. 

Mick Mulvaney es fundador del grupo legislativo House Freedom Caucus, conformado por republicanos del ala más conservadora, y el cual apoyaba al exlíder de la cámara, el republicano John Boehner, y han causado dolores de cabeza al actual líder Paul Ryan.

"Es un líder con mucha energía y profundas convicciones sobre cómo manejar responsablemente las finanzas de nuestra nación y evitar que nuestro país se ahogue en tinta toja", dijo Trump sobre el legislador en un comunicado.

Además, el magnate indicó que con Mulvaney en su equipo, su gobierno tomará "decisiones inteligentes" y "renovará la confianza de los contribuyentes en la forma como se usa su dinero".

Como director de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, un puesto que requiere la confirmación del Senado, Mulvaney, de 49 años, será el responsable de diseñar el presupuesto de Trump y supervisar la expedición final de regulaciones importantes.

El actual legislador ha votado en contra de aumentar el límite de endeudamiento del gobierno y ha presionado para efectuar importantes recortes en programas sociales, como una forma de balancear el presupuesto. 

En un comunicado difundido por el equipo del presidente electo, Mulvaney prometió ayudar a restablecer "la sanidad presupuestal y fiscal después de ocho años fuera de control, impuestos y una agenda de gasto financiero" con el presidente Barack Obama.