Diplomáticos de Estados Unidos defendieron a México frente a políticas de Trump

Defienden México
Los últimos seis embajadores de EU en México están preocupados por las políticas de Trump
Defienden México
Los últimos seis embajadores de EU en México están preocupados por las políticas de Trump

Diplomáticos de Estados Unidos defendieron a México frente a políticas de Trump

Defienden MéxicoLos últimos seis embajadores de EU en México están preocupados por las políticas de Trump
Cuartoscuro
2017-02-14 |16:33 Hrs.Actualización16:33 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque los embajadores de Estados Unidos en México vivieron momentos claves para ambos países

Los pasados seis embajadores de Estados Unidos en México están preocupados por las políticas bilaterales que su nuevo presidente, Donald Trump, mantiene entre ambas naciones. 

En un texto publicado por The Washington Post este 13 de febrero, los diplomáticos defendieron a México y pidieron no romper los lazos que ellos tuvieron que forjar cuando representaban a Estados Unidos en nuestro país.

El texto, que se titula "Embajadores: Tratar a México como socio estratégico" y está firmado por John D. Negroponte, James R. Jones, Jeffrey Davidow, Antonio Garza, Carlos Pascual y Earl Anthony Wayne; quienes representaron a Estados Unidos en México sucesivamente desde 1989 a 2015. 

"Nosotros seis hemos servido como embajadores de Estados Unidos en México, manejando la relación siempre mejorable entre las administraciones demócratas y republicanas desde finales de los años ochenta. Hemos visto de primera mano el valor estratégico de trabajar en cooperación con México para abordar problemas comunes, como la delincuencia, el terrorismo y la competencia económica mundial. A lo largo del camino, México se ha convertido en un país más democrático y próspero, convirtiéndolo en un socio mejor y más confiable"

En el texto, donde no hacen mención directa a Donald Trump, explican que en su paso por México ellos estuvieron presentes en momentos cruciales para estrechar relaciones entre ambos países, como el Tratado de Libre Comercio, lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.

Además, los diplomáticos consideraron que las políticas de Trump son exageradas y podrían encontrarse en riesgo de destruir años de colaboración mutua entre ambos países. 

"Mucho se puede mejorar entre México y los Estados Unidos para el bien de ambos países, pero enfrentar estos desafíos no tiene que ser una propuesta de ganar-perder. Ambos países pueden ganar seguridad y prosperidad. Revivir la animosidad y la 'distancia' que caracterizó nuestra relación en los años setenta u ochenta es peligroso y va en contra de nuestros intereses”

Sobre el muro que Trump busca construir en la zona fronteriza con México, los funcionarios reclamaron que esa idea tiene tintes nacionalistas que únicamente promueven un sentimiento antiestadounidense, pues eso limita la capacidad de que ambos países trabajen juntos para buscar soluciones. 

Exigir públicamente que México pague por un muro que los mexicanos no piensan que es necesario ha alimentado el nacionalismo antiamericano. Esto limita la capacidad del gobierno de México para trabajar con nosotros para encontrar soluciones”

Aquí puedes consultar el texto completo

¿Qué hicieron en México? 

John Negroponte (1989-1993)

Antes de llegar a representar a Estados Unidos en México, Negroponte fue embajador en Ecuador, Grecia y Honduras, por lo que era considerado como un diplomático de confianza. El funcionario llegó al país en 1989 donde fue uno de los mediadores y negociador de lo que sería el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).


 

James R. Jones  (1993-1997)

A inicios de su carrera política, en la década de los sesenta, Jones trabajó como asistente del presidente Lyndon B. Johnson, para después pasar a otros cargos. Llegó a México por órdenes del presidente Bill Clinton. Como representante de EU en México estuvo en temas relacionados con el arranque del TLCAN, el narcotráfico y la inmigración. Renunció a finales de 1997.

Jeffrey Davidow (1998-2002)

Durante los cuatro años en los que este diplomático se integró como el representante de Estados Unidos en México,  ambas naciones vivieron momentos clave para sostener sus relaciones bilaterales. La llegada de Vicente Fox a la presidencia y los atentados terroristas del 11 de Septiembre en Nueva York, respectivamente marcaron su estancia en el país. Luego del derrumbe de las torres gemelas, el diplomático cuestionó la posición mexicana contra el terrorismo, debido a que nuestro país no apoyó a Estados Unidos para invadir a Irak. Años después se retractó y consideró que México no se veía como un puente de acceso de terroristas a su país. 

Antonio Garza (2002-2009)

Conocido comúnmente como 'Tony' Garza, el diplomático estuvo presente en la lucha del ejercito mexicano contra el narcotráfico. En su paso en el  país, estuvo presente cuando el gobierno de George W. Bush aprobara la Iniciativa Mérida, la cual tiene por objetivo apoyar con dinero y equipo militar a las tropas mexicanas para detener el crimen organizado.  Poco tiempo después de dejar el cargo, México premió a Garza con la Órden del Águila Azteca por su profesionalismo al frente de la representación diplomática de su país.

  

Carlos Pascual (2009-2011)

Antes de llegar a México, el diplomático fue embajador de Estados Unidos en Ucrania y fue asesor de Bill Clinton dentro del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. El diplomático llegó a México por recomendación del presidente Barack Obama.

Pascual renunció en 2011, poco tiempo después de que el entonces presidente de México, Felipe Calderón, perdiera su confianza  luego de que se diera conocer un cable de Wikileaks que revelaba las críticas del diplomático sobre la lucha mexicana contra el narcotráfico. 

Earl Anthony Wayne (2011-2015)

Al igual que Pascual, Wayne fue un diplomático recomendado por Barack Obama para llegar a la representación diplomática de Estados Unidos en México. En su agenda bilateral resaltan el impulso entre ambos países en temas relacionados con la educación, turismo y seguridad, en este último rubro, estuvo presente para que ambos países volvieran a reactivar la Iniciativa Mérida. 

.