Derek Chauvin es declarado culpable de homicidio por la muerte de George Floyd

Chauvin, de 45 años, está acusado de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado.
Chauvin, de 45 años, está acusado de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado.

Derek Chauvin es declarado culpable de homicidio por la muerte de George Floyd

Derek ChauvinChauvin, de 45 años, está acusado de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado.
AP
2021-04-20 |16:33 Hrs.Actualización16:33 Hrs.


El expolicía Derek Chauvin fue declarado culpable de homicidio por la muerte de George Floyd en Minneapolis.

El jurado, formado por seis personas blancas y otras seis negras o multirraciales dedicaron unas pocas horas a la tarea,  luego de que la jornada quedó acaparada por unos argumentos finales en los que la fiscalía alegó que Chauvin le quitó la vida a Floyd el pasado mayo de una forma que hasta un niño sabría que está mal.

La defensa sostuvo que el policía blanco, ahora despedido, actuó de forma razonable y que Floyd, un afroestadounidense de 46 años, murió por una afección cardíaca y por el consumo de drogas ilegales.

Chauvin, de 45 años, está acusado de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado.

Según la ley de Minnesota, Chauvin enfrenta hasta cuatro décadas de prisión, aunque probablemente tendrá mucho menos tiempo bajo las pautas estatales de sentencia.

El jurado recibió el caso el 19 de abril luego de tres semanas de testimonios y, a veces, gráficos de expertos médicos, familiares y transeúntes angustiados.

Chauvin, quien es blanco, fue capturado en un video viral cuando inmovilizaba el pecho de Floyd contra el pavimento, incluso cuando Floyd gritaba repetidamente “No puedo respirar”.

El incidente impulsó a millones de personas en todo Estados Unidos y en otras naciones a tomar las calles para protestar contra la violencia policial y el racismo.

El estado argumentó que Chauvin era un policía malo que violó la misión declarada del departamento de servir con coraje y compasión.

La defensa dijo que los problemas cardiovasculares y el uso de drogas habían jugado un papel importante en la muerte de Floyd y que Chauvin usó fuerza razonable para detener a un sospechoso que se resistía activamente.