¿Cómo sería la presidencia de Joe Biden?

El demócrata tiene una ventaja sobre el republicano Donald Trump
El demócrata tiene una ventaja sobre el republicano Donald Trump

¿Cómo sería la presidencia de Joe Biden?

Joe Biden.El demócrata tiene una ventaja sobre el republicano Donald Trump
Especial
2020-11-03 |07:11 Hrs.Actualización07:11 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque los especialistas aseguran que a México le conviene la victoria del demócrata 

Aunque en las elecciones cualquier cosa puede pasar, en el caso de los comicios de Estados Unidos hay una clara tendencia a que Joe Biden se llevará la victoria, pues tiene ganado el voto popular; y hasta el momento cuenta con 216 votos del Colegio Electoral.

Si los pronósticos se cumplen, ¿cómo sería una presidencia de Joe Biden? La Associated Press ofrece una síntesis de las consecuencias más probables:

ECONOMÍA

Biden sostiene que la economía no se podrá recuperar plenamente hasta que la pandemia del coronavirus esté bajo control.

El exvicepresidente ha propuesto un enorme gasto público para evitar una dilatada recesión y para atenuar la desigualdad social que afecta particularmente a los miembros de minorías étnicas.

Biden financiaría parte de sus propuestas ambientales y sanitarias con la anulación de buena parte de las amplias reducciones impositivas aplicadas por los republicanos en el 2017. Propone además una tasa impositiva de 28% para las corporaciones -- menos que antes pero más alta de lo que es actualmente -- y alzas de impuestos para los que reciban más de 400.000 dólares anuales. Se estima que ello generará 4 billones de dólares en los próximos 10 años.

LA PANDEMIA

Uno de los más agudos contrastes entre Biden y el presidente Donald Trump es en cuanto a las políticas para manejar la pandemia del coronavirus. El ex vicepresidente sostiene que el rol del gobierno federal es precisamente actuar en ese tipo de crisis. A diferencia de Trump, no cree que es una cuestión meramente de los gobernadores locales y que el gobierno federal sólo debe servir de apoyo.

Biden está a favor de un robusto gasto federal para ayudar a negocios e individuos, además de gobiernos estatales y locales, para lidiar con las repercusiones económicas de la pandemia. Ha prometido aplicar la Ley de Producciones para Defensa, un estatuto que existe desde la Segunda Guerra Mundial y que le permite al presidente ordenar la manufactura de productos o equipos necesarios para enfrentar una crisis nacional.

Biden, a diferencia de Trump, promete hacerle caso a los expertos y asesorarse para poder difundirle a la ciudadanía los mensajes correctos para evitar el contagio, y ordenará que Estados Unidos se reintegre a la Organización Mundial de la Salud.

SISTEMA DE SALUD

La reforma al sistema de salud promulgada bajo la presidencia de Barack Obama cuenta con el apoyo de Biden y más aun, el ex vicepresidente desea ampliarla para que haya una opción de cobertura médica pública. Las familias de clase media tendrían acceso a una atención médica subsidiada.

Biden estima que es plan le costará unos 750.000 millones de dólares a lo largo de 10 años, ubicándose así entre Trump, quien quiere anular el “Obamacare”, y el ala más progresista del Partido Demócrata que quiere un sistema de salud totalmente público. Biden considera que su postura es un camino a la cobertura universal, y que podría contar con los votos en el Congreso para aprobarla.

La Corte Suprema, que ahora cuenta con una sólida mayoría conservadora de seis contra tres, estudiará pronto una demanda contra la reforma de Obama. En caso de ganar las elecciones, Biden tendrá que lidiar con esa decisión.

INMIGRACIÓN

Biden considera que las políticas antiinmigrantes de Trump constituyen “un implacable asalto” contra los valores patrios y ha prometido “reparar el daño”, pero advierte que no dejará de vigilar la seguridad fronteriza.

Biden ha prometido reinstaurar inmediatamente el programa DACA, que ha permitido la estadía en el país a millones de personas traídas ilegalmente a Estados Unidos cuando niños, y derogar las restricciones contra el asilo implementadas por Trump.

Además, Biden dice que revocará la medida de Trump de negarle visas o status de residente a quienes usen servicios públicos, como la asistencia nutricional para los pobres.

Biden apoya además suspender por 100 días todas las deportaciones mientras su equipo analiza maneras de revocar las políticas migratorias de Trump. Sin embargo, Biden está a favor de la norma vigente durante la presidencia de Obama de deportar a los inmigrantes sin condición legal que hayan sido convictos de un crimen o que presenten una amenaza a la seguridad pública, pero rechazando la política de Trump de expulsar a todos los que hayan cruzado la frontera sin autorización.

Biden además ha prometido cesar la construcción del muro en la frontera con México.

POLÍTICA EXTERIOR

Biden está a favor de una estrategia de lucha contra el terrorismo usando comandos especiales o ataques aéreos, en vez de despachar a soldados a territorio ajeno. Desea cerrar la cárcel de Guantánamo.

Si bien apoyó la invasión de Irak en el 2003, de lo que ahora se arrepiente, ha dicho que dará prioridad a la diplomacia y a los tratos mediante alianzas e instituciones internacionales.