Avances de Pfizer y Eli Lilly, la esperanza ante la pandemia

Casi un año después de la pandemia, el mundo enfrenta la implacable propagación del coronavirus
Casi un año después de la pandemia, el mundo enfrenta la implacable propagación del coronavirus

Avances de Pfizer y Eli Lilly, la esperanza ante la pandemia

La esperanza.Casi un año después de la pandemia, el mundo enfrenta la implacable propagación del coronavirus
Especial
2020-11-10 |11:56 Hrs.Actualización11:55 Hrs.

Casi un año después de la pandemia, un mundo que enfrenta la implacable propagación del coronavirus recibió una explosión de buenas noticias, con una vacuna desarrollada por Pfizer que mostró resultados "extraordinarios" mientras que una terapia de anticuerpos de Eli Lilly recibió autorización de uso en Estados Unidos.

Los procesos de desarrollo que generalmente toman años se han comprimido en meses, y los expertos advierten que el mundo está en un territorio desconocido con las vacunas COVID-19.

Aún así, los datos preliminares revelados por Pfizer fueron tan inesperadamente positivos que superaron todas las advertencias, lo que hizo que los inversores salieran en estampida de activos refugio como el yen y los bonos del Tesoro hacia los valores más de riesgo. Con el control del coronavirus casi perdido en Estados Unidos y partes de Europa, la vacuna de Pfizer y la tecnología genética experimental que utiliza fueron recibidas como un deus ex machina.

Las 13 economías que ya han firmado acuerdos de suministro con Pfizer y su socio alemán BioNTech ahora se encuentran en una posición ventajosa. Pfizer y BioNTech han dicho que deberían poder producir mil 300 millones de dosis de su inyección, suficiente para vacunar a 650 millones de personas, para fines de 2021. Se espera que haya alrededor de 50 millones de dosis disponibles en 2020, de acuerdo con Bloomberg. 

Al menos cuatro países también tienen acuerdos con Moderna, cuya vacuna utiliza la misma tecnología de ARNm experimental que Pfizer. Se espera que la compañía publique datos preliminares pronto.

Estados Unidos y Japón tienen la mayor cantidad de pedidos totales de ambas vacunas de ARNm (200 millones y 170 millones respectivamente) mientras que incluso países en desarrollo como Perú y Ecuador tienen pedidos para la inyección de Pfizer.

Mientras tanto, la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de EU de la terapia de anticuerpos de Eli Lilly para su uso contra el COVID-19 leve a moderado proporciona otra arma en el arsenal de los médicos para tratar el coronavirus.

La atención se centra ahora en los importantes desafíos que se avecinan, especialmente en cómo implementar vacunas de ARNm dado su inusual requisito de almacenamiento en frío y transporte. Deben almacenarse en condiciones de congelación profunda de -70 grados centígrados, instalaciones que incluso muchos hospitales importantes no tienen, sin mencionar los países en desarrollo donde la electricidad es intermitente.

Las vacunas de dos inyecciones también son difíciles de administrar en algunas poblaciones donde las personas no son fácilmente contactables o tienen que viajar largas distancias para llegar a los centros de vacunación.

Las noticias de Pfizer "son muy alentadoras; sin embargo, por sí solas, no significarán que podremos reanudar las actividades como de costumbre en el corto plazo", dijo Linda Selvey, epidemióloga de enfermedades infecciosas de la Universidad de Queensland en Australia.

Dijo que es importante tener varias vacunas disponibles "para garantizar que todos en todo el mundo estén protegidos".

En el Reino Unido, la Agencia reguladora de Medicamentos y Salud ha iniciado un examen continuo de la vacuna de Pfizer, permitiendo a los reguladores ver los datos clínicos en tiempo real para que las aprobaciones se pueden conceder más rápidamente. Eso podría hacer que la vacuna esté disponible en el país por delante de la Unión Europea.