5 datos que demuestran que Trump gobierna a un Estados Unidos dividido

Donald Trump.
La opinión pública en Estados Unidos se divide frente al nuevo presidente norteamericano
Donald Trump.
La opinión pública en Estados Unidos se divide frente al nuevo presidente norteamericano

5 datos que demuestran que Trump gobierna a un Estados Unidos dividido

Donald Trump.La opinión pública en Estados Unidos se divide frente al nuevo presidente norteamericano
AFP
Pancho Parra
Editor de datos
2017-02-20 |06:18 Hrs.Actualización08:14 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el nuevo presidente de Estados Unidos es el peor evaluado al inicio de una gestión

El 20 de enero de 2017 inició la presidencia de Donald Trump. Ese día se concretó la campaña del republicano que no le importó ser ‘políticamente correcto’ o caerle bien a sus detractores y que, además, generó opiniones encontradas. Los números son claros: Donald Trump divide.

Síguenos en Twitter @nacion321

A un mes de que asumió el poder, te compartimos 5 datos que revelan la polarización que provoca el nuevo presidente entre los estadounidenses.

1. APROBACIÓN

Como ya sabemos, Hillary Clinton ganó el voto popular, pero la estrategia Donald Trump ganó el Colegio Electoral (quien decide la presidencia). A Clinton y Trump los dividió 2.8 millones de votos de los 136 millones de electores. Esta fue la octava elección más competida en las 49 elecciones presidenciales en la historia de Estados Unidos.

Donald Trump se convirtió en el primer presidente que inicia su gestión sin el apoyo de la mayoría de la población. De acuerdo con la medición de Gallup, que inicia en 1953, registró la calificación más baja para un nuevo presidente. Solamente el 45% de los norteamericanos lo apoyaba en enero, justo antes de iniciar su gestión. La última información disponible, nos dice que después de 23 días de gestión, a Trump lo apoyan 4 de cada 10 norteamericanos.

2. JÓVENES CONTRA ADULTOS

Comparando por grupo de edad, según la encuesta de Gallup, encontramos que el 53% de los jóvenes (18-29 años) reprueba el trabajo que ha realizado Donald Trump como presidente en su primeros días, mientras que el 49% de las norteamericanos entre 50 y 64 años apoyan el trabajo de Trump. 

3. REPUBLICANOS CONTRA DEMÓCRATAS

La identificación partidista deja muy claro el apoyo o rechazo a Trump. Mientras que el 87% de los republicanos aprueban el desempeño del presidente, solo el 11% de los demócratas creen que está realizando buen trabajo. Esta es la aprobación por grupo demográfico:

GRUPOSEMANA 1 (%)SEMANA 2 (%)SEMANA 3 (%)
Republicano898687
Demócrata13811

Si bien se ve difícil que un presidente republicano tenga el apoyo de los demócratas o gane la aprobación de los simpatizantes del partido contrario, los números de Trump distan mucho de los de Obama, según la misma medición de Gallup. El exmandatario demócrata contaba con el apoyo del 30% de los republicanos en su tercer semana de trabajo, mientras que Trump apenas convence a 1 de cada 10 demócratas.

4. DIFERENCIA RACIAL

La diferencia racial importa en la percepción del presidente. El 53% de los norteamericanos blancos apoya el trabajo de Trump, mientras que entre los no-blancos apenas el 17% lo aprueba. Después de todo, el nuevo presidente republicano ganó la elección con el apoyo del 57% del electorado blanco. En unos comicios donde el 70% de los votantes fueron blancos (CNN)

5. LOS MEDIOS

Su batalla contra los medios de comunicación no es nueva. Durante su campaña presidencial señalaba a Anderson Cooper (CNN) como un presentador sesgado y que no haría un buen trabajo como moderador del debate, y cómo olvidar la burla hacia un periodista con discapacidad.

La semana pasada declaró a ciertos medios (que critican su trabajo) como enemigos de Estados Unidos.

Sin embargo, nombró como jefe de estrategia a Steve Bannon, el exdirector de Breitbart, el sitio de noticias que apoyaba a Trump.

Si se trata de escoger entre la Casa Blanca de Trump y los reporteros, la diferencia es (de nuevo) partidista. Una encuesta de Fox News revela que 8 de cada 10 simpatizantes republicanos le creen más a la Casa Blanca que a los reporteros, mientras que el 79% de los demócratas creen más en los periodistas.