¿Y si el gabinete del presidente Peña Nieto fuera un equipo de futbol?

Ruiz Massieu dejó la titularidad de Relaciones Exteriores para dar paso a Videgaray Caso
Ruiz Massieu dejó la titularidad de Relaciones Exteriores para dar paso a Videgaray Caso
Ruiz Massieu dejó la titularidad de Relaciones Exteriores para dar paso a Videgaray Caso
Ruiz Massieu dejó la titularidad de Relaciones Exteriores para dar paso a Videgaray Caso

¿Y si el gabinete del presidente Peña Nieto fuera un equipo de futbol?

Cambio.Ruiz Massieu dejó la titularidad de Relaciones Exteriores para dar paso a Videgaray Caso
Especial
Juan González Anaya
Reportero
2017-01-09 |06:17 Hrs.Actualización06:17 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque se acaban de anunciar cambios en el gabinete. ¿Serán los últimos del sexenio?

Sabemos que México es un país futbolero, entonces qué mejor manera de entender los movimientos en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto que imaginándolo como un equipo con sus respectivos jugadores titulares, versátiles, los refuerzos y las fuerzas básicas.

Primero que nada es preciso explicar que, como en toda escuadra, Peña Nieto también tiene a su primer y segundo equipo: el gabinete legal (18 secretarías) y el ampliado (12 dependencias), que en conjunto suman 30 entes. 

LOS TITULARES

12 de los 30 funcionarios que iniciaron se han mantenido en sus puestos desde que inició el sexenio en 2012, es decir como titulares fijos.

El jugador clave de la administración de Peña Nieto es el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. El hidalguense es "titularísimo" para el presidente, y se ha mantenido firme en los tramos más complicados del partido para el club de Los Pinos.

En varios deportes se dice que los equipos se construyen de la defensa hacia adelante. Peña Nieto ha mantenido desde 2012 en sus puestos a los secretarios de Defensa Nacional, el general Salvador Cienfuegos, y al de Marina, el almirante Vidal Soberón.

Otros miembros del gabinete que han mantenido sus puestos en el primer equipo son Pedro Joaquín Coldwell, en la Secretaría de Energía; Ildefonso Guajardo, en Economía; Gerardo Ruiz Esparza, en Comunicaciones y Transportes, y Alfonso Navarrete Prida, en Trabajo y Previsión Social.

Mientras que en el segundo equipo, el Consejero Jurídico del Ejecutivo federal, Humberto Castillejos, aún mantiene su lugar en la plantilla del presidente desde el inicio del sexenio, al igual que Nuvia Mayorga, quien está al frente de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) .

Asimismo, Lorena Cruz conserva la presidencia del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), lo mismo que Laura Vargas Carillo, esposa de Osorio Chong, quien no se ha movido de la titularidad del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), y Enrique Cabrero Mendoza, al frente del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El IMPRESCINDIBLE

Todos los directores técnicos tienen a un "consentido" en su equipo. En el caso del presidente Peña Nieto, el elemento imprescindible en su alineación es Luis Videgaray Caso. ¿Por qué?  De entrada, Luis Videgaray juega en el equipo presidencial desde hace más de 10 años. Cuando Peña llegó a Los Pinos, en 2012, nombró a Videgaray como titular de Hacienda y Crédito Público. 

Hay veces en que ese jugador especial es obligado a dejar la cancha. Eso le ocurrió a Videgaray, quien renunció a Hacienda por el desgaste que le causó formar parte del equipo que negoció la polémica visita a México de Donald Trump, entonces candidato presidencial de Estados Unidos. Pero los técnicos siempre buscan cómo tener en su equipo al jugador que tanto conocen y valoran.

Este 4 de diciembre de 2017, Videgaray volvió al gabinete de Peña Nieto, ahora como titular de Relaciones Exteriores, en sustitución de Claudia Ruiz Massieu. La diferencia es que actualmente, Donald Trump está a unos días de convertirse oficialmente en presidente de Estados Unidos. Es común que los directores pongan en su alineación a los jugadores que conocen al equipo que enfrentan.

LOS VERSÁTILES

Algunos jugadores del gabinete de Peña Nieto se han mantenido dentro del "terreno de juego" pero han cambiado su posición.

El mayor ejemplo de plurifuncionalidad en el gabinete presidencial es José Antonio Meade, pues inició el sexenio en Relaciones Exteriores (SRE), tomó las riendas de la Sedesol en agosto de 2015, y en septiembre de 2016 pasó a ocupar la titularidad de Hacienda y Crédito Público. Ese puesto no es desconocido para Meade, quien ya jugó ahí entre 2011 y 2012, pero para el equipo del expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

Otra que ha jugado en varias posiciones federales es Rosario Robles. Inició el sexenio en 2012 como titular de Desarrollo Social. Después, en agosto de 2015, Robles pasó al frente de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Otro funcionario que aparece en el cuadro peñista desde 2012, es José Antonio González Anaya, quien en 2016 dejó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para dirigir Petróleos Mexicanos (Pemex).

LOS REFUERZOS

El Senado ha sido una de las "canteras" de donde Peña Nieto ha tomado elementos para reforzar su gabinete. La exsenadora Arely Gómez, llegó en febrero de 2015 al gabinete como titular de la Procuraduría General de la República (PGR). Ahora, Gómez pasó al frente de la Secretaría de la Función Pública, en octubre de 2016. Para sustituir a Gómez, llegó el exsenador Raúl Cervantes.

En agosto de 2015, el hasta entonces jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, tomó la titularidad de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en sustitución de Emilio Chuayffet, mientras que Francisco Guzmán sustituyó a Nuño en ese puesto clave en Los Pinos.

Otro jugadores que llegaron al equipo de Peña ya comenzado el sexenio han sido: el exrector de la UNAM, José Narro, quien fue fichado para tomar la titularidad en Salud en febrero de 2016. 

En agosto de 2015 hubo un cuádruple relevo: Enrique de la Madrid llegó a Turismo, Rafael Pacchiano a Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el exgobernador de Querétaro, José Calzada, tomó la cartera de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa). Además, José Reyes Baeza, exgobernador de Chihuahua, pasó al frente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), tras la muerte de Sebastián Lerdo de Tejada. 

Otros refuerzos al gabinete de Peña han sido Roberto Ramírez, nombrado al frente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en febrero de 2015. Ya en 2016, Mikel Arriola sustituyó a José Antonio González como director del IMSS.

LOS RETIRADOS

De los jugadores que iniciaron con el presidente Peña el partido del sexenio en 2012, siete se han retirado del equipo.

El primero en irse de la cancha fue Jorge Carlos Ramírez, quien en diciembre de 2012 fue designado titular de la Secretaría de la Reforma Agraria; sin embargo, en 2013, la dependencia mutó en la Sedatu y Ramírez se fue al terreno legislativo, como diputado federal.

Dos jugadores experimentados iniciaron el sexenio como titulares del equipo de Peña Nieto, pero pese a su jerarquía no terminaron el partido. Se trata de Emilio Chuayfett y Jesús Murillo Karam.

A Chuayfett le tocó marca personal sobre Elba Esther Gordillo, la poderosa exlíder magisterial. El duelo con Gordillo debilitó al veterano Chuayfett, quien dejó el cargo en otoño de 2015, en parte, por problemas de salud.

En tanto, Jesús Murillo Karam inició el sexenio al frente de la PGR. El caso de los 43 normalistas desaparecidos en Guerrero en 2014 agotó tanto a Murillo que pidió cambio. Lo colocaron entonces, brevemente, al frente de la Sedatu, y salió definitivamente del cuadro del presidente en agosto de 2015.

A la entrada de Peña a Los Pinos se designó a Julián Oliva Ugalde como encargado de despacho de la Secretaría de la Función Pública (SFP), pues en enero de 2013, con la entrada en vigor la reforma a la ley orgánica de la administración pública federal, se previó que la dependencia desaparecería.

Sin embargo, el gobierno recibió un gol en 2014 al revelarse la existencia de la llamada "Casa Blanca". Debido al escándalo el Ejecutivo designó a Virgilio Andrade Martínez como titular de la SFP para investigar el caso, así como el de una casa en Malinalco, Estado de México, del actual canciller, Luis Videgaray. Andrade renunció a su cargo en julio de 2016.

La más reciente salida del equipo de Peña es la de Claudia Ruiz Massieu. Inició el sexenio al frente de la Secretaría de Turismo. En agosto de 2015 tomó el puesto como canciller. Finalmente, en enero de 2017, Ruiz renunció a Relaciones Exteriores y ya no se le designó otro puesto en el gabinete presidencial.

Del gabinete ampliado, Emilio Lozoya, estuvo al frente de Pemex desde 2012 hasta febrero de 2016 y a pesar de que se consiguió promulgar la reforma energética, salió de la cancha y fue sustituido por José Antonio González Anaya. David Korenfeld tampoco terminó el sexenio en su puesto. En abril de 2015, renunció como director de Conagua tras ser descubierto en fuera de lugar, pues utilizó un helicóptero del gobierno para fines personales.

DE LAS FUERZAS BÁSICAS A TITULAR

Hasta septiembre de 2016, Luis Enrique Miranda Nava se desempeñó como subsecretario de Gobierno en la Secretaría de Gobernación. Tras el cambio de José Meade hacia Hacienda, el presidente Peña Nieto nombró a Miranda Nava como nuevo titular de Desarrollo Social.

LAS PÉRDIDAS

Ni la política ni el futbol están exentos de tragedias. El sexenio de Peña Nieto ha sufrido dos muertes. Sebastián Lerdo de Tejada se desempeñó como titular del ISSSTE desde la entrada del actual gobierno, en diciembre de 2012. Sin embargo, en mayo de 2015, un infarto acabó con su vida. 

Por su parte, Rafael Tovar y de Teresa estuvo al frente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. En diciembre de 2015 entró en vigor el decreto por el que se creó la Secretaría de Cultura, y Tovar y de Teresa fue designado como su primer titular. Un año después, el cáncer acabó con la vida de Rafael Tovar, ahora en ese puesto está María Cepeda.