¿Y la memoria, México? Moreira y su exitoso regreso a la política de Coahuila

¿Con suerte?
Humberto Moreira pasó de ser perseguido por la justicia española, a ser candidato a diputado local
¿Con suerte?
Humberto Moreira pasó de ser perseguido por la justicia española, a ser candidato a diputado local

¿Y la memoria, México? Moreira y su exitoso regreso a la política de Coahuila

¿Con suerte?Humberto Moreira pasó de ser perseguido por la justicia española, a ser candidato a diputado local
Cuartoscuro
2017-04-05 |14:05 Hrs.Actualización20:00 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Humberto Moreira estuvo acusado de dejar enormes deudas en Coahuila 

En la política mexicana todo puede pasar, incluso que un exgobernador acusado de tener nexos con el narcotráfico y dejar endeudado al estado que gobernó regrese a la política. 

Síguenos en Twitter @nacion321

Es el caso de Humberto Moreira, quien tras dejar la dirigencia del PRI y exiliarse en Europa para estudiar una maestría, regresa "renovado" y con ganas de hacer política en su natal Coahuila.

El caso Moreira es un claro ejemplo de la mala memoria que tenemos los mexicanos, pero no te preocupes, aquí te vamos a dar algunos datos para que no se te olvide de lo que el exgobernador ha sido acusado. 

INICIOS

Humberto Moreira nació en Saltillo, Coahuila el 28 de julio de 1966. Proviene de una familia dedicada al  magisterio, por lo que no fue extraño que se dedicara a lo mismo. Obtuvo el título de Profesor de Educación primaria y después cursó una licenciatura en Educación Media Superior con especialidad en Ciencias Sociales.

Su carrera profesional comenzó en 1985, cuando se convirtió en profesor en la Secundaria Técnica “Abel Suárez de León”, pero para 1988 dio el gran salto a la Secretaría de Educación Pública donde ocupó diversos cargos. Pero fue hasta 1999 cuando ocupó su primer cargo de primer nivel: Secretario de Educación Pública de Coahuila, cargo que ocupó hasta 2002.

DE ALCALDE A GOBERNADOR

Moreira no se conformó con el puesto de secretario de educación estatal, en 2002 se lanzó como candidato del PRI a la alcaldía de Saltillo, cargo que ganó y en el cual estuvo hasta 2005, cuando decidió que era hora de ser gobernador de la entidad.

El PRI lo designó como candidato y Moreira ganó las elecciones de Coahuila tras vencer con 488 mil 348 votos al panista Jorge Zermeño Infante y al candidato del PRD, Juan Pablo Rodríguez.

Humberto Moreira ocupó el cargo de gobernador de 2005 a 2011, fecha en la que pidió licencia para postularse como el nuevo dirigente nacional del PRI. Justo durante su periodo como Ejecutivo Estatal fue cuando empezaron sus problemas.

LOS ESCÁNDALOS 

La Secretaría de Hacienda reveló que el gobierno encabezado por Humberto Moreira adquirió una deuda de más de 30 mil millones de pesos a través de documentación falsa.

La operación fue realizada por Héctor Villareal Hernández, extitular del Sistema de Administración Tributaria de la entidad y quien contrató créditos con los bancos Santander y el Bajío. Los decretos avalaban la deuda a largo plazo.

Ante esto, la Procuraduría General de la República inició las investigaciones a Moreira y sus colaboradores más cercanos; sin embargo, las autoridades terminaron absolviendo al exgobernador por no tener pruebas suficientes que comprueben el daño al erario.

Sin embargo, el caso llegó hasta Estados Unidos, específicamente a Texas, donde la corte de ese estado acusó a Villareal Hernández de invertir los fondos de Coahuila en propiedades ubicadas al sur de Texas, según reportó el portal San Antonio Express News.

El excolaborador de Moreira se declaró culpable de robar dinero de las arcas de Coahuila y reconoció el uso de documentos falsos para tramitar préstamos bancarios. La corte de Texas también investigó al empresario Rolando Treviño González, quien también aceptó ser culpable de defraudar al estado a través de la compra de medios de comunicación.

SE VA A ESPAÑA

En medio de las acusaciones, Moreira decide pedir licencia a su cargo como gobernador y decide competir por la dirigencia nacional del PRI, cargo que ocupó menos de un año debido a los escándalos de los que fue blanco.

La gota que derramó el vaso fue el asesinato de su hijo, José Eduardo Moreira, en octubre de 2012 y a quien presuntamente vincularon con los Zetas. Días más tarde, el propio Humberto Moreira declaró que el asesinato de su hijo era parte de una venganza debido a que el gobierno encabezado por su hermano Rubén Moreira, mató al sobrino de Miguel Ángel Treviño, el Z-40.

Con la muerte de su hijo a cuestas, las acusaciones de desvío de recursos y su renuncia como líder del PRI, Moreira tuvo una idea para salir de todo el embrollo: ponerse a estudiar. Así fue como decidió reactivar su plaza como docente y pedir al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) una beca para estudiar en el extranjero. El SNTE le otorgó la beca y Moreira hizo sus maletas para pasar tres años en España estudiando una maestría en Historia. 

Todo parecía marchar sobre ruedas para el exlíder nacional del PRI, pero en enero de 2016 autoridades españolas lo detuvieron por los presuntos delitos de lavado de dinero, malversación de recursos públicos y cohecho. Según la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal española, Moreira desvió recursos de Coahuila por más de 2 mil millones de pesos y los trasladó a Estados Unidos para de ahí hacerlos llegar a España.

Pero a Moreira la suerte le volvió a sonreír, pues tras varios días de investigación, el juez encargado del caso, Santiago Pedraz, determinó que no había suficientes pruebas para acreditar el delito del que fue acusado y que las transferencias de dinero que le hicieron a Moreira eran completamente legales.

REGRESO

Tras un año de haber sido detenido en España, Humberto Moreira está de regreso en la vida política del país. Ahora busca una diputación por la vía plurinominal respaldada por el Partido Joven.

Aunque la candidatura no necesita del voto directo de los ciudadanos, Moreira no se limita y ha salido a las calles a buscar el voto de la gente para el partido que lo respalda. Incluso, soltó un spot en donde habla de las legislaciones que propondrá en caso de llegar al Congreso de Coahuila.

Esta "osadía" le valió que su partido, el PRI, lo expulsara por aceptar la candidatura de otro partido con el que no están en coalición. Pero al parecer esto no lo tiene muy preocupado, pues sigue haciendo campaña como si nada.