VIDEO: A los millennials hay que hablarles con la verdad, dice Xóchitl Gálvez

2016-11-26 |07:09 Hrs.Actualización10:07 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque encabeza las preferencias entre los posibles aspirantes del PAN a la jefatura de Gobierno

A la generación millennial hay que hablarle con la verdad y decirle las cosas como son, afirma Xóchitl Gálvez, jefa delegacional en Miguel Hidalgo, quien reconoce que no todos los políticos logran conectar con los jóvenes.

En entrevista con Nación321, considera que algo que no soporta esta generación es la pose, por lo que si un político pretende acercarse, lo único que deben hacer es decir las cosas tal cual son.

“Para mí son jóvenes que están aprendiendo a vivir en el mundo con otras reglas del juego (…). Son una generación que le gusta la innovación y le gusta que le hables directo, que están hasta la madre del status quo, esto de lo políticamente correcto no lo soportan, no soportan la mentira, no soportan la pose”.

Por eso advierte que si los políticos fingen, eso no va a funcionar para establecer un contacto más cercano: “Algunos creen que ponerle PRImillennials conecta, y eso les encabrona más, o sea, que los quieran usar. Simplemente no hay que fingir, no hay que hacer poses, hay que ser, hay que decir las cosas como son y ellos decidirán si conectaste o no con ellos”.

Gálvez se autodefine como una mujer entrona e irreverente que sí puede conectar con los jóvenes, y una de sus principales cualidades, dice, es que puede usar groserías con la misma naturalidad como las expresan los jóvenes.

“Era muy chistoso, porque me decía mi hija: ‘mamá, eres lo máximo para mis amigos, eres la única mamá que dice groserías y las dices en la tele’, entonces para ellos era algo así como ‘wow, tú mamá dice groserías’ y los chavos dicen groserías (…) O sea, decir ‘está cabrón’ o ‘hay un chingo’, son palabras coloquiales que los jóvenes están usando también para comunicarse.

‘HASTA LA MADRE’

Gálvez comenta que con los jóvenes también comparte el hartazgo hacia la corrupción, porque dice que los mexicanos estamos “hasta la madre".

Señala que este flagelo se evidencia en casos como los escándalos de los exgobernadores y que fue una situación que ella misma encontró en la jefatura delegacional de Miguel Hidalgo.

"Cuando vemos cómo dejan los estados, no hay mucha diferencia de cómo dejan los municipios, la verdad es que hay una clase política voraz, que está dispuesta a hacerse rica en los tres años o los seis años en los que está, es increíble lo que estamos viendo en Veracruz, es increíble lo que yo me encontré"

Platica que esa fue una de las razones que la llevó a ser jefa delegacional, para demostrar, primero a sus dos hijos de 19 y 27 años, y después a los jóvenes que se puede gobernar de manera diferente.

¿CANDIDATA PARA 2018?

Xóchitl Gálvez lleva un año en la jefatura delegacional de Miguel Hidalgo y presume que ya logró hacer la diferencia al cancelar la visión de un gobierno clientelar, como el que, dice, heredó Víctor Hugo Romo del PRD, para implementar programas de impulso, principalmente para los jóvenes.

Afirma que está concentrada en sacar adelante su gestión en la demarcación, porque, puntualiza, es un error que los políticos y los funcionarios siempre estén pensando en el siguiente cargo, porque eso los distrae de sus funciones.

"Yo creo que quiero enfocarme, porque digo, si salgo muy pendeja, pues cómo me van a elegir para jefa de Gobierno, o sea, pues no, hay que ver primero cómo trabaja, primero tienes que dar resultados"

La encuesta de El Financiero sobre las preferencias electorales en la Ciudad de México para 2018 identifica en primer lugar a Morena, con 34%; seguido del PRD, con 21%, y en tercer lugar el PAN, con 16%.

Sin embargo, entre los posibles aspirantes en Acción Nacional, quien lleva la delantera con 40% es Xóchitl Gálvez.

Pese a ello, la jefa delegacional insiste que por lo pronto, la candidatura para el gobierno de la Ciudad de México no forma parte de su proyecto.

“No, no está en mi proyecto, a mí me parece que a los políticos justamente por dedicarse a trabajar para un proyecto distinto en el que están pierden el enfoque, o sea, qué hueva ahorita estar pensando en las encuestas, en si digo esto, en si suben puntos. Yo estoy trabajando de verdad en lo que me gusta”.