Si creías que el de Río Bravo era el peor spot, es porque no has visto estos

Estos políticos no tuvieron empacho en demostrar que querían el voto a toda costa
Estos políticos no tuvieron empacho en demostrar que querían el voto a toda costa

Si creías que el de Río Bravo era el peor spot, es porque no has visto estos

¡Sabor!Estos políticos no tuvieron empacho en demostrar que querían el voto a toda costa
Especial
2017-09-07 |14:58 Hrs.Actualización14:59 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estos políticos son capaces de todo por buscar el voto

El alcalde de Río Bravo, Tamaulipas, rompió las redes este jueves con su versión de I Will Survive. 

Juan Diego Guajardo Anzaldúa aprovechó el éxito de la canción de Gloria Gaynor para dar a conocer su primer informe de gobierno y de paso demostrar que lo suyo, lo suyo, no es la cantada ni la bailada.


Pero el político tamaulipeco no es el primero que muestra otra faceta de su actividad como funcionario público. Aquí te dejamos los casos de esos gobernantes y candidatos que quisieron incursionar en el mundo del espectáculo para pedir el voto y terminaron siendo el espectáculo. 

EL 'REY' DEL VOTO

Si de baile y vestimenta excéntrica se trata, el panista Diego Leyva Merino se llevaría el primer lugar. En 2015 y como parte de su campaña para una diputación federal en Guanajuato, el exalcalde de San Diego de la Unión aprovechó el boom del genero tribal para vestirse con botas picudas, pantalón vaquero, sombrero y camisa para pedir el voto.

"Ése, apóyeme, soy su candidato de Acción Nacional. Guácheme que voy pa’ diputado federal”, decía el político, para después cantar: “Yo soy, yo soy, yo soy, Diego del PAN; yo soy, yo soy, yo soy, de Acción Nacional. Yo soy, yo soy, yo soy, Diego del PAN, y voy, y voy, y voy, voy a triunfar”.

La canción de Diego Leyva Merino era una parodia de El rey del tribal, del presentador de Multimedios Ernesto Chavana. Lamentablemente para el político, su video de poco sirvió porque perdió la elección ante el priista Timoteo Villa Ramírez.

LA MANO DERECHA DE DUARTE

Antes de estar metido en problemas por ser un presunto participante de la red de corrupción de Javier Duarte, exgobernador de Veracruz, el diputado federal del PRI Antonio Tarek Abdala aprovechó el éxito de la canción Happy (de Pharrell Williams) para hacer su propia versión y pedir 

"En el distrito 17, para diputado Antonio Tarek, Cosamaloapan y la cuenca, por el PRI vamos a votar con Antonio Tarek, con Antonio, Antoniooo, vamos todos a votar", dice la pegajosa canción, con la que el priista eventualmente ganó la elección para diputado federal.

CANDIDATO SALSERO

El senador Jorge Luis Preciado buscó ser gobernador de Colima en 2015 por el PAN y no dudó en mostrar sus 'dotes' de cantante y rapero para invitar a los colimenses a no votar por el PRI, partido que finalmente retuvo el gobierno estatal.

"Vamos con la fuerza del pueblo, vamos a ganar, es el momento, fuera el mal gobierno que siempre ha gobernador sin un cambio verdadero, vamos ya Colima, es el momento, vamos por mejora y el progreso, ya no queremos más al PRI, hay que sacarlo de aquí", cantó el panista en uno de sus spots promocionales.

"ES EL VALECITO"

El diputado federal del PRI por Apatzingán, Noé Bernardino Vargas, aprovechó que le gusta el baile para pedirle a los michoacanos que lo llevaran a la Cámara de Diputados en 2015.

Este político, a quién el apodan el Vale, aprovechó la canción "Toma que toma" para bailar con algunos de sus simpatizantes en este jocoso video, cuya canción decía: "Vota que vota que vota, vota que vota que vota, vota que vota ya, yo tengo un voto, yo tengo un voto que llevaré a la casilla con gusto y alegría para un amigo emprendedor, el candidato es un joven bueno, él es de pueblo y es muy honesto".

Parece que la técnica publicitaria le funcionó porque ganó las elecciones.

CUMBIA POR VOTOS

El diputado federal del PRI por Tamaulipas, Baltazar Hinojosa Ochoa, usó una pegajosa canción para pedir el voto a los ciudadanos de Matamoros en 2015, en donde resultó ganador.

El exalcalde matamorense y excandidato a la gubernatura tamaulipeca usó un ritmo de cumbia para mostrar que también le daba a la bailada: "mi voto, mi voto es por Baltazar, progreso y futuro vas a encontrar, mi voto, mi voto es por Baltzar, todas mis propuestas se escucharán", cantaba una niña, mientras el candidato priista movía las caderas.