Rosario Robles busca criterio de oportunidad; afirma que está muriendo en cárcel

La extitular de Sedeasol y Sedatu reprochó trato desigual y discriminatorio y se dijo víctima del pacto patriarcal
La extitular de Sedeasol y Sedatu reprochó trato desigual y discriminatorio y se dijo víctima del pacto patriarcal
La extitular de Sedeasol y Sedatu reprochó trato desigual y discriminatorio y se dijo víctima del pacto patriarcal
La extitular de Sedeasol y Sedatu reprochó trato desigual y discriminatorio y se dijo víctima del pacto patriarcal

Rosario Robles busca criterio de oportunidad; afirma que está muriendo en cárcel

Rosario Robles.La extitular de Sedeasol y Sedatu reprochó trato desigual y discriminatorio y se dijo víctima del pacto patriarcal
Cuartoscuro
David Saúl Vela
2021-03-02 |14:55 Hrs.Actualización14:55 Hrs.

Rosario Robles, exsecretaria de Sedesol y Sedatu, acusó una discriminación y maltrato por parte de la Fiscalía General de la República (FGR), quien no ha querido acceder a una salida anticipada en el juicio que se le sigue por la llamada 'Estafa Maestra'.

Durante la audiencia celebrada el pasado viernes —según un audio que comenzó a circular la mañana de este martes—, la funcionaria tomó la palabra y durante varios minutos, con voz entrecortada, acusó que ni siquiera ha sido visitada por personal de la FGR en el penal de Santa Marta Acatitla, donde está recluida.

Aseguro, que contrario al trato que han recibido otros funcionarios como Emilio Zebadúa o Emilio Lozoya —a quienes no mencionó por su nombre—, la fiscalía les ha dado un trato preferencial, incluso, trasladándolos en helicóptero al hospital para ser atendidos y evitar que pisen la cárcel.

La exfuncionaria afirmó que ella está buscando una salida anticipada, incluso a riesgo de declararse culpable, porque cada día que pasa en el penal de Santa Marta Acatitla, a donde ingresó en agosto de 2020, está muriendo en vida.

“Por la afectación económica, familiar y de salud, porque cada día que paso en Santa Martha yo me estoy muriendo, quería abreviar este proceso, pedir el mismo trato que se le ha dado a otros. No pido un privilegio, todo el tiempo he hablado de cancha pareja y no la he tenido, y eso es lo que quiero que quede muy claro", señaló.

Ante el juez Ganther Alejandro Villar Ceballos, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur, explicó que pese a que se le había dicho que no era necesaria su presencia en la audiencia intermedia, ella decidió presentarse para exponer esta situación anómala.

"Sí quiero dejar muy claro este trato desigual, profundamente discriminatorio, la única mujer que está en la cárcel. Este sí es el pacto que no han podido romper, no pueden romper el pacto patriarcal porque forman parte de este pacto y me da pena que mujeres puedan ser expresión de esa política patriarcal, de esta discriminación. Porque soy la única, hoy por hoy, un año y medio después que está en la cárcel, señor juez. Soy la única que ha tenido que padecer toda esta situación", acusó.

Reprochó también a los ministerios públicos que la imputan, pues dijo que si ellos pasaran en prisión tan solo un día, el trato hacia las personas a las que someten a la prisión preventiva sin justificación sería otro.

“Entonces, sí quiero. Perdóneme lo efusivo, pero cada día que se vive ahí; yo de veras he llegado a la conclusión que si ahí estuvieran los ministerios públicos una semana, no más, absolutamente su manera de tratar a todo mundo sería totalmente diferente".

Recordó que el propio juez fue quien conminó a la Fiscalía General de la República a presentarse en el penal de Santa Marta Acatitla para negociar personalmente con Rosario Robles una posible salida anticipada, pero nunca acudieron.

"Nadie me visitó en el penal de Santa Martha Acatitla, nadie me ha hecho a mí, Rosario Robles, una propuesta. Me extraña enormemente las posturas que aquí se han señalado, no solo por los casos que son públicos, que todos conocemos, de gente que fue trasladada en helicóptero a un hospital sin pisar la cárcel (Lozoya), y quien está en la misma causa conmigo (Zebadúa) y no ha pisado un minuto la cárcel porque se le dio ese criterio de oportunidad", reprochó.

"Me pregunto: ¿me mandaron a Santa Martha por una licencia falsa? Me la inventaron, me han obstaculizado en todo momento el poder cambiar mi medida cautelar”, agregó.

Robles también cuestionó la posición asumida por la Auditoría Superior de la Federación y FGR de una reparación del daño por más de 5 mil 73 millones de pesos.

"La Auditoría Superior de la Federación, y quiero decirlo con toda claridad, no entiendo por qué habla de reparación del daño. Tiene facultades muy claras, señor juez, tiene facultades de pedir procedimientos resarcitorios, porque eso es lo que le interesa a una parte como la ASF. Nunca pidió un procedimiento resarcitorio con relación a mi persona, son individualísimos, personalísimos, todos lo sabemos en la administración pública. Jamás, porque nunca encontró un elemento que implicara que yo tuviera que pagar un daño, nunca me demandó", expuso.

"En el único proceso en el que (la ASF) está como parte ofendida es en este de omisión, en los que se están discutiendo los procesos de firma de convenios, que por cierto aquí mismo la Fiscalía dijo que no tuviera acceso a esas carpetas porque no estaba yo involucrada en ninguno de esos convenios, que tienen pesos y centavos, allí no está la Auditoria. Además, se utiliza la Auditoría cuando se le descalifica públicamente, como lo estamos viendo en estos días. Yo sí estaría ofendida, allí sí me sentiría parte ofendida".

Robles pidió que su trato sea con un alto funcionario que pueda decidir si le concede el criterio de oportunidad o el procedimiento abreviado.

"Yo sigo insistiendo, su señoría, tiene que ser alguien con capacidad de decisión, definitivamente, pues aquí ya no hay una forma de llegar a un acuerdo. Entonces, yo pienso que se trata de buscar la verdad y de hacer justicia, yo no voy a mentir en aras de conseguir un procedimiento anticipado o un criterio de oportunidad," manifestó.

"Yo voy a hablar con la verdad, a lo mejor el problema es que la verdad no es la que ellos creen que van a obtener, ellos quisieran otra verdad; no sé, entonces sí me gustaría muchísimo que fuera con alguien con capacidad de decisión, un superior jerárquico que pudiera platicar conmigo".