Plantean multar a quienes NO USEN cubrebocas en negocios de la CDMX

La reforma propone modificar el Artículo 32 de la Ley de Cultura Cívica de la CDMX
La reforma propone modificar el Artículo 32 de la Ley de Cultura Cívica de la CDMX

Plantean multar a quienes NO USEN cubrebocas en negocios de la CDMX

CDMX.La reforma propone modificar el Artículo 32 de la Ley de Cultura Cívica de la CDMX
Cuartoscuro
2020-08-03 |20:41 Hrs.Actualización20:41 Hrs.

Nazario Sánchez, diputado de Morena en la Ciudad de México, aseguró este lunes que presentará una iniciativa para imponer una infracción a los ciudadanos que, en espacios comerciales, se nieguen a cumplir con las medidas sanitarias estipuladas por la presencia del COVID-19 en la capital del país, como usar cubrebocas y caretas.

A través de esta medida, indicó el legislador local, se podrá apoyar a los locatarios y propietarios de negocios y comercios que obliguen a sus clientes a cumplir con las medidas sanitarias requeridas.

La reforma propone modificar el Artículo 32 de la Ley de Cultura Cívica de la entidad, para establecer que es una infracción contra la tranquilidad de las personas abstenerse de cumplir con las medidas de protección sanitarias en lugares cerrados o establecimientos mercantiles, previo a solicitud en reiteradas ocasiones por cualquier persona y cuando la entidad se encuentre en estado de emergencia sanitaria.

“El número de contagios no ha cedido debido a que no se han llevado a cabo al cien por ciento las medidas sanitarias para mitigar el coronavirus. Quienes habitamos y transitamos en la Ciudad de México no hemos coadyuvado a resolver este grave problema de salud pública”, dijo Sánchez al respecto.

“Nos encontramos todavía en semáforo naranja, con una ocupación hospitalaria aproximadamente de 65 por ciento, y se debe restringir y condicionar la reanudación de actividades conforme al Plan Gradual de la Nueva Normalidad, emitido por el Gobierno de la Ciudad de México”, continuó.

El diputado local manifestó que muchos ciudadanos no llevan a cabo las medidas sanitarias dictadas por el Gobierno de la capital, a pesar de la solicitud reiterada de dueños, encargados o gerentes de los establecimientos mercantiles.