Muñoz Ledo: AMLO ha sido mareado por sus colaboradores

Ha mostrado ser un fuerte critico de su propio partido
Ha mostrado ser un fuerte critico de su propio partido
Ha mostrado ser un fuerte critico de su propio partido
Ha mostrado ser un fuerte critico de su propio partido

Muñoz Ledo: AMLO ha sido mareado por sus colaboradores

Porfirio Muñoz Ledo.Ha mostrado ser un fuerte critico de su propio partido
Cuartoscuro
Víctor Chávez
2021-05-24 |08:38 Hrs.Actualización08:38 Hrs.


Porfirio Muñoz Ledo estima y reprocha que el presidente Andrés Manuel López Obrador “ha cedido a los consejos de usar el poder absoluto”, por lo que advierte que “veo un peligro de que en la segunda parte del sexenio se endurezca el poder”.

El aún diputado federal de Morena y al que el partido le cerró el paso a la reelección, acusa que entre “tirones y estirones” en Palacio Nacional, “el presidente ha cedido a ciertas tendencias, a ciertos consejos de los que lo rodean y el poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente. El poder marea y el poder absoluto marea absolutamente”.

“El presidente ha sido mareado por sus colaboradores que quieren que use el poder absoluto en contra del sentir de los ciudadanos y al margen de principios constitucionales; ese es el problema que estamos enfrentando”, señala.

Por lo anterior –en entrevista con el programa “La Silla Roja”, de EL FINANCIERO Bloomberg–, advierte que ve “en la segunda parte del sexenio un peligro de que se endurezca el poder, de que se reduzcan los ámbitos autónomos que son lo propio de la democracia, en el terreno del centralismo, en contra del federalismo, del municipalismo, en el terreno de la división de poderes, en el terreno del respeto de los órganos autónomos constitucionales y de respeto a la sociedad, a la gente, a la opinión pública, a la prensa”.

Luego de que se le negara también reelegirse en 2019 como presidente de la Cámara de Diputados y se congelaran algunas de sus iniciativas, se queja de que “Morena solo está promoviendo reformas que vienen de Palacio Nacional, lo que no me parece correcto, atenta cínicamente contra la división de poderes”.

“Soy incómodo para los que no hablan, para los mudos, para los seguidores del dedo; yo estoy contra la dedocracia, que fue el sentido de nuestro movimiento de 1988”, expone.

Recalca estar “a favor de los principios estatutarios de Morena y en contra de los que los violan abiertamente, que no se valen de las facultades que como miembro del partido les conceden y presiden la audiencia servil”.

Además, lamenta que hay críticas “vejatorias” del Ejecutivo a los medios de comunicación, descalifica a quienes lo critican, lo que tampoco se vale: “Hay que pedirle al gobierno que saque las manos de los medios y de las redes sociales”.