México registra casos de hongo Candida auris en pacientes con COVID-19

Se trata del "Candida auris", un hongo que resiste la aplicación de los principales fármacos conocidos
Se trata del "Candida auris", un hongo que resiste la aplicación de los principales fármacos conocidos

México registra casos de hongo Candida auris en pacientes con COVID-19

Hongo.Se trata del "Candida auris", un hongo que resiste la aplicación de los principales fármacos conocidos
Cuartoscuro
2020-12-15 |18:32 Hrs.Actualización18:32 Hrs.

La Secretaria de Salud dio que se han confirmado al menos 10 casos de Candida auris, un hongo que resiste la aplicación de los principales fármacos conocidos y que puede llegar a ser mortal.

"Al 27 de noviembre de 2020, en el estado de Nuevo León se han identificado 34 colonizaciones (aislamientos de C. auris sin datos clínicos) y diez infecciones por C. auris en pacientes hospitalizados, cinco identificadas en el torrente sanguíneo y cinco en vías urinarias", señaló dicha dependencia en un aviso epidemiológico.

De acuerdo con la dependencia, en los 10 casos confirmados de Candida auris los pacientes tuvieron COVID-19. 

"Todos los casos contaron con antecedente de neumonía por la COVID-19, hospitalización en Unidad de Cuidados Intensivos de Adultos (UCIA), antecedentes de ventilación mecánica, sonda urinaria, catéter venoso central, estancia prolongada y antibioticoterapia", señaló. 

"Entre los factores de riesgo para enfermar por este patógeno se encuentran estancias hospitalarias prolongadas, uso prolongado de antibióticos de amplio espectro o antimicóticos, terapias vasculares invasivas, cirugías recientes, antecedentes de diabetes y otras enfermedades inmunosupresoras", continuó.

Según Salud, este hongo fue aislado por primera vez en el canal auditivo de un paciente japonés en el año 2009. Ese mismo año, fue identificado en 15 pacientes con otitis crónica en Corea del Sur, nación en el cual fueron descritos los primeros reportes de candidemia por Candida auris.

En la región de las Américas, el primer brote se identificó en Venezuela en el año 2012, seguido de Colombia y Estados Unidos en 2013.