México amenazó con expulsar a la DEA del país tras detención de Cienfuegos

El general regresó a México en calidad de ciudadano tras ser detenido en Los Ángeles
El general regresó a México en calidad de ciudadano tras ser detenido en Los Ángeles

México amenazó con expulsar a la DEA del país tras detención de Cienfuegos

Salvador Cienfuegos.El general regresó a México en calidad de ciudadano tras ser detenido en Los Ángeles
Cuartoscuro
2020-11-19 |00:02 Hrs.Actualización00:02 Hrs.

El gobierno de México le advirtió a Estados Unidos que no quería agentes extranjeros en su territorio después de que su exsecretario de Defensa fuera arrestado en Los Ángeles sin el conocimiento del país, según una persona familiarizada con el asunto.

Poco tiempo después de la advertencia, el Departamento de Justicia solicitó el sobreseimiento de los cargos contra el general Salvador Cienfuegos, que incluían narcotráfico y lavado de dinero. Un juez federal de Brooklyn acordó el despido este miércoles. Cienfuegos ya fue enviado de regreso a México, donde el gobierno está investigando el caso y decidirá si lo detiene.

México expresó su descontento tanto con la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos como con la asociación de seguridad en general, dijo la persona, que pidió no ser identificada porque las conversaciones entre gobiernos son privadas. Se le dijo a Estados Unidos que no podía tener las dos cosas, pidiendo extradiciones y agentes en el terreno, y luego realizando operaciones encubiertas a espaldas de la nación, dijo a Bloomberg News otra persona familiarizada con las conversaciones.

Ninguna de las personas tenía conocimiento de una amenaza directa, o un quid pro quo, para expulsar a la DEA si Cienfuegos no regresaba.

Pero el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se enfureció durante semanas por su desconocimiento de la investigación sobre Cienfuegos que llevó a su arresto el 15 de octubre.

Tras la detención, el mandatario advirtió que se investigaría el papel de la DEA en México, y el canciller Marcelo Ebrard dijo a la revista mexicana Proceso que sería objeto de revisión.

El Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos y el Departamento de Justicia se negaron a comentar el miércoles por la noche.

Estados Unidos acusó a Cienfuegos de ayudar al cartel de la droga H2 al apuntar a sus rivales para una acción militar y advertirle de las investigaciones estadounidenses, entre otros actos.

Los fiscales citaron miles de mensajes de Blackberry interceptados para pintar una imagen de Cienfuegos, apodado "Padrino" o el Padrino, como un benefactor todopoderoso que se aseguró de que miles de kilogramos de metanfetamina, cocaína, heroína y marihuana llegaran a las ciudades de Estados Unidos.

En una demanda inusual, la jueza Carol Amon hizo comparecer ante el tribunal el miércoles al fiscal interino de los Estados Unidos, Seth DuCharme, para explicar el giro.

“La oficina respalda su caso”, dijo sobre el Distrito Este de Nueva York. Si bien "no le preocupaba" la solidez del caso, le dijo a Amon, "francamente, había un equilibrio de interés" que involucraba "la relación de Estados Unidos con México y con los esfuerzos cooperativos de aplicación de la ley que tocan este caso, incluida la corrupción pública".