Mario Villanueva solicita prisión domiciliaria y dice ser inocente

Días mejores.
Mario Villanueva cuando era gobernador de Quintana Roo
Días mejores.
Mario Villanueva cuando era gobernador de Quintana Roo

Mario Villanueva solicita prisión domiciliaria y dice ser inocente

Días mejores.Mario Villanueva cuando era gobernador de Quintana Roo
Cuartoscuro
2016-12-22 |12:24 Hrs.Actualización13:01 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el exgobernador de Quintana Roo fue uno de los últimos gobernantes en caer preso por narcotráfico y lavado de dinero

"Continuaré la lucha por demostrar mi inocencia".

Son las palabras del exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid (1993-1999), que envió una carta a medios mexicanos este jueves en la que informó que pedirá el beneficio de la prisión domiciliaria en México, una vez que sea extraditado a nuestro país.

Villanueva Madrid saldrá este viernes de una prisión en Lexington, Kentucky, donde el exmandatario cumplió una sentencia de 17 años por lavado de dinero, aunque se tomaron en cuenta los nueve años que estuvo preso en México antes de ser deportado a territorio estadounidense.

Sin embargo, el exgobernador mexicano recordó que aún debe cumplir con una pena de 22 años, siete meses y 22 días, sentencia dictada por los delitos de narcotráfico y lavado de dinero.

El exmandatario dijo no saber a qué prisión será enviado en México, pero por su edad (68 años), además de las enfermedades que padece, pedirá la prisión domiciliaria, pues la atención que recibió en Estados Unidos no está disponible en ningún penal mexicano.

"Deberían llevarme directamente a mi casa, pero no será así, y llegando a México solicitaré se me otorgue el beneficio de compurgar la pena en el domicilio en lugar de la cárcel", aseguró Villanueva Madrid en su carta.

Para ello, agregó, presentará su expediente médico generado en las prisiones de EU, en el que se detalla las enfermedades que padece así como el tratamiento que recibe.

Villanueva Madrid aseguró que continuará luchando por demostrar su inocencia, pues la investigación en su contra del Congreso del Estado de Quintana Roo "va demostrando que son falsos los hechos de los que me acusaron. Jurídicamente mi caso es muy sencillo, pero ha faltado voluntad política para aplicar la ley, mi gran esperanza es la comprensión del presidente Peña Nieto".

Cuando aún era gobernador de Quintana Roo, Villanueva fue acusado de tener nexos con el narcotráfico al permitir que su entidad fuera paso de la droga procedente de Colombia. Inclusive fue interrogado por el zar antidrogas Mariano Herrán Salvati, cuando estaba al frente del Ejecutivo estatal.

El Chueco no se presentó a entregar el cargo a su sucesor Joaquín Hendricks Díaz y estuvo prófugo hasta mayo de 2001, cuando fue detenido en Cancún.

Villanueva fue recluido en el Altiplano y en junio del 2007, tras ser absuelto por narcotráfico, fue detenido para cumplir con la extradición hacia Estados Unidos para ser juzgado por delitos contra la salud y asociación delictuosa en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York.