Mandar el 'pack' sin permiso será motivo de prisión en este estado

Pornovenganza.
Difundir imágenes, texto y grabaciones de contenido erótico o sexual será delito
Pornovenganza.
Difundir imágenes, texto y grabaciones de contenido erótico o sexual será delito

Mandar el 'pack' sin permiso será motivo de prisión en este estado

Pornovenganza.Difundir imágenes, texto y grabaciones de contenido erótico o sexual será delito
Nación321
2018-08-03 |14:49 Hrs.Actualización15:26 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la intimidad y privacidad del cuerpo la decides tú

 A partir de este 1 de agosto, Yucatán se convirtió en el primer estado del país en penalizar hasta con nueve años de cárcel, la difusión de imágenes, texto y grabaciones con contenido erótico o sexual obtenidas con o sin el consentimiento de la persona involucrada.


Al entrar en vigor la modificación al Código Penal aprobado por la actual Legislatura, la diputada presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Celia Rivas Rodríguez, destacó que con estas reformas Yucatán sienta precedente a nivel nacional al penalizar los delitos contra la imagen personal, conocido como pornovenganza.

Rivas Rodríguez precisó que no se está sancionando la conducta de tomarse fotografías entre parejas, lo que se conoce como sexting, sino se penaliza que sin permiso de una de las partes, esas imágenes, sonidos o charlas sean compartidos con terceros incurriendo en malas prácticas.

La diputada priista recordó que para llegar a esas modificaciones se escuchó a expertos e integrantes de diversos sectores de la sociedad, incluso a víctimas de este delito, testigos vivos de las consecuencias de la pornovenganza.

Las modificaciones realizadas establecen sanciones de hasta uno a cinco años de prisión a quien revele, publique, difunda o exhiba contenido erótico, sexual o pornográfico obtenido con el consentimiento de otra persona, a través de mensajes telefónicos, publicaciones en redes sociales, correo electrónico o cualquier otro medio.

Además, se penalizará desde seis meses a cuatro años de prisión a quien coaccione, hostigue o exija a otra persona, con la amenaza de revelar, publicar, difundir o exhibir sin su consentimiento contenido erótico que previamente le hayan proporcionado. Añadió que, en caso de ser menores de edad, la pena aumentará hasta dos años más.