Los pleitos que ha tenido AMLO con la "prensa fifí"

AMLO y la prensa.
El presidente ha demostrado que no le agrada el tipo de prensa a la que llama conservadora
AMLO y la prensa.
El presidente ha demostrado que no le agrada el tipo de prensa a la que llama conservadora

Los pleitos que ha tenido AMLO con la "prensa fifí"

AMLO y la prensa.El presidente ha demostrado que no le agrada el tipo de prensa a la que llama conservadora
Especial
2019-05-09 |08:17 Hrs.Actualización08:17 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque los medios de comunicación sirven para cuestionar al poder

Conservadores, fifís y maiceados son algunos de los calificativos que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha utilizado para referirse a la prensa que él considera que está al servicio de un viejo régimen que ya terminó.

El presidente ha dicho que respeta a los medios y que en su gobierno habrá libertad de expresión; sin embargo, también ha dejado claro que no se quedará callado ante los ataques de este tipo de prensa, pues según él, están molestos por el cambio que empezó en el país.

Pero sus polémicas declaraciones en contra de Reforma, el periodista Carlos Loret de Mola, o de la prensa en general, le han valido críticas por parte de sus detractores. 

En Nación321 te dejamos un recuento de los pleitos que el presidente se ha aventado con la "prensa conservadora", como le dice AMLO.

REFORMA

Uno de los pleitos más sonados entre la prensa y AMLO es con el diario Reforma, a quien el presidente acusó de inventar, volar notas y obedecer a los intereses del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Esto, luego de que el diario, propiedad de Alejandro Junco de la Vega, publicara una nota afirmando que durante el primer mes de gobierno de Andrés Manuel López Obrador aumentaron los homicidios 65 %.

"Aparece en el Reforma, en ocho columnas, de que se dispara la violencia en el tiempo que llevamos, los entiendo, así actúa el conservadurismo, pero no es cierto lo que dice", dijo AMLO, el 2 de enero de 2019.

Puedes ver aquí el momento a partir del minuto 35.

El 8 de marzo, el presidente y el diario volvieron a tener otro enfrentamiento. Esta vez por un problema con Hacienda. Resulta que el Servicio de Administración Tributaria envío al dueño de Reforma un citatorio por una supuesta discrepancia fiscal.

Reforma aseguró que esto era una forma de persecución al diario por el tipo de notas y reportajes que hacía.

¿Qué dijo el presidente?

"Es un periódico que surge en el gobierno de Salinas, que ha procurado no tocar a Salinas, que nunca cuestionó el saqueo neoliberal, que simuló que combatía la corrupción, señalando, acusando a funcionarios menores, a chivos expiatorios, que ayudó en el fraude electoral, ésas son nuestras diferencias", dijo en su conferencia mañanera.

Los encontronazos con el diario siguieron a tal grado que el 26 de abril, Carmen Aristegui escribió una columna en donde consideró como una equivocación elegir a un medio de comunicación como su adversario político.

Aristegui escribió que el presidente no debe ponerse al tú por tú con un medio de comunicación como si fuera un ciudadano común porque no lo es, pues representa al Estado mexicano.

"No es que Reforma no pueda ser tocado con el pétalo de un reclamo o que no pueda ser sujeto de todas las críticas o reclamos que se quieran. El tema aquí es la procedencia del ataque y la decisión calculada de convertir a Reforma en el oponente, o en el mejor de los casos, en el sparring el presidente", escribe Aristegui en su columna titulada El presidente vs. Reforma.

LORET DE MOLA

Una boda calificada como 'fifí' fue el inicio de este pleito entre AMLO y el periodista Carlos Loret de Mola.

El 16 de octubre, antes de que AMLO tomara posesión del cargo de presidente, fue entrevistado por un grupo de reporteros y uno de los temas fue la boda de su colaborador más cercano César Yáñez, quien contrajo nupcias con Dulce Silva, empresaria de bienes raíces.

Ante la pregunta sobre si César Yáñez había presentado su renuncia tras el escándalo que ocasionó su boda, el entonces presidente electo decidió contestar con algunas indirectas y otras muy directas a Carlos Loret de Mola.

"Loret, ¿le creen ustedes a Loret? No, no (presentó Yáñez la renuncia), hay periodistas con todo respeto mienten como respiran y ya, no lo vuelvo a decir", finalizó AMLO.

Este comentario no fue bien recibido por el conductor de Televisa, quien lamentó los comentarios de López Obrador.

Pero ahí no acabó la bronca, el 25 de ese mismo mes, AMLO llamó "pregonero" a Loret de Mola por la forma en que presentó la cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Ante este señalamiento, el periodista afirmó que continuará diciendo lo que piensa pese a los ataques por parte de AMLO.

REPORTEROS, ¿PRUDENTES?

Uno de los más controversiales momentos de la administración de AMLO fue cuando lanzó un comentario que ofendió a muchos ciudadanos y periodistas.

¿Por qué? Todo inició cuando durante su conferencia matutina del 15 de abril fue cuestionado sobre cómo se sentía después del diálogo que sostuvo con el periodista de Univisión, Jorge Ramos, quien lo cuestionó fuertemente sobre la inseguridad de México.

La respuesta de López Obrador fue la siguiente:

"Vi a un columnista diciendo que los que venían aquí no eran buenos periodistas, que Jorge Ramos sí era muy buen periodista. No, yo pienso, con todo respeto discrepo, creo que ustedes no solo son buenos periodistas, son prudentes, porque aquí les están viendo y si ustedes se pasan pues ya saben, ¿no? lo que sucede, pero no soy yo, es la gente, no es conmigo, es con los ciudadanos que ya no son ciudadanos imaginarios, hay mucha inteligencia en nuestro pueblo, entonces antes se menospreciaba a la gente".

Y aunque después López Obrador agregó que su gobierno garantizará las libertades y habrá un diálogo circular con debate y cuestionamientos de los periodistas hacia el presidente de México, la controversia ya se había generado.

Por ejemplo, Denise Dresser consideró como una amenaza los dichos del mandatario.

Al día siguiente, AMLO salió a explicar que no se trataba de una amenaza y que su gobierno no va a hacer "lo que injustamente le hicieron a José Gutiérrez Vivó, que lo expulsaron del país, o lo que le hicieron a Carmen Aristegui, o lo que le hicieron a muchísimos periodistas de todo el país, solo les fue bien a los que se dedicaban a quemar incienso, y a otros que resistieron, que hicieron un periodismo libre e independiente que merecen todo nuestro respeto".

Y hasta invitó a los "voceros de Salinas (de Gortari)" a acudir a sus mañaneras.

RIVA PALACIO

Otro de los encontronazos con la prensa se dio con el columnista Raymundo Riva Palacio, de El Financiero, quien aseguró en su columna Estrictamente Personal que Alfonso Romo, Jefe de la Oficina de Presidencia, le había presentado su renuncia a López Obrador, quien la habría rechazado.

Aunque rápidamente Romo salió a desmentir esta información y asegurar que ni siquiera se había planteado esta idea, durante su conferencia mañanera del 8 de mayo de 2019, AMLO retomó el tema y se lanzó contra el columnista.

Sin mencionar a Riva Palacio por su nombre pero en obvia referencia al caso sentenció: 

"Les pagaban a los columnistas. Los que ahora están dale y dale y dale y que incluso inventan cosas como la renuncia de Romo. Cobraban por sus servicios en el Gobierno y no doy a conocer los datos porque no lo considero sano, pero sabemos por qué esa actitud"

«AMLO»

Pero ahí no se detuvo el mandatario, pues recordó que gobiernos anteriores gastaban mucho dinero en "el maiceo, en el chayote", forma coloquial de referirse a la compra de los medios de comunicación, periodistas o columnistas por parte de los gobiernos. 

Por su parte, Riva Palacio aseguró para Grupo Fórmula, que era lógico que se desmintieran sus dichos. 

"Tanto Romo como el presidente deben hacer el desmentido de manera natural porque sino sería equivalente a hacer lo contrario, a haber aceptado la renuncia (...) No hay sorpresa; sabía que eso iba a suceder", puntualizó.