Los 4 días que Enrique Peña Nieto quisiera olvidar en su sexenio

Peña Nieto.
El priista dejará la Presidencia de México el 1 de diciembre
Peña Nieto.
El priista dejará la Presidencia de México el 1 de diciembre

Los 4 días que Enrique Peña Nieto quisiera olvidar en su sexenio

Peña Nieto.El priista dejará la Presidencia de México el 1 de diciembre
Cuartoscuro
2018-08-21 |18:42 Hrs.Actualización19:43 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Peña Nieto ya casi termina su sexenio, pero queremos que antes refresques la memoria

Si has tenido un día difícil, acuérdate de los que ha vivido Enrique Peña Nieto durante su gestión y quizá se te pueda pasar el malestar.

El presidente de México está a pocos meses de terminar su gestión. El 1 de diciembre entregará la banda presidencial a Andrés Manuel López Obrador y durante el tiempo que estuvo en Los Pinos tuvo al menos cuatro días donde le llovió sobre mojado.

Estos son los cuatro días más difíciles que ha vivido el priista en estos años de gobierno. 

1. REUNIÓN CON AMLO

Este lunes, el aún presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete tuvieron la primera reunión que oficializó la transición entre el gobierno entrante y el saliente, pero hubo momentos que lo incomodaron, sobre todo por las preguntas que se hicieron en la conferencia.

En la inédita reunión hubo al menos cuatro temas que seguro le provocaron algunos retortijones.

Para empezar, el 8 de agosto quedó libre Elba Esther Gordillo, la exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quien fue detenida en 2013 por presunto lavado de dinero y defraudación fiscal, pero cinco años después fue absuelta.

Por esa razón, el 20 de agosto tuvo una conferencia de prensa donde aseguró que fue una "perseguida política" del gobierno de Peña Nieto (sin mencionarlo) y aseguró que ahora que se encuentra libre "se ha derrumbado" la reforma educativa impulsada en este sexenio.

(En 2010 la maestra podía sentarse y sonreír al lado de quien sería el presidente de México y su presunto "persecutor").

Ante los cuestionamientos de la prensa sobre las recientes declaraciones de Gordillo, Enrique Peña Nieto contestó que para su gobierno no tenía trascendencia las palabras de la maestra y descartó que la chiapaneca fuera una perseguida política.

"Es inadmisible e inaceptable el afirmar que la maestra, cuya carrera, trayectoria, es conocida públicamente y el juicio que enfrentó, haya tenido que ver con una persecución del orden político, nada más falso que ello y realmente no tengo más respuestas para quien se les respeta sus derechos políticos y en lo que ella ha realizado"

«Enrique Peña Nieto»

En este evento Peña Nieto también escuchó de frente lo que Andrés Manuel López Obrador llevaba diciendo por años: tirar la reforma educativa.

Lo único que pudo hacer el actual presidente ante las preguntas de los reporteros fue decir que su administración seguirá implementando la reforma como marca la ley, además de agregar que en ese tema no había disputas sino que tenían visiones distintas para que los jóvenes tuvieran una educación de mayor calidad, laica y gratuita.

En su cara, López Obrador dijo que la reforma educativa se va a cancelar. 

"Quiero dejar de manifiesto que se va a cancelar la actual reforma educativa y va a ser sustituida por otra reforma"

«Andrés Manuel López Obrador»

¡Pum! El comentario de AMLO seguro no le hizo mucha gracia a Peña Nieto.  

Respecto al Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), AMLO reiteró su posición sobre consultar a la población acerca de la construcción de esta obra y que se decida sobre dos opciones: la primera es que se continúe y la segunda es sobre la construcción de dos pistas en la base militar de Santa Lucía y se conserve el aeropuerto internacional Benito Juárez.

Respecto a esto, Peña Nieto dijo que "evidentemente" había visiones distintas sobre el proyecto. Además, el exgobernador del Estado de México explicó que las obras continúan, ya que existen contratos firmados.

Y en cuanto al último tema que hizo al presidente pasar un mal rato justo ese día, fue el de la inseguridad que vive el país, ya que el quinto año del sexenio de Peña Nieto ha sido el más violento de la historia de México, desde que hay registro en 1997. 

El titular del Ejecutivo dijo que es el primero en reconocer que su gobierno no tuvo los avances suficientes para brindar seguridad a toda la población.

Definitivamente fue un mal día. 

2. ¿BULLYING AL GOBIERNO?

No podemos olvidar otro día que hasta se le vio enojado al mexiquense y fue cuando dijo que le hacían bullying al gobierno federal cuando se trata de temas de seguridad.

"Lamentablemente a veces se escuchan más las voces que vienen de la propia sociedad civil que condenan, que critican y hacen bullying sobre el trabajo que hacen las instituciones del Estado mexicano"

«Enrique Peña Nieto»

Esto sucedió el 14 de noviembre de 2017, cuando Peña Nieto sostuvo su participación en el "Sexto foro nacional sumemos causas. Por la seguridad, ciudadanos + policías". 

Además, en ese evento, Peña Nieto dijo que la ciudadanía quería obtener resultados de las propias instituciones a las que todos los días "desmorona" y "descalifica", sobre todo hablando de los policías.

Esta declaración dio mucho de que hablar porque en algunos sectores de la opinión pública se dio a entender que Peña Nieto descalificaba las voces de los familiares que habían sufrido pérdidas o habían sido víctimas de la delincuencia. 

Mira el video. 

3. REUNIÓN CON TRUMP

Otro de los días difíciles para el exgobernador del Estado de México fue la visita de Donald Trump el 31 de agosto de 2016 cuando el republicano todavía era candidato a la presidencia de Estados Unidos. 

La Oficina de la Presidencia mexicana invitó a los dos excandidatos presidenciales de Estados Unidos, a la demócrata Hillary Clinton y al actual presidente Trump. Sin embargo, la percepción fue que el gobierno mexicano apostó más por tener al republicano, quien vino primero y Clinton declinó después.  

Donald Trump hizo declaraciones polémicas al anunciar su candidatura el 16 de junio de 2015, al decir que los mexicanos que llegaban a Estados Unidos eran "violadores".

"Cuando México manda a su gente, ellos no están mandando lo mejor. Están mandando gente que tiene un montón de problemas y están trayendo esos problemas con nosotros. Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores y pocos, asumo, son buenas personas"

«Donald Trump»

Cuando se anunció que el magnate estadounidense visitaría México, la opinión pública se desató en contra de Peña Nieto. Y el mismo día que Trump visitó Los Pinos, manifestantes tomaron el Ángel de la Independencia, y personajes políticos como Miguel Ángel Mancera o Ricardo Anaya se manifestaron en contra.

Columnistas, comentaristas de televisión y los medios de comunicación en general, aparte de líderes de opinión, le reprocharon a Peña Nieto su postura ante el candidato republicano, por no defender tajantemente a los migrantes mexicanos y no mostrar de manera definida un rechazo a la construcción del muro fronterizo.

Al término de esa reunión, los dos personajes dieron una conferencia de prensa en donde se habló sobre el polémico muro que el estadounidense quiere construir en la frontera para frenar el paso de los migrantes. 

Trump dijo que se había discutido pero no dijo quién lo pagaría y Peña Nieto se limitó a decir que no coincidían en algunos puntos y mencionó la problemática de la inmigración ilegal, el tráfico de armas y dinero que vienen de Estados Unidos.

4. "PIDO PERDÓN POR LA CASA BLANCA"

Otro día que recordaremos fue cuando el presidente Enrique Peña Nieto dijo que sintió la irritación de los mexicanos y pidió perdón por el caso de la "casa blanca", una propiedad de su esposa Angélica Rivera que presuntamente lo involucró en un conflicto de interés. 

"En carne propia sentí la irritación de los mexicanos, la entiendo perfectamente, por eso con toda humildad les pido perdón, y les reitero mi sincera y profunda disculpa por el agravio y la indignación que les causé"

«Enrique Peña Nieto»

Esto sucedió el 18 de julio de 2016 cuando tenía un evento en el que se promulgaban las siete leyes secundarias para crear el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), en donde además dijo que por ese tema se lastimó la investidura presidencial, dañó la confianza en el gobierno y reconoció que cometió un error.

El caso de la "casa blanca" fue una investigación realizada por el equipo de la periodista Carmen Aristegui en noviembre de 2014, donde se reveló que su esposa Angélica Rivera tenía una propiedad millonaria la cual se adquirió con un contratista de gobierno, lo que creaba un posible conflicto de interés.

Con información de El Financiero