Lo que debe hacer Peña Nieto en su último año, según especialistas

2012-2018
Al priista todavía le queda un año para continuar en Los Pinos
2012-2018
Al priista todavía le queda un año para continuar en Los Pinos

Lo que debe hacer Peña Nieto en su último año, según especialistas

2012-2018Al priista todavía le queda un año para continuar en Los Pinos
Cuartoscuro
2017-12-01 |06:24 Hrs.Actualización09:31 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque todavía le quedan compromisos y promesas por cumplir

El presidente Enrique Peña Nieto cumplió 5 años al frente del gobierno mexicano y ahora solo le quedan 12 meses para dejar Los Pinos.

¿Qué viene para él en su último año y cuáles son sus pendientes más importantes? En Nación321 hablamos con un par de especialistas y esto es lo que nos dijeron.

SEGURIDAD, LA GRAN DEUDA

Sin duda el tema de la violencia en el país es uno de los grandes pendientes de la administración actual. Apenas en octubre pasado se registraron 2 mil 371 carpetas de investigación por homicidios dolosos, la cifra más alta para este delito en los últimos 20 años, según datos de la Secretaría de Gobernación.

Ivonne Acuña Murillo, académica del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana, dijo que un problema del actual gobierno fue no establecer una estrategia en seguridad distinta a la de Felipe Calderón

"Por lo tanto, uno de sus pendientes más importantes será el tratar de bajar los índices de delincuencia en lo que le queda de su año", dijo la especialista.

A pesar de que pueda o no lograrlo, hechos como la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa en 2014 le quedarán como un lastre al acabar su sexenio, agregó Acuña Murillo.

ECONOMÍA ESTANCADA

En octubre pasado, el mismo presidente presumió que durante su administración se han creado más de 3 millones de empleos, una "cifra histórica".

"A pesar de que se han creado empleos, falta ver de qué tipo, temporales o permanentes, así como el tamaño de sus sueldos. Además, tiene una deuda grande porque desde hace varios sexenios no se ha la logrado crecer la economía del país al orden del 5%", comentó Ivonne Acuña.

En esto concuerda, Horacio Vives, profesor del Departamento Académico de Ciencia Política del ITAM.

"La economía se encuentra estancada y no crece, además los pronósticos de crecimiento para el siguiente año cada vez más se ajustan a la baja, y si a eso le sumas la incertidumbre de lo que va a ocurrir con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pues no hay un panorama alentador para 2018", destacó el investigador. 

Ese mismo mes de octubre, el Fondo Monetario Internacional recortó su estimación de crecimiento para la economía mexicana para el siguiente año al orden de 1.9%, según el informe de Perspectivas Económicas Mundiales.

ELECCIONES, ¿LIMPIAS?

En 2018 habrá comicios federales en el país, en donde se elegirán 500 nuevos diputados, 128 senadores y algunos mandatarios estatales, como el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Sin embargo, la elección del presidente de la República será la de mayor atractivo.

¿Qué debe hacer Peña Nieto ante este panorama? Tanto Ivonne Acuña, de la Ibero, como Horacio Vives, del ITAM, sostienen que el mandatario debería propiciar elecciones limpias sin la intervención del gobierno federal, lo cual, también coinciden los dos, probablemente no sucederá.

"Peña debe cuidar el proceso electoral, que transcurra de manera pacífica y así que sea transparente, que no haya una intervención en las elecciones ni mucho menos de manera descarada", dijo a Nación321 Ivonne Acuña.

La especialista agregó que dentro del PRI ya comenzamos a ver comportamientos como si José Antonio Meade, exsecretario de Hacienda, ya fuera a ser el presidente, por lo tanto Peña Nieto ya pasa a un segundo plano. "Los veremos aparecer en las planas interiores y ya no en primeras planas de los diarios", sostuvo.

Horacio Vives dice que el siguiente año podremos ver una doble estrategia del mandatario priista. "Lo que podemos esperar es por un lado una retirada tratando de ordenar la mayor cantidad de pendientes del gobierno, y por otra parte atendiendo a que su candidato y su partido sea competitivo para la elección., para lo cual van a estar destinando muchos recursos".

MEJORAR SU IMAGEN

De acuerdo con la última medición hecha por El Universal, el presidente Enrique Peña Nieto tiene una aprobación de 31%. Además, el 70% de los mexicanos cree que el país va por mal camino, mientras otro 84% aseguró que los problemas rebasaron al priista.

"Comparando los tres últimos sexenios, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón, los 3 presidentes acabaron con una aprobación del 60%, estamos muy lejos de esto, pues nunca un presidente había estado en una situación tan desfavorable", dijo el profesor Horacio Vives.

Ante ello, el académico afirma que el gobierno tratará de construir una narrativa sobre un legado positivo, el cual será difícil que se impregne en una ciudadanía enojada, pues el desempeño de este gobierno está asociado a cuestiones negativas como la corrupción de los exgobernadores priistas o de las malas decisiones que tomó. 

"Ese es un lastre que se quedó de manera indeleble en el gobierno y que de alguna manera van a tratar de revertir en los siguientes meses, solo habrá que ver qué tan exitosa podrá ser, porque el enojo y el descontento ciudadano con su desempeño es muy elevado", sentenció Horacio Vives.

Del otro lado, la académica de la Ibero afirma que Peña Nieto tiene varios pendientes si es que quiere mejorar su imagen, como por ejemplo la elección del fiscal anticorrupción, la presentación de los gobernadores corruptos ante la justicia, cumplir con los compromisos que firmó al inicio de su sexenio o demostrar resultados de sus llamadas reformas estructurales.

"Hará un esfuerzo por mejorar su imagen, es un gobierno que ha gastado mucho en comunicación y es parte lo que los presidentes intentan, pues piensan en su legado y en su memoria", dice Ivonne Acuña, aunque no le augura un buen final.

"Su administración va a ser vista como un gobierno fallido, y eso es lo que va a tratar de revertir el año que entra. La inseguridad aumenta, la desigualdad aumenta, la economía no crece como quisiéramos, las reformas no han dado los frutos que se prometió, entonces es grande el reto que tiene para tratar de vender la idea de que hizo algo bueno y fue un buen presidente, aunque me parece que no podrá decir eso", finaliza la especialista de la Ibero.